Tag archive

Edith Padrón

“Todo el mundo tiene un fisquitero dentro de sí aunque no lo sepa”

Ciencias Texto:

Edith Padrón es profesora de la Sección de Matemáticas de la Universidad de La Laguna y la coordinadora del proyecto Un Fisquito de Matemáticas. Esta idea surgió con la intención de ofrecerle a los alumnos la oportunidad de disfrutar de charlas divulgativas sobre distintos temas relacionados con las Matemáticas en sólo 10  minutos. Las conferencias llevan organizándose cerca de tres años. Tras terminar la quinta temporada, valora su desarrollo, la evolución del proyecto y cuenta sus expectativas para la próxima edición.

¿Cómo valora el trascurso de la quinta temporada de fisquitos? “Muy bien. Ya son dos años y medio. Además, en esta temporada hemos tenido charlas magníficas; gente nueva que hemos descubierto, tanto alumnos como profesores… También he de decir que en el concurso Monólogos Científicos de Canarias participaron varios fisquiteros que han estado con nosotros. Presentaron sus monólogos con mucho éxito. Una antigua fisquitera nuestra ganó el segundo premio y otro chico estuvo entre los finalistas, así que ha ido muy bien, estoy muy contenta”.

¿El alumnado se muestra dispuesto a participar como ponente o prefiere dejarlo en manos del profesorado y especialistas? “Creo que todo el mundo tiene un fisquitero dentro de sí, aunque no lo sepa. Lo que pasa es que los científicos son bastante tímidos, les da un poco de vergüenza llamar la atención. Entonces, suelo animarlos y como a mí no me dicen que no, terminan haciéndolo. Creo que piensan que diez minutos no son algo tan difícil… Pero con el tiempo han aprendido que 10 minutos son más complicados que una hora. Además, hay otra cosa en la que suelo insistir. Nosotros ayudamos les ayudamos a preparar la charla. Ellos proponen el tema y hacemos ensayos previos. En realidad, esto es como una escuela de aprendizaje. Lo hacen bien porque practican”.

“Todos nos encontramos en el Aula Magna y en 10 minutos aprendemos juntos, unos de los otros”


¿Qué temas considera que suelen interesar más? “No lo sé, porque hay algunos muy aplicados, que gustan mucho; pero también hay otros que son más propiamente matemáticos, que también sorprenden. Por tanto, no te sabría decir. Puede haber temas muy variados. Intentamos que no sólo sean matemáticos. De hecho, este año hemos tenido un alumno de física y un astrofísico. Además, la última ponente fue una profesora de secundaria asociada a la Fundación La Orotava. Siempre procuramos tener diversidad de enfoques. Es importante que no solo seamos los matemáticos los que estemos hablando y que escuchemos a gente que trabaja con números en otros ámbitos”.

¿Qué le motiva a continuar temporada tras temporada organizando este proyecto? “Me gusta muchísimo, sobre todo la labor que se hace con los alumnos. Ves como crecen, se dan cuenta de las dificultades de contar y de llegar a un público general. Aunque muchos seamos matemáticos, siempre es enriquecedor dirigirse a gente que no sabe del asunto que quieres tratar. Está relacionado con la divulgación y es un trabajo colaborativo, cosas de las que soy fan. El trabajo es de los conferenciantes, del público que acude… Los asistentes tienen una labor y es estar allí en punto, escuchar y preguntar. Los fisquiteros buscan temáticas y ellos mismo animan a otros chicos a que envíen un correo para participar. Yo diría que es un divertimento más que un trabajo. Me lo paso pipa”.

