Category archive

Universidad

Publicadas las becas de posgrado para estudiantes de Cabo Verde en Canarias

Universidad Texto:

La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias ha publicado en el BOC la convocatoria de concesión de Becas Canarias-África para el período 2017-2018, destinada a estudiantes caboverdianos para que realicen estudios universitarios de posgrado en las universidades canarias en el curso académico 2017/18.

Se ha establecido un  importe total de 167 286 000 euros, distribuidos en dos anualidades. Los beneficiarios deberán destinar los fondos concedidos a costear los gastos de matrícula, traslado de ida vuelta desde y hasta su país de origen, su estancia y mantenimiento, una dotación mensual para cubrir gastos durante la estancia del becario en Canarias, directamente relacionados con la realización de los estudios, y seguro médico.

Se designa a la Fundación Canaria para la Acción Exterior (en adelante FUCAEX), como entidad colaboradora de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento para la gestión de la convocatoria de las becas, así como en la entrega y distribución de los fondos públicos a los beneficiarios. Además, FUCAEX deberá mantener la vinculación necesaria con las universidades en las que las personas beneficiarias de las becas se encuentren matriculadas para la realización del título oficial de Máster, de forma que estas puedan realizar la formación que cumpla el componente formativo de la beca.

Los títulos oficiales de máster objeto de esta convocatoria deberán versar sobre temas de comercio exterior, turismo, energías renovables, desarrollo tecnológico e innovación, desarrollo empresarial, filología española, medio ambiente, ordenación del territorio y economía, con una duración de un curso académico (60 créditos).

Los aspirantes tendrán que ser de nacionalidad caboverdiana y estar en posesión de pasaporte nacional con validez mínima de 12 meses en el momento de incorporarse al centro de estudios de destino. Deben ser licenciados, diplomados o graduados universitarios en el momento de solicitar la beca, con título obtenido en los cuatro años inmediatamente anteriores a la fecha de publicación de la convocatoria, que acredite un nivel de formación equivalente a los correspondientes títulos universitarios oficiales españoles y que faculte en el país expedido del título para el acceso a enseñanzas de posgrado.

También se requiere no haber superado los 30 años de edad a la fecha de finalización del período de solicitud de la beca, poseer los requisitos exigidos de acceso al Máster y hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, así como ante la Seguridad Social.

“Las necesidades especiales de los alumnos con alta capacidad se han olvidado”

Ciencias Sociales y Jurídicas/Universidad Texto:

La sección de Ciencias de la Información de la Universidad de La Laguna acogerá entre el 15 y el 17 de febrero la 3º edición de las Jornadas Internacionales sobre Panorámica de Intervención en Altas Capacidades Intelectuales. Este evento reúne a diferentes expertos para fomentar el conocimiento de este fenómeno. La presidenta, la Doctora África Borges, profesora del departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, explica que se combinarán los talleres y las conferencias de carácter divulgativo y formativo con otras más científicas y de investigación.

Borges dirige un programa integral para la evaluación de esta cuestión desde el año 2003. En ella se trata de ayudar y asesorar tanto a los niños como a sus padres a través de juegos, actividades y charlas  La docente asegura que la idea es dar a conocer a una parte del alumando tan olvidada como aquellos que poseen altas capacidades. “Lo normal es repetir un concepto varias veces para que el niño lo aprenda. En cambio, ellos lo comprenden al momento y se mepiezan a aburrir y distraer, cayendo, en los casos más graves, incluso en el fracaso escolar”, asevera.

Antes de la inauguración de este seminario se impartieron dos talleres. Uno de ellos dirigido por la Doctora Gabriela López Aymes, titulado “Estrategias de aprendizaje manipulando papel”, y el otro sobre la creatividad por el Dr. Taisir Subhi Yamin, director general del Centro Internacional para la Innovación en la Educación.

“Actualmente, los periodistas tienen más influencia que los filólogos”

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

El profesor de Lengua y Medios de Comunicación del Grado de Periodismo de la ULL investiga sobre el uso del español en los medios de comunicación canarios y la lexicografía, pues afirma que “la docencia se debe complementar con la investigación”.  Además, asegura que “el nivel de exigencia en formación lingüística hacia los periodistas debe ser el máximo, ya que ellos son quienes marcan las pautas y llegan a tener más influencia que los filólogos”. No obstante, garantiza que ambos profesionales deben hacer un uso adecuado de la lengua.

Al investigador Humberto Hernández también le preocupa que mucha gente crea que con Internet está todo resuelto, ya que confirma que es una idea errónea. “Los mejores diccionarios no están en la Red, y hay que concienciar a las personas de ello, porque es una pena que el idioma se degrade de esa manera”, menciona el experto.

Finalmente, el profesor asegura que “las investigaciones están para divulgarlas y contrastarlas con los compañeros”. Esto suele hacerse en Congresos a los que acude cuando la Universidad receptora le invita o paga de su propio bolsillo. Manifiesta que “uno de los déficits de nuestro sistema universitario son las pocas ayudas para movernos entre otras Facultades, cosa que no sucede en países, incluso, más pobres que nosotros”.

