El programa Maria Rosa Alonso asigna ayudas por valor de 205 000 euros

ULL Texto:

La Universidad de La Laguna ha puesto en marcha la primera edición del programa de ayudas a la investigación de humanidades y ciencias sociales, denominado María Rosa Alonso, que financia el Cabildo de Tenerife. Ayer jueves 8 de febrero tuvo lugar la presentación pública de esta iniciativa, a la que asistieron los investigadores de los 21 proyectos seleccionados. Estas asistencias corresponden a un importe global de 205 000 euros. El acto estuvo presidido por el rector, Antonio Martinón, al que acompañó el vicerrector de Investigación, Francisco Almeida, y el director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas del Cabildo de Tenerife, José Luis Rivero, a quien el rector agradeció vivamente el apoyo explícito a esta convocatoria.

Almeida destacó que es la primera vez que se produce en la Universidad de La Laguna un apoyo específico al ámbito de las humanidades y las ciencias sociales. Si bien los esfuerzos han ido siempre al compromiso con el ámbito científico tecnológico, explicó, no se puede hacer ciencia dejando al margen a estas dos grandes disciplinas.

Los proyectos financiados han superado la convocatoria competitiva, en la mayoría de los casos, de ámbito nacional. Así, han obtenido cofinanciación los de plan nacional con valoración excelente; aquellos otros que han sido calificados positivamente pero que no han logrado financiación, y, por último, algunos de los investigadores con contratos Ramón y Cajal, Viera y Clavijo y Agustín de Betancourt, siempre y cuando pertenezcan al área de humanidades o ciencias sociales, y que proceden igualmente de proceso de selección competitivo.

El programa lleva el nombre de una investigadora canaria


El vicerrector agregó que en ciencias hay mucha experiencia de rentabilizar la proyección exterior de los proyectos, y que ahora habrá que recorrer ese mismo camino en humanidades y ciencias sociales. Recordó que el programa lleva el nombre de la insigne investigadora canaria, una mujer científica que lo fue en tiempos muy difíciles para la ciencia en general y en los que la presencia femenina en el mundo universitario era desde luego muy débil.

El director insular de Cultura apuntó que las humanidades y las ciencias sociales tienen un peso específico, en el que también se da la innovación. “Cuando hablamos de cultura hemos de tener un planteamiento triple: cultura humanística, artística y científica”, explicó. Rivero enfatizó la “enorme aportación que han hecho las humanidades y las ciencias sociales al conocimiento en general”, sin la cual sería inviable la comprensión del mundo en que vivimos.

Recalcó el éxito de esta primera convocatoria, al tiempo que ya están trabajando en la publicación de las bases de la segunda edición. Rivero también tuvo palabras para recordar la importancia de la mujer en la cultura, una línea de trabajo que el Cabildo está llevando a cabo, “de modo que las políticas insulares pongan en valor el papel de la mujer y no perdamos el 50 %  del talento”.

Por parte de los investigadores beneficiarios de este programa de ayudas intervino la catedrática de Filología Española Dolores Corbella, quien remarcó que desde las humanidades y las ciencias sociales también se hace ciencia “y no solo divulgamos”, matizó. Ahondando en la línea anterior, expuso que la mayoría en este ámbito son mujeres. “Nos gustaría que en el futuro el 50 % de los proyectos de esta universidad sean de mujeres”.

“La convocatorias deben ser a largo plazo. No se puede investigar de un año para otro”


“Figuras como María Rosa Alonso abrieron la universidad a las mujeres, quien además fue una investigadora encomiable, tenaz y con un enorme compromiso con esta tierra”. Corbella pidió que las convocatorias sean a largo plazo, “porque no se puede investigar de un año para otro”, sostuvo. La investigadora aseveró que “en la Universidad de La Laguna se lleva a cabo una investigación magnífica”, aunque a veces tengan problemas para visibilizarlo. Por eso valoró especialmente la sensibilidad en los políticos con este tipo de programas, a los que le falta, añadió, subvenciones para lograr recuperar o atraer a los investigadores que se han marchado fuera a otros laboratorios o universidades.

El rector cerró el acto alegando que la propia existencia del programa es un paso espectacular. “No aceptamos que en la universidad haya espacios académicos sin investigación”, afirmó, “aunque en algunas áreas seamos mejor que en otras y tengamos mayor repercusión internacional”.

Para Martinón, hay que trabajar en una cultura más exigente con la investigación y, en el caso de las humanidades y las ciencias sociales, señaló que no tienen por qué renunciar a la transferencia de su conocimiento al tejido productivo. También apuntó la idea de su “compromiso absoluto” con el 50 % de hombres y mujeres en el mundo universitario. El rector finalizó agradeciendo al Cabildo de Tenerife, una vez más, su compromiso con la Universidad de La Laguna.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*