“Más que aprender, despertamos la curiosidad porque muchas veces no da tiempo de profundizar”


¿Aconsejaría a las facultades vecinas promover un proyecto como este? “Sí. Es algo que se podría hacer en cualquier Facultad. Ahora estoy planificando la sexta temporada y no supone mucho trabajo. Lo que conlleva de más es quizás la supervisión de los alumnos. Es un proyecto precioso, pues todos nos reunimos voluntariamente. Esa es un poco la idea. Más que aprender, despertamos la curiosidad porque muchas veces no da tiempo de profundizar. Además, los fisquitos son grabados por con lo cual estamos creando un material a disposición de todos. Son una herramienta de trabajo para alumnos de secundaria y profesores. Gracias a estos vídeos damos visualización a lo que se lleva a cabo desde la universidad”.

¿Tiene algún método a la hora de decidir de qué tratará cada fisquito? “No. Lo importante son los fisquiteros, ellos deciden el tema. Los alumnos a veces quieren participar, pero no saben que contar. Entonces, les envío una lista de posibles ideas y ellos deciden tratar una. Buscan su propio material y nunca desecho una propuesta que hagan, evidentemente. Lo único que deben hacer es preparar algo serio. Serio no se refiere a que no puedan ser entretenidos y hacer teatrillo, que les encanta; sino en el sentido de que el contenido del que estén informando debe que tener una garantía científica. Siempre les digo lo mismo: ‘Hazlo como quieras, usa el método que desees, lo importante es que trasmitas algo que esté relacionado con las Matemáticas y que tenga un contenido fiable’”.

¿Qué espera de la siguiente temporada? “Las temporadas son como las series, los principios y los finales tienen que ser apoteósicos. Se encargará del inicio un alumno de máster y tengo la impresión de que será sorprendente. El final lo cubrirá un profesor de Secundaria que colaboraba en el Proyecto Estalmat, un programa para estimular el talento matemático. Contaremos con Antonio Pérez, que participaba en La 2 de Televisión Española. Aunque tenemos pocas mujeres, una alumna hablará de cuestiones relacionadas con la aplicación de las Matemáticas. Comenzará el 1 de marzo y terminará el 26 de abril, a no ser que haya algún retraso. Todos tendrán lugar los jueves, menos quizás el de Antonio Pérez que se adaptará al miércoles. Tengo la esperanza de que salga bastante bien”.

‘Héroes ocultos de la ciencia’, penúltimo fisquito de la temporada

Ciencias Texto:

Tras una semana de parón, el Aula Magna de la Sección de Física y Matemáticas de la Universidad de La Laguna (ULL) acogió ayer jueves el penúltimo fisquito de este cuatrimestre; comenzó las 10.45 de la mañana y contó con una novedad: el fisquitero no estaba en la sala. Yeray Barrios, estudiante de doctorado de Ingeniería Informática de la Universidad de Hamburgo, defendió su conferencia mediante un vídeo de diez minutos en el que se complementaba su narración con imágenes.

“La ciencia está llena de grandes y pequeñas contribuciones que, a título individual, nos pueden contar algo, pero juntas nos revelan el verdadero mapa de la Ciencia”. Cuando nos adentremos en este mundo, aseguró Barrios, debemos conocer nuestros antecesores, por ello, en el desarrollo de la cita se expusieron algunos de esos Héroes ocultos de la ciencia. Hipatia de Alejandría, Hedy Lamarr, Edmund Halley o Ada Lovelace, son algunas de esas grandes figuras que están detrás de importantes avances científicos y, que en las actualidad son poco reconocidos, tal y como afirmó el ponente.

Ya en el final de su discurso, Barrios destacó la labor de dos mujeres pertenecientes a la institución lacunense: Laura García, Coordinadora de los Servicios de Divulgación de la ULL, y Edith Padrón, encargada de este proyecto. El jueves de la próxima semana se cerrará la quinta temporada de este ciclo de conferencias con Ana María Delgado. La secretaria de la Fundación Orotava Historia de la Ciencia utilizará sus diez minutos en una jornada titulada El Teide, el marino y el círculo.

