El orgullo de ser diversos

Sociedad Texto:

Todo empezó en un bar. El verano de 2015 surgió Diversas, un proyecto que acompaña a todas las personas que, en algún momento, han vivido en soledad el proceso de aceptar su orientación o identidad de género. Casi un año después, el 17 de abril de 2016, hicieron su presentación oficial como asociación en defensa de los derechos LGBTI*. A día de hoy sus integrantes continúan reivindicando que “lo normal es ser diverso”, tanto o más como lo es el símbolo que les representa, el asterisco.

Sus fundadores lo consideran “una pequeña locura” que se sumó al trabajo ya iniciado en el norte de Tenerife. Desde Los Realejos, que en 1997 puso a funcionar su plan de Educación Afectivo Sexual y se declara municipio en contra de la homofobia, hasta el Puerto de La Cruz, un punto de referencia para el colectivo. Allí tuvo lugar el pasado viernes, 16 de junio, un acto que conmemoró la celebración del primer Orgullo del Valle de La Orotava.

Más de 60 personas asistieron a un encuentro que reivindicó el fin de la opresión a las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales. La ceremonia recordó la valentía de los cientos de ciudadanos que el 28 de junio de 1969 salieron a la calle en Stonewall, Nueva York, y se enfrentaron a la policía para ver nacer el movimiento moderno de lucha por el colectivo LGBT.

La emoción cautivó la Casa de Juventud cuando los componentes de Diversas comenzaron a leer su manifiesto: “En memoria de Lula Deus. Activista de la dignidad, feminista incansable, compañera del alma, amiga para siempre”.  Con estos versos conmemoraron a una de sus componentes, recientemente fallecida. Al homenaje se incorporó el actor Adán Hernández, quien le dedicó unas afectuosas palabras y aseguró que “es maravilloso que juntos generemos estos espacios de inclusión para ser quienes queremos ser”.

A la cita no faltaron tampoco Ruymán García, concejal de Juventud del Puerto de la Cruz, y parte del equipo de gobierno. El edil recalcó el compromiso surgido con la consolidación de las políticas LGBTI en el municipio y el trabajo común que se realizará con las asociaciones Diversas y Algarabía para “caminar hacia delante”.

Sin embargo, el broche de oro lo puso el escritor Roy Galán, que deleitó a los presentes con algunos de los textos de su nuevo libro, Irrepetible. El autor desplegó su poesía del activismo para reivindicar el amor entre las personas del mismo sexo y el coraje de aquellos que se enfrentan a su realidad, aunque ello conlleve el rechazo. “Para que algunos estén a salvo, otros tienen que pisar las minas”, manifestó.

Sergio Siverio y Alba Barroso


Diversas cuenta con unos integrantes tan variados como su propio nombre indica. Por ello, dentro de la asociación también hay lugar para los universitarios de La Laguna. Sergio Siverio, presidente de la agrupación y estudiante del grado de Derecho, y Alba Barroso, secretaria y estudiante de Enfermería, han hablado con Periodismo ULL sobre el desarrollo de este movimiento:

¿Cómo compaginan los estudios con la responsabilidad que tienen dentro de la asociación? Alba (A): “El cargo lo vivo como un trámite. No porque tengas un cargo u otro vas a ser más o menos. Funcionamos de manera totalmente horizontal. Al final, todos trabajamos entre todos. En cuanto a compaginar la asociación con las clases, simplemente se trata de irte adaptando a los tiempos. Y no solo son las clases, yo también trabajo y hago deporte, así que al final buscas tiempo para todo porque te llena. Yo creo que te complementa y necesitas este tipo de cosas para desconectar”. Sergio (S): “Yo lo necesito. Necesito movimiento y tener un montón de cosas que hacer para poder sentirme útil de cara a un plano más social. Creo que la Universidad requiere estudiantes que se involucren en la realidad social. No solo estamos aquí para estudiar, sacar exámenes y salir, sino que también tendremos que estar comprometidos con una cuestión que, en el caso de Diversas, versa sobre los derechos humanos”.

 ¿Notan implicación por parte de los universitarios en el ámbito social? S: “Siento que los datos sobre la participación estudiantil en los procesos electorales de la Universidad son bastante significativos en relación a la posible acción social que los estudiantes puedan tener. O incluso en el caso de las manifestaciones. Todo esto demuestra que hay una escasa implicación.¿Que debería haber más? Sí, pero tiene que ser una cuestión bidireccional. No solo hay que responsabilizar al estudiantado, sino que debe ser un asunto transversal. Es decir, está claro que los alumnos nos tenemos que involucrar más en un montón de asuntos, pero es verdad que falta todo un ámbito educativo donde también se incentive una participación eficaz. Los recortes en educación, la enseñanza ideológica que se está realizando con las nuevas leyes… No creo que se potencie que los estudiantes quieran pensar por sí mismos, ser críticos con la realidad”.

¿Cuáles son las líneas de trabajo de Diversas? A: “En un principio nos planteamos tres objetivos principales, que eran compartir, educar y luchar. No obstante, ahora nos hemos centrado en dos líneas. Tenemos una abierta en el ámbito de la educación y otra en el ámbito de la salud. En cuanto a la segunda, estamos trabajando conjuntamente con el Servicio Canario de Salud, que abarca, sobre todo, la prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual. Nos encontramos en un proceso de formación para, de cara a un futuro, quizá instaurar en la asociación las pruebas rápidas de detección de VIH”. S: “Es verdad que hemos ido generando pequeñas comisiones de trabajo donde una serie de personas obran en el ámbito de la sanidad y de la educación, y luego yo añado el ámbito formativo. Respecto a la educación, vamos directamente ya a los centros del Valle. Ya estamos haciendo talleres, ahora en Los Realejos, sobre homofobia y diversidad sexual”.

“La igualdad se logra con todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género”


¿Cuentan con alguna sede a la que puedan acudir las personas interesadas? S: “No, aunque consideramos que nuestro espacio está en cada municipio con las actividades que vamos realizando. Es cierto que sí que tenemos la necesidad de tener un local donde poder reunirnos, donde la gente nos identifique como una organización visible que trabaja por los derechos del colectivo. También es verdad que hemos intentad conseguir ese lugar, sobre todo en Puerto de la Cruz, porque creemos que es el sitio ideal por ser el municipio en el que confluye la gente, es un punto de encuentro para el norte de Tenerife. Yo creo que no hay más motivo por el que todavía no contamos con una sede que el hecho de que no hay suficientes espacios para todas las organizaciones y colectivos que pueden estar presentes en un lugar como el Puerto, que además es un punto turístico. Ya nos hemos reunido con concejales del grupo de gobierno del Ayuntamiento y existe el compromiso de buscar un espacio”.

¿Qué demandan las personas que se ponen en contacto con ustedes? A: “Realmente, las personas que se ponen en contacto con nosotros lo hacen porque quieren participar en sí en la asociación y a través de los talleres. También hemos tenido otro tipo de demandas por parte de gente joven, que piden información, desde las orientaciones hasta cómo poder ayudar a un amigo que se ve en la situación de tener que comunicarle a su familia cuál es su sexualidad o identidad de género”. S: “También hay que destacar que, desde los equipos especializados de los ayuntamientos, desde educadores sociales y psicólogos, sí que se nos ha pedido una cuestión concreta en casos de intervenciones a personas menores LGBT. Son situaciones donde hay que dar una respuesta concreta y específica que a lo mejor nosotros podemos ofrecer por la experiencia que hemos vivido. Esto también ayuda a otros jóvenes a ver, de un modo más cercano, que su realidad, que vivir libremente su sexualidad, es posible, porque ven el ejemplo real en nosotros”.

¿Cómo consiguen la financiación necesaria para ejercer su labor? A: “Ahora mismo no tenemos acceso a ningún tipo de subvención, nos autogestionamos. Lo que hemos puesto en marcha son las donaciones desinteresadas. No somos beneficiaros de ninguna ayuda porque no hemos pedido, y porque también hay que esperar un periodo, el primer año no se pueden solicitar. Pero tampoco queremos”. S: “Somos una asociación autogestionada y queremos vivir lejos, por el momento, de todo ese tipo de recursos. Las subvenciones forman parte de un modelo muy tradicional de la sociedad: primero espero a que venga el dinero y luego empiezo a trabajar. Nosotros, primero trabajamos y, luego, que el dinero venga”.

“Los bisexuales son un colectivo totalmente olvidado, por no hablar de las personas intersexuales”


Los primeros movimientos LGBTI surgieron en el siglo XX. ¿Creen que existe un avance en los derechos y en la aceptación de este colectivo? S: “En el plano legal el progreso ha sido bastante potente, por ejemplo, con la aprobación del matrimonio igualitario o la adopción entre personas del mismo sexo. Ha sido un gran logro que nosotros valoramos con muchísima fuerza, pero sigue existiendo mucha homofobia y mucho miedo a expresar libremente la sexualidad. También creo que depende, en gran medida, del entorno en el que te encuentres. No es lo mismo hablar de una persona LGBT que se encuentra en el centro de Madrid que de otra que está ahora mismo en Chechenia sufriendo las brutales agresiones por parte de un gobierno y una sociedad que no respeta, ni lo más mínimo, los derechos humanos en ese ámbito. Además, es vergonzoso que el resto de estados sigan manteniendo relaciones con un país como Rusia sin condenar de manera enérgica la homofobia que ejerce ese país”.

¿Consideran que la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad y la intersexualidad son visibles de igual manera? A: “Está claro que son realidades totalmente distintas porque partimos de puntos diferentes. Incluso, yo me atrevo a decir que hay grandes diferencias entre gais y lesbianas. Sí es verdad que la realidad transexual es aún más compleja y requiere un mayor esfuerzo por visibilizarla, porque la transfobia está aún más interiorizada. Pero está claro que, ya de por sí, dentro de las siglas, existe un diferente nivel de visibilidad. Los bisexuales son otro colectivo totalmente olvidado, por no hablar de las personas intersexuales”.

¿Qué demandan de los poderes públicos? A: “Que empleen más esfuerzos en políticas de igualdad. Y no solo en el colectivo LGBTI, sino en otros muchos como el feminista”. S: “Las personas LGBTI deberían ser un referente en el plano político. Necesitamos que gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales sean la punta de lanza de una lucha a la que se ponga nombre y apellidos”.

¿Y de la sociedad? S: “A la sociedad solo le podemos pedir una cosa: que sea parte de esta lucha, que se sienta parte de ella, porque cuando trabajamos por la igualdad, la gente tiene que entender que lo hacemos también por su igualdad. Nosotros lo tenemos muy claro en Diversas, no podemos ser excluyentes. Así no se logra ninguna igualdad. La igualdad se logra con todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género, luchando con esfuerzo para conseguir que la sociedad sea más libre, más justa y más digna”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Sociedad

Go to Top