Antonio Perdomo: “Una relación tóxica puede terminar en violencia”

Ciencias Sociales y Jurídicas Texto:

La Pirámide de Guajara acogió ayer, viernes 1 de diciembre, la conferencia Enrédate sin machismo. La presentación la ofreció Antonio Perdomo, integrante desde hace siete años del proyecto promovido por el Cabildo de Tenerife en torno al que giró la ponencia y que recibe el mismo nombre. El objetivo fue sensibilizar sobre la violencia machista a través de actividades dinámicas con los adolescentes que acudieron. Con el propósito de explicar los indicadores propios de una relación tóxica, el ponente sugirió a los asistentes que se plantearan cómo sería la persona de la que se enamorarían y el vínculo que tendrían con la misma.

De este modo, Perdomo destacó que el control de salidas sin uno de los miembros de la pareja, la revisión de redes sociales o la intención de aislar a la otra persona de su familia, entre otros muchos, son claros ejemplos del establecimiento de lazos dañinos. “Una relación tóxica puede terminar en violencia de género”, aseguró.

Por otro lado, explicó la existencia de la denominada “escala de la violencia”, la cual hace referencia a los niveles de abuso: “En la base de la pirámide está el control, después comienza el ataque psicológico y le sigue la dominación. Finalmente, se acaba con insultos, violencia sexual y física”. Asimismo, dijo que estas actitudes acarrean como consecuencia, no solo una dependencia psicológica por parte de la persona que se convierta en la víctima de la pareja, sino la violencia de género.

“Los celos no son una muestra de amor”


A su vez, el conferenciante aseguró que “los celos no son una muestra de amor” y que nuestra cultura ha impuesto mitos del amor romántico que hacen que la sociedad crea que sí. Estas ideas se implantan a través de películas, canciones o incluso refranes, como el conocido “Quien te cela, te ama”. De la misma manera, la inseguridad y la dependencia también son características contrarias a la confianza y afectan a los celos que se puedan tener.

“Si es una persona insegura, con dependencia emocional, el umbral de celos aumenta y se van a generar por cualquier cosa”, declaró. Sin embargo, Perdomo manifestó que este tipo de actitudes deben gestionarse, y para ello hay que buscar la manera de mostrarlas de un modo más sana. “La manera más eficaz es hablarlo, porque así se va construyendo la confianza”, concluyó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Ciencias Sociales y Jurídicas

Go to Top