El ‘fisquito’ más apetitoso

Ciencias Texto:

“Es la primera vez que veo tanta gente en un fisquito”  afirmaba con emoción Edith Padrón, organizadora de estas charlas científicas, al ver que el salón de actos estaba abarrotado. Esta situación especial se produjo por la ponencia de José Sabina de Lis, profesor de Matemáticas de la Universidad de La Laguna, que aprovechó sus diez minutos para explicar su exposición Una simple cuestión de escala.

El ejemplo para explicar su fórmula matemática fue muy simple, el tiempo de cocción de un trozo de carne. Sabina de Lis nombró una experiencia personal, basada en calcular cuánto tiempo debe de estar en el interior del horno, en función del peso. Para ello, nombró a diversos científicos como Joseph Fourier, que postuló la ley que describe como se transvasa el calor en sólidos. Asimismo, definió de forma analítica los supuestos de por qué ocurría esto, citando también a Felix Klein, que distinguió la importancia de la ecuación matemática para solucionar el problema.

El ponente empezó a despejar las dudas a los asistentes, y aclaró que, para poder solucionarlo, debe de existir una progresión entre la escala del espacio y la escala del tiempo. Para finalizar el ejercicio y así obtener la respuesta, sentenció que gracias a la ecuación de calor esto es posible, ya que ha de ser de vital importancia determinar cuál es el cambio de escala pertinente.

Sobraron apenas 20 segundos para que el reloj sonara y diese por finalizada esta entrega de los fisquitos matemáticos. La semana que viene no habrá una nueva jornada de estas conferencias, por lo que volverán dentro de dos semanas.

Comienza el mini-curso ‘Introducción a la teoría de juegos no colaborativos’

Ciencias Texto:

La sección de Física y Matemáticas de la Universidad de La Laguna celebrará esta semana diversas actividades pertenecientes al Plan de orientación y acción tutorial (POAT) 2016-2017. Una de ellas es el mini-curso Introducción a la teoría de juegos no colaborativos, que comenzará hoy jueves, 5 de octubre, de 16.00 a 18.00 horas. El taller se prolongará dos días más: mañana 6 de octubre y el próximo lunes 9 de octubre de cuatro a cinco y media de la tarde.

El evento, que tendrá lugar en el aula 18, será impartido por el profesor Carlos González Alcón, docente del Departamento de Matemáticas, Estadística e Investigación Operativa. En él se intentará buscar la relación entre tres conceptos aparentemente distintos y sin conexión alguna: la Guerra Fría, el póker y las leyes antifraude. Cada vez que unos individuos se relacionan entre sí con el objetivo de alcanzar cada uno sus propios fines se encuentran en lo que los matemáticos denominan un “juego”.

Este mini-curso de cinco horas mostrará las implicaciones de esta rama en campos como la Economía, la Sociología, la Política o la Biología.

Jornada Matemática por el 60 cumpleaños del profesor Domingo Chinea


La segunda actividad de la semana será una jornada matemática por el 60 cumpleaños del docente de la Sección, Domingo Chinea Miranda. El acto, que se prolongará durante todo el día en el Aula 5-6, tendrá dos bloques horarios (de 9.45 a 13.00 y de 15.00 a 17.00).

Las charlas, que correrán a cargo de profesorado de la Universidad, durarán 30 minutos. Después de la apertura le llegará el turno a la ponencia Energía de distribuciones generalizadas de José Carmelo González Dávila. La siguiente, titulada Casi-formalidad y variedades casi-sasakianas compactas, la expondrá Juan Carlos Marrero. Tras una pequeña pausa de media hora se sucederán tres conferencias: Positive solutions in the space of Hölder functions of a fractional thermostat model de Juan Rocha, Observaciones sobre las variedades casi contacto métricas de Francisco Martín-Cabrera y G-Fibraciones Lagrangianas de Edith Padrón.