Ernesto Rodríguez Abad investiga sobre el papel de la mujer en la literatura

Ciencias Sociales y Jurídicas/Universidad Texto:

Hoy en día, la mujer tiene la oportunidad de pertenecer de forma profesional  al mundo de la literatura, pero antiguamente se trataba de un hecho complicado y del que muchas no podían disfrutar. El profesor de Literatura de la Universidad de La Laguna, Ernesto Rodríguez Abad, investiga sobre este tema: “Se ha dejado fuera a muchas escritoras, excluyéndolas de muchos de los manuales y sobre todo en los planes de estudio. A pesar de que en la actualidad tengan estas facilidades, siguen sin incluirlas en la historia de las letras y en las antologías por su sexo, no por la calidad de sus obras”.

Actualmente, Rodríguez está trabajando en un proyecto sobre tres literatas canarias que no han sido recogidas en ninguna antología de la poesía romántica canaria: Victoria Ventoso, Victorina Bridoux y Fernanda Siliuto. Además, es el director del Festival Internacional del Cuento de Los Silos que se celebrará entre los días 5 y 10 de diciembre en dicho municipio.

El docente ha reivindicado la necesidad de que los estudiantes conozcan a autoras tan relevantes como María de Zayas, primera novelista de Europa, “reivindicativa, erótica y de la que poco sabemos, u otras literatas como Feliciana Enrique de Guzmán, primera dramaturga española, o la primera feminista Christine de Pizan, pionera en reivindicar el derecho de educación para el sexo femenino”. Precisamente, Ernesto Rodríguez destaca que “a una parte de la sociedad no le interesaba que tuviesen estas libertades”. Además, añade, “a pesar de tener un papel preponderante, seguimos sin estudiar a muchas de ellas”.

El profesor Rodríguez subraya que los seudónimos también son una muestra de ese machismo en la sociedad y en el mundo de la literatura. En este sentido, recuerda a George Sand, “una mujer que usa seudónimo, fuma puros y se viste de hombre para poder ir a las tertulias literarias. Ahora todo el mundo la conoce como la amante de Chopin, pero nadie conoce a Chopin como el amante de George Sand. Existen otros casos como María de la O Lejárraga que dejó que su marido Martínez Sierra firmase su obra. Este nunca aceptó que esto fuera así”.

“Para construir un mundo actual creo que tenemos que rescatar la verdad del pasado y a muchas escritoras que han tenido valores impresionantes, que deben estar ahí no por cumplir esa cuota de mujeres y hombres, sino por el valor literario y artístico que han tenido”, concluye.

Un estudiante de doctorado de la ULL descubre una supertierra cercana

Ciencias/Universidad Texto:

El estudiante de doctorado de la Universidad de La Laguna (ULL), Alejandro Mascareño, a través el convenio de cooperación establecido con el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC),  y sus directores de tesis, Rafael Rebolo y Jonay Isaí González Hernández, ambos investigadores del IAC, han descubierto la supertierra GJ 536 b. El exoplaneta rocoso posee una masa 5,4 veces superior a la terrestre y se encuentra a 30 años luz de nosotros, en lo que todavía se considera el vecindario solar.

El trabajo de posgrado, Search and Characterization of exo-Earths: Participation in the development of the ESPRESSO spectrograph for the VLT,  tiene como objetivo principal la búsqueda de exoplanetas, por lo que encontrar objetos como este cuerpo celeste es básicamente su meta. De acuerdo con lo expresado por Mascareño, “esta clase de hallazgos pueden facilitar un mejor entendimiento sobre la formación de sistemas planetarios similares al nuestro”.

Su detección ha sido posible gracias al uso del método espectrografía Doppler, o de velocidad radial, que consiste en observar el efecto que produce la gravedad del planeta en un objeto más fácil de observar, como lo es la enana roja que orbita (GJ 536). Para ello se han servido de los espectrógrafos HARPS del telescopio ESO en el observatorio de la Silla de Chile y del ubicado en el Telescopio Nacional Galileo en el Observatorio del Roque de los muchachos, en un esfuerzo conjunto entre los científicos del IAC y del Observatorio de Ginebra.

Según el doctorando, la importancia de haber encontrado esta supertierra radica en que, “al orbitar una estrella bastante brillante y cercana, existe la posibilidad de que GJ 536 b pueda pasar delante de ella, en lo que se conoce como un tránsito”. Si esto sucede, al ser lo suficientemente luminosa, se puede llegar a medir su atmósfera. Lo cual resultaría interesante, “porque conocemos muy poco de las atmósferas de otros planetas y por otro lado, siempre queremos intentar buscar señales de vida”.

Aunque, en principio, como afirma el autor del descubrimiento, el exoplaneta “estaría demasiado cerca de la estrella como para albergar agua, así que las esperanzas haya desarrollado actividad biológica no son muy altas”.

 

 

 

 

Una investigadora estudia aplicaciones biomédicas en El Hierro

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

La investigadora Ana Raquel Díaz Marrero es doctora en Química Orgánica y actualmente trabaja en el Grupo de Productos Marinos del Instituto Universitario de Biorgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna. Recientemente ha sido invitada a participar en la campaña oceanográfica VULCANO2016 a bordo del buque Ángeles Alvariño, durante la cual ha recogido muestras que posteriormente serán analizadas para conocer sus posibles aplicaciones biomédicas.

La doctora dedica su investigación a la búsqueda de nuevos productos naturales y de moléculas producidas por microorganismos marinos para los que trata de encontrar su aplicación biomédica. Por eso, desde que tuvo lugar la erupción submarina en El Hierro hace cinco años, quiso muestrear la zona, pues se trataba de un nuevo ecosistema donde se debían estar produciendo importantes cambios a nivel microbiológico, entre otros. “De esa comunidad bacteriana que se adapta a sobrevivir y colonizar este nuevo entorