“Más que escritor, contador de historias”

Cultura / Ocio Texto:

Alejandro Peraza Díaz es un alumno del Grado en Estudios Ingleses de la Universidad de La Laguna. Hace poco, consiguió que su afición por crear historias se materializase y sea una realidad. Y es que, en el mes de junio, logró que Las Gemas de Poder, su primera obra, se publicase. A través de Amazon, llevó a cabo la venta de su libro, y ha logrado colocarse entre los más vendidos en los géneros de Fantasía y Fantasía Contemporánea.

¿Cómo surge tu inquietud y pasión por escribir? “Siempre he dicho que yo, más que un escritor, soy un contador de historias. He tenido ese afán desde que tengo memoria. A mí siempre me narraban relatos: en el colegio, en casa, a través de la televisión y los libros… Decidí a una temprana edad que yo también quería inventar y contar mis historias. Cuando era niño quería ser dibujante de cómics, una especie de mangaka. Luego, cuando a medida que crecía, y gracias a mis padres, fui conociendo el maravilloso mundo de los libros, y me di cuenta de que aquel formato permitía tener mucha más libertad, así que decidí que quería escribir”.

¿Por qué optaste por el género de fantasía contemporánea? “La fantasía siempre ha sido mi género. Desde que era pequeño siempre me han encantado las historias de dragones, guerreros, reinos, caballeros, hadas, magos… Supongo que es algo que va ligado a mi carácter creativo. También es cierto que me enamoré de muchas historias de fantasía cuando era un niño. Recuerdo que la primera vez que vi las películas de El Señor de los Anillos la historia me conquistó por completo y empecé a leer a Tolkien; y la primera novela que me leí en mi vida fue Eragon, que era de dragones… Leer fantasía te permite explorar mundos y situaciones que de otra forma jamás podrás visitar”.

¿Cómo ha sido el hecho de compaginar tus estudios universitarios con la labor de escribir un libro? “Más sencillo de lo que puede parecer. A excepción de las épocas de exámenes, creo que si uno se organiza bien puede encontrar un hueco para escribir o, en mi caso, corregir. El libro en sí lo tenía acabado antes de empezar la Universidad y creo que eso es algo bueno: tiene un toque de pureza, de inocencia y de ilusión que me encanta”.

La autopublicación, la alternativa para los nuevos escritores


¿Con qué dificultades te has encontrado a lo largo del proceso de escritura y publicación de la obra? “Creo que lo más complicado ha sido lidiar con la desesperanza. El mundo editorial es como un monstruo, y tu libro es pequeño e insignificante en uno de los mercados más competitivos que existen. Muchas veces desconfías de ti mismo y de la calidad de tu trabajo, piensas que a nadie le va a gustar, que nadie lo leerá jamás… Pero son solo momentos. Uno debe confiar tanto en sí mismo como en lo que hace, y más si ha trabajado duro en ello. Sé que mi libro tiene puntos fuertes y puntos débiles, pero a mí me parece perfecto tal y como es, pues es la obra que yo quería hacer”.

Has llevado a cabo tanto la publicación del libro como la venta a través de Amazon. ¿Por qué elegiste ese proceso? “El camino tradicional de la publicación de un libro consiste en enviar el manuscrito (versión final del libro) a distintas editoriales. Estas, tras leer tu trabajo, valoran y deciden si publicarte o no. Lamentablemente esto hoy en día ya no es posible, pues la calidad de tu trabajo es irrelevante: lo único que le importa a las editoriales es cuán famoso eres y cuánto dinero les puedes hacer ganar. Ante esta situación empecé a buscar alternativas y encontré la autopublicación”.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la autopublicación? “No dependes de nadie, ni de editoriales ni de agentes. Eres solo el libro y tú. El principal inconveniente es precisamente eso: no tienes ayuda y te conviertes en una empresa. De repente debes ser escritor, corrector, maquetador, vendedor, community manager… Dentro del mundo de la autopublicación (que es casi tan grande como el de la publicación tradicional) encontré a Amazon, con el KDP y CreateSpace. El KDP (Kindle Direct Publishing) permite a cualquiera publicar su libro de forma digital para dispositivos compatibles con Kindle (las tablets de Amazon, los teléfonos Android y iOS, ordenadores, etc). CreateSpace, por otro lado, proporciona a todo el que quiera la oportunidad de imprimir su obra en formato papel”.

¿Qué opinas acerca de aquellos famosos que debido a su condición tienen más facilidad de publicar sus obras? “Es lo que hay. Las editoriales son un negocio y deben hacer dinero. ¿Quién no quiere ganar dinero? Entiendo su postura, pero creo que no se dan cuenta de las consecuencias de sus actos. Estamos en una época de retroceso cultural. El mejor ejemplo está en el cine: ya no hay películas originales, solo remakes y revivals de viejos metrajes que eran buenos y originales. En el mundo literario pasa lo mismo. Si solo se le da oportunidad a los mismos escritores de siempre, solo tendrás los mismos libros de siempre”.