Terminada esta primera parte de la cita, se retomará la acción a las tres de la tarde con el seminario de David Iglesias Cosymplectic Groupoids. Pondrán punto y final al acontecimiento José M García-Calcines con su exposición La categoría seccional relativa y la complejidad topológica monoidal y Manuel de León con una clase magistral llamada: Distribuciones características: una aplicación a la mecánica de medios continuos.

Regresan los ‘fisquitos’

Ciencias Texto:

La Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna vuelve a acoger los fisquitos, las pequeñas charlas de diez minutos relacionadas con la Ciencia de los números. Más que consolidados, y ya en su quinta temporada, regresaron al Aula Magna de las Secciones de Física y Matemáticas ayer, jueves 28 de Septiembre, con mucho ritmo y musicalidad de la mano de Judit Mendoza.

En una exposición titulada Hilando al infinito: videodanza y Matemáticas la profesora del Departamendo de Economía, Contabilidad y Finanzas mostró la relación entre el baile y las Matemáticas. Mendoza comenzó lanzando dos preguntas al público “¿Es posible crear arte utilizando las Matemáticas como herramienta? Y, ¿se puede enseñar esta Ciencia en el contexto del arte, teniendo la creación de una obra como fin?”.

A pesar de la presión del reloj, la ponente se ajustó a la perfección al tiempo establecido y demostró que la respuesta a ambos interrogantes es afirmativa. Así, expuso cómo dirigió en  2016 la  creación de la videodanza  que “baila el infinito para la cámara”, Resquuintad zar Puitsimarchuit. En 2017 volvió a abordar el infinito con otro nuevo baile, Reploftid zap Pumsollablue. En él encripta mediante un algoritmo su poema al infinito, creando un nuevo idioma. Además utiliza los números primos y figuras geométricas para crear la coreografía.

Los próximos fisquitos de la temporada no se quedarán atrás y continuarán planteando muchas otras cuestiones interesantes. Edith Padrón, la coordinadora de esta actividad, revela algunos de los próximos: El Fisquito más interesante presentado por Gerardo Vargas, alumno del Grado de Matemáticas; Do you speak Mathematics? a cargo de Lucas Pereira estudiante del Grado de Física y Mediciones por un tubo narrado por Antonio EFF-Darwich, profesor de la Universidad.

“Los fisquitos son la actividad más gratificante que he organizado”

Ciencias Texto:
Edith Padrón, profesora de la Sección de Matemáticas y organizadora del proyecto "Un Fisquito de Matemáticas".

Edith Padrón, profesora de la Sección de Matemáticas de la Universidad de La Laguna, es la organizadora y supervisora del proyecto Un Fisquito de Matemáticas, así como la persona que tuvo la idea original de estas pequeñas charlas de tan solo diez minutos. Ahora, tras cuatro temporadas, valora el progreso de los fisquitos, las perspectivas de esta innovadora actividad y sus futuras ediciones.

¿Cómo surgió esta idea? “Hace dos años, hablando con la vicedecana nos dimos cuenta de que los alumnos no ven mucha materia de matemáticas en primero. Yo pensé en algo que no le supusiera al alumno mucho problema en cuanto al tiempo, y sugerí los fisquitos. Pensamos en principio en reservar un aula pequeña pero la vicedecana optó por reservar el Aula Magna, y desde el primero hubo mucha gente. Empezamos con unas 60 personas y acabamos con unas 200”.

¿Cuál es el balance de esta temporada? “Ya son dos años, 45 fisquiteros y 39 fisquitos, 29 grabados por ULL Media. En cuanto al primer período, decidimos hacerlo en este entorno y no grabarlos para que la gente viniera y los hiciera. Después, nos percatamos de que era fácil que la gente aceptara contar algo en 10 minutos, aunque luego le resulte difícil. Hemos tenido todo tipo de ponentes: estudiantes, profesores de aquí y de fuera, y dos de Famelab. El balance es muy bueno. El aula magna tiene un aforo de 250 personas y, muchas veces, ha estado llena con casi el aforo completo”.

¿Por qué cree que desde el principio vino tanta gente? “Porque se dieron cuenta de que eran charlas que podían entender perfectamente. También yo me dedico a promocionar cada fisquito a través de vídeos promocionales que resultan atrayentes. Además, siempre me pongo por fuera del aula magna a anunciarlo para que todos lleguen a tiempo y no se le pase la hora. Cada vez que me ven ellos saben que es por un fisquito”.

¿Qué es lo mejor de los fisquitos? “Es una actividad muy satisfactoria, la más gratificante que he hecho diría yo. Básicamente porque es muy colaborativa, los estudiantes roban parte de su descanso para ir a aprender más, el ponente intenta contar algo en diez minutos y así conseguimos despertar la curiosidad de todos. Yo, por ejemplo, a la hora de buscar temas para que los alumnos expongan, he aprendido mucho”.

Una escuela de formación


¿Qué aporta a los alumnos? “Para ellos es una escuela de formación importante. Los fisquitos expuestos por alumnos se preparan un par de semanas antes, ellos van trabajando el tema con nuestra ayuda para que les quede perfecto y lo ensayan conmigo antes de hacerlo porque enfrentarse con un público de más de 100 personas es una responsabilidad. Siempre quedan muy contentos y se sorprenden por cómo han sido capaces de presentar algo de forma muy digna”.

¿Qué le ha permitido descubrir este proyecto? “Teniendo en cuenta que de los 45 fisquiteros solo 12 son mujeres, me he dado cuenta de que todavía nos cuesta mucho significarnos, porque ellas son muy buenas exponiendo pero suelen ser reacias a dar el paso de hacerlo, y espero que eso cambie. También he descubierto que muchos de los profesores que se dedican a dar clase o a la investigación son muy buenos en divulgación, y creo que a raíz de los fisquitos ellos también han sido conscientes de sus capacidades”.

¿Qué otras finalidades pueden tener los fisquitos? “Los vídeos de ULL Media de los fisquitos son muy buen material para centros educativos. Aunque hay algunos con más nivel de dificultad, hay otros que se entienden de forma muy sencilla y les pueden servir. Estos vídeos son muy buen material divulgativo para todo aquel que quiera saber un poco más”.

¿Qué espera de la siguiente etapa? “Me gustaría hacer cosas más trasversales, que no sean solo de matemáticas, como el último, que combinaba biología con matemáticas. También pediría más retroalimentación en las redes  para que los alumnos comenten en las cuentas de Facebook y Twitter sobre lo que les gustó, lo que no y lo que se puede mejorar”.

“La ventaja de las mujeres es que nos han educado para ser cooperativas”

Ciencias Texto:

Edith Padrón es profesora de Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna. En  ULLvioleta, proyecto de ULLmedia sobre la mujer científica, nos habló de Emmy Noether, una erudita referente en el mundo de los números. A diferencia del contexto en el que vivió esta experta, Padrón ha tenido la oportunidad de trabajar en lo que le apasiona. De ello destaca la importancia de la colaboración y la comodidad en el entorno laboral. Con su carisma y experiencia, nos cuenta cómo ha vivido su recorrido profesional.

¿Cómo ha sido ser mujer en una profesión masculinizada? “Es cierto que somos minoritarias cuando vamos a un congreso. En la carrera, en cambio, la mitad suelen ser mujeres y la mitad hombres. Además, si eliges una carrera de investigadora, poco a poco las mujeres se van descolgando por la competitividad que existe. Esto lo vemos en general en el entorno del hombre, pues siempre existe una rivalidad. No es que yo personalmente haya tenido grandes dificultades, pero sí es verdad que lo he visto en otras compañeras en su trayectoria por motivos de maternidad o lactancia. Yo trabajo esencialmente con varones, exceptuando algunas mujeres, y nunca he sentido que quede desplazada como mujer. Sin embargo, esto no significa que no suceda”.