¿Has logrado algún tipo de apoyo y/o ayuda de las instituciones en cualquiera de los pasos que componen el procedimiento de publicación y difusión? “No. Como ya dije antes, el mundo editorial es un negocio, y un monstruo. Uno no recibe apoyos, más bien obtiene indiferencia. A día de hoy, no existe ningún apoyo de las instituciones para un proyecto como el mío, aunque sí que hay que decir que he hablado con algunos ayuntamientos y me han ofrecido espacios para celebrar en ellos la presentación del libro”.

“El libro es entretenido, sencillo, no es muy largo y te atrapa”


¿Podrías ofrecernos una pequeña sinopsis de la trama? “Me gusta siempre darle a la gente el texto de la contraportada, que me parece que es impactante y resume bastante la trama sin ningún spoiler: ‘Tengo las manos, mi cazadora de cuero y mis AllStar negras llenas de sangre. Se está empezando a secar y no puedo mirar la hora en mi reloj de muñeca. Agarro mi espada con más fuerza e invoco un Piro. Siento a mis amigos a mi lado y me siento más seguro. Vinimos a Niria porque queríamos respuestas. Todo esto es tan absurdo… teníamos una vida tranquila: nos gustaba ir a clase, enviar mensajes, salir de fiesta por las noches y jugar a la PlayStation alguna que otra tarde. Pero los sueños, mis visiones y las inquietudes comenzaron, y por buscar respuestas habíamos acabado metidos en medio de una guerra que nos era completamente ajena. Juntos luchamos por lograr nuestro objetivo: volver a casa. Y haremos lo que sea necesario para regresar…’”.

¿Qué escritores de renombre te han inspirado? ¿De qué manera y en qué aspectos de la novela se ve reflejada esa influencia? “Son muchos los escritores que me han influido e influyen hoy en día. Principalmente están J.R.R Tolkien, Laura Gallego, Christopher Paolini, J.K Rowling, Patrick Rothfuss… Supongo que de Tolkien, el padre de la fantasía moderna, viene todo eso de un viaje ‘a otro mundo’ y hacer de este algo rico y vivo. De Gallego, Paolini y Rowling proceden los personajes, tanto los de este mundo como los del otro, y la evolución que estos tienen. Y de Rothfuss, la narrativa. Me guste más o menos ese hombre me parece uno de los mejores narradores con los que he tenido el placer de encontrarme, y probablemente no contaría las cosas de la misma manera si sus libros no se hubieran cruzado en mi camino”.

“El grupo de protagonistas está basado en mis amigos. Los nombres, la forma de hablar, la apariencia física…”


¿Qué hay de ti en los personajes protagonistas del libro? “El grupo de protagonistas está basado en mis amigos. Los nombres, la forma de hablar, la apariencia física… Son ellos. Si bien es verdad que en esta primera parte todo está forzado a ser un poco arquetípico para incrementar la evolución con respecto a futuros títulos, el grupo de amigos me parece lo más realista del libro. Luego está el narrador y también miembro del grupo de amigos, que se llama como yo, Álex. Cuando era pequeño quería vivir aventuras, así que en aquellas historias que dibujaba los protagonistas esos éramos mis amigos y yo. Cuando empecé a escribir la novela decidí mantener eso, como un guiño a mi yo del pasado”.

¿Qué impresiones y opiniones has recibido de los lectores que han leído tu libro? “He recibido, ante todo, críticas positivas, aunque creo que es porque solo se lo han leído amigos míos… La novela pasó por una fase de corrección y evolución que solo ha podido ser posible gracias a la gente que se leyó el libro en aquella fase beta y que aportaron opiniones constructivas y señalaron errores de los que yo no me había dado cuenta. El libro es entretenido, sencillo, no es muy largo y te atrapa. Supongo que esa combinación hace que a la gente le guste”.

¿Qué papel están jugando las redes sociales en la divulgación y publicidad de la novela? “El papel protagonista, desde luego. Gracias a mis perfiles de Facebook, Twitter e Instagram he logrado hacer llegar la novela a mucha gente dispuesta a leerla y les ha encantado. Eso es, sin duda, lo que más me gusta de ser escritor: que la gente me diga que se ha enganchado al libro, que les ha hecho pasar un buen rato y que han disfrutado de la lectura”.

Gracias a la colaboración de las administraciones municipales, ¿tienes en mente realizar la presentación de Las Gemas de Poder de forma oficial? “Sí, estamos preparando un evento en el que presentaremos el libro, además de las copias físicas, que estarán disponibles a partir de ese mismo día. Dentro de muy poco daré más detalles en mis redes sociales”.

De cara al futuro, ¿esperas escribir más libros? ¿Estarías dispuesto a abrirte a otros géneros literarios? “La verdad es que cuando empecé este libro quería hacer una historia autoconclusiva, pero me temo que me va a dar para dos o tres libros más. Así que la respuesta es sí: escribiré más libros. Respecto a lo de otros géneros, tengo en mente crear otros libros más aparte de la continuación de Las Gemas de Poder. Tengo muchas ideas, pero prefiero que sean una sorpresa”.

Estudiante de Periodismo en la ULL. Oriunda de La Gomera, la ilusión y el esfuerzo son mi equipaje. Usuaria empedernida de las redes sociales. Mi cóctel perfecto: notas de pop rock español, partidos de voleibol, páginas de lectura y kilos de repostería.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*