“En Matemáticas, que es mi área, no ves casi mujeres”


¿Existe una mayor presencia de mujeres en el ámbito catedrático? “No, en las cátedras hay muy pocas. De hecho, en Matemáticas que es mi área no ves casi mujeres. Están contadas con los dedos de las manos. En otros campos hay alguna más o alguna menos, pero aquí somos pocas”.

Como profesora, ¿crees que existe una segregación de género en las carreras? “Sí, siempre he pensado que aquellas carreras que la sociedad ve como un éxito seguro están ocupadas principalmente por hombres. Yo he dado clase en Ingeniería y me he encontrado con una clase de 150 alumnos frente a solo 20 alumnas. En Matemáticas, sin embargo, ambos géneros deciden estar ahí porque les gusta y están más a la par. Hay otras disciplinas como Enfermería o Biología en las que las chicas son un número mayor, mientras que en Física son fundamentalmente chicos. No depende tanto de la discriminación del centro académico, sino de la reputación de lo que son profesiones para varones o para mujeres. También sucede que las mujeres suelen acercarse a materias relacionadas con el cuidado de las personas o la salud porque nos han educado en esos roles y se sienten en un contexto en el cual pueden desarrollar mejor su labor”.

En este caso, ¿qué puede hacer la Universidad? “Difícil pregunta… En parte es lo que ya estamos haciendo, que es intentar visualizar que hay mujeres que trabajan en el entorno científico. Se pueden hacer más cosas. En el ámbito de las matemáticas, muchos de los problemas que se trabajan en clase tienen que ver con conceptos de Ingeniería. Por ejemplo, se dice ‘un camión va de un sitio a tal sitio…’ ese desarrollo de la historia es considerado muy varonil. Normalmente no se dice ‘Una enfermera tiene X pacientes…’. Quizás hay que intentar acercarse más a lo que las mujeres piensan, a que ellas se den cuenta de que pueden desarrollar sus percepciones de forma profesional en cualquier ámbito y de la manera en la que ellas quieran desarrollarlo”.

“Nuestra ventaja como mujeres es que, aunque nos han educado en la responsabilidad, también lo han hecho en la colaboración”


¿Ves un aumento en el número de alumnas estudiando Ciencias? “En Matemáticas desde hace unos años estamos casi por encima, las mujeres son muy ‘currantes’, no se intimidan con ningún compañero. Sin embargo, el otro día tuvimos una mesa redonda en Zaragoza sobre estas problemáticas y una compañera señaló que en la doble titulación de Física y Matemáticas, bastante exitosa y de las que más nota requiere; está mayoritariamente ocupada por hombres. Esto es porque es muy competitiva y las mujeres no se suelen sentir bien en estos espacios.  Hay que intentar que esto no suceda y descubrir por qué ocurre. Yo considero que es porque nosotras trabajamos en cooperación y los hombres, en general, no hacen lo mismo”.

Has demostrado ser una mujer con iniciativa, ¿alguna vez te han obstaculizado el camino? “No siento que nadie me haya obstaculizado nada. Muchas veces el obstáculo es propio por esos estigmas sociales que uno tiene. Sí es verdad que yo tengo iniciativa con las cosas que me gustan. Lo que he aprendido con el tiempo es que cuando quiero hacer algo, busco un grupo de gente con quien me sienta bien para llevar las cosas a cabo. Eso que la gente llama ‘liderazgo’ supone que cuando tú desapareces, desaparece lo que estás haciendo. Tenemos que pensar distinto, hay que conseguir que todo el mundo participe y que haya gente joven para que te coja el relevo. Nuestra ventaja como mujeres es que, aunque nos han educado en la responsabilidad de lo que no tenemos que ser responsables, también lo han hecho en la colaboración”.

“La discriminación no consiste en que sea solo hacia ti”


¿Cuáles son tus perspectivas futuras respecto a la figura de la mujer en el campo científico? “Yo hace muchos años estuve en la Real Sociedad Matemática Española llevando la Comisión de Mujeres y Matemáticas durante tres o cuatro años. En ese tiempo hicimos un montón de actividades en torno a la cuestión. Lo dejé y, a pesar de que he dado algunas charlas de este tipo, he intentado oxigenarme, ya que estábamos repitiendo los mismos tópicos. Yo quiero seguir indagando con proyectos sin el estrés de estar en un comité y desde luego no permitiendo que en mi entorno haya ningún tipo de discriminación, cuando esto sucede jamás dudo en denunciarlo. La discriminación no consiste en que sea solo hacia ti. El problema es que muchas mujeres señalan que ellas no se han sentido marginadas, pero ¿significa esto que ninguna lo está? Tenemos un cometido, y es ponernos al frente y no ocultarla, aunque no nos afecte. La responsabilidad personal no tiene que ser propia sino también con las demás”.

ULLmedia se tiñe de violeta

Ciencias Texto:

Idaira Pacheco Fernández, investigadora de la Universidad de La Laguna, cuenta la biografía de Dorothy Hodgkin, química protagonista del séptimo microrrelato publicado ayer por ULL media. Hodgkin destaca por su legado en la Bioquímica ya que determinó con rayos-X la estructura de biomoléculas  tales como la insulina, la penicilina o el colesterol.

La pieza es la penúltima del proyecto #ULLvioleta, iniciativa que comenzó el pasado mes de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer. Holi Díaz Kaas-Nielsen, impulsora de la idea, señala que “ha existido una omisión constante del sexo femenino en la Ciencia”. Por esta razón, el objetivo principal es su visibilización en este campo.

Esta serie consiste en un conjunto de vídeos sobre investigadoras que han tenido especial relevancia en la historia por sus estudios y progresos en el ámbito científico. Son profesoras de la Facultad de Ciencias quienes protagonizan estos films: Edith Padrón, Plácida Rodríguez, Begoña Barrios, Silvana Radescu, Priscilla Rocío Bautista, María José Trujillo Rodríguez y Pacheco Fernández. Ellas cuentan la vida, dificultades y logros de ilustradas como Emmy Noether, creadora del concepto de simetría en matemáticas y pionera del álgebra moderna; o Madame Curie, quien descubrió la radioactividad, el polonio y el radio, convirtiéndose en la primera persona en recibir dos premios Nobel.

Los clips tienen una duración de aproximadamente tres minutos y están disponibles en el canal de Youtube de esta plataforma audiovisual. El proyecto aún no ha finalizado, pues falta una grabación que completa la colección. Con este tipo de actividades, la Facultad se involucra en dar voz y mérito a los éxitos de féminas del pasado además de conmemorar los triunfos más recientes.

 

La ULL celebra el día de Pi

Ciencias Texto:

Los estudiantes de la Universidad de La Laguna que visitaron ayer el edificio de las Secciones de Física y Matemáticas han podido disfrutar de una exposición dedicada a uno de los números irracionales más conocidos en el mundo matemático: pi.

El 14 de marzo es el día dedicado a él, y el hall y la biblioteca se han volcado en la celebración. A la entrada del edificio se colocaron escritos y textos para conmemorarlo, mientras que en la puerta de la biblioteca había un mural colorido, con la representación de los primeros valores decimales en forma circular. Ya en el interior, expusieron una serie de libros, chistes y citas referidas al protagonista de la jornada.

Edith Padrón Fernández, profesora de matemáticas de la Universidad de La Laguna, explica por qué es el 14 de marzo el día de esta cifra de infinitos decimales. Es por una simple razón de fechas, puesto que en el idioma inglés se escriben al revés, y los primeros dígitos de pi son 3,14, que se correspondería a la efeméride.

Todos estos actos han sido promovidos, no solo por la propia institución, sino por otros organismos. Entre ellos destacan la Sociedad Canaria de Profesores de Matemáticas “Isaac Newton” y la Real Sociedad Matemática Española (RSME). Esta última ha colaborado con otras muchas universidades que han avalado la celebración del día dentro del marco nacional.

Vuelven los ‘fisquitos’ matemáticos

Ciencias Texto:

El catedrático de la Universidad de Málaga, Aniceto Murillo, ha sido el primer invitado a participar en las sesiones de Un fisquito de matemáticas, presentaciones de no más de diez minutos sobre algún ámbito específico de la disciplina. Las charlas de esta  cuarta temporada tienen lugar en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias cada jueves a las 10.45, hasta el día 4 de mayo.

Estas ponencias, tal y como cuenta la organizadora del evento, Edith Padrón, no solo funcionan como divulgación, sino que son una herramienta para que los estudiantes “aprendan a contar”. Cada uno de los trabajos lleva detrás la supervisión de los profesores y constituyen una “muy buena experiencia para los alumnos”. De hecho, la doctora ha insistido en los buenos resultados que se han logrado y anima a que la idea trascienda a otros grados.

En este sentido, la profesora ha desvelado que en esta ocasión hay programados un total de 8 fisquitos de los cuales 3 serán realizados por universitarios. Por ejemplo, el próximo jueves 16 de mayo, Roberto Vega expondrá Átate a la teoría de cuerdas, un discurso sobre la teoría de cuerdas.

Por su parte, Murillo presentó ayer jueves 9 de marzo El dictador y el matemático, un monólogo centrado en el humor. Las disertaciones, como se aprecia, tratan diferentes asuntos centrados en la ciencia y con multitud de enfoques.

Para las siguientes sesiones están invitados profesores, maestros de colegios y también Guido Santos, finalista del concurso Famelab, que será el último ponente de esta cuarta temporada.

La iniciativa Un fisquito de matemáticas ha crecido en estos últimos dos años, como afirma Edith Padrón, y ya se está planificando la siguiente etapa que comenzará el próximo curso. La entrada es libre y pueden asistir alumnos de cualquier grado y, además, están disponibles los fisquitos de anteriores ediciones en el canal de YouTube de ULLmedia.

Un “fisquito” de matemáticas para todos

ULL Texto:

Los “Fisquitos” o pequeñas charlas de diez minutos se imparten en la Facultad de Matemáticas los jueves. Se trata de un proyecto impulsado por la profesora Edith Padrón que ha empezado a funcionar este curso. Puede asistir cualquier persona que esté interesada en el mundo del cálculoaunque no se trata de una charla específicamente matemática.

Durante el primer cuatrimestre tuvieron lugar diez “Fisquitos” , y se prevé que para este segundo se convoquen doce.

Los monólogos plantean cuestiones curiosas relacionadas, para terminar con una conclusión incluso más interesante y sorprendente. Por eso, cualquier estudiante puede asistir sin miedo a sentirse confuso por el tema del que se habla. Al respecto, Padrón asegura que ha sido un éxito entre alumnos del propio grado,  pero que también asisten otros universitarios.

El fin es la colaboración tanto de profesores como de estudiantes. Unos y otros pueden pertenecer al público o ser el propio protagonista del discurso. En el primer ”Fisquito” de este cuatrimestre participó Luis Balbuena, ex profesor y medalla de oro de Canarias. El próximo jueves 14 de abril acudirá Eduardo Sáenz de Cabezón, ganador de FameLab, el principal certamen internacional de monólogos científicos.

Lo que se busca con estas colaboraciones, apunta la profesora, es despertar el interés de los que asisten para que busquen y se interesen, y que también les entren ganas de salir a exponer algo nuevo”. Además, no solo destaca el éxito que ha tenido hasta ahora, sino que no vería mal la expansión hacia otras materias, ya que lo toma como “otra forma de aprender, más rápida y entretenida que el método convencional”.

Go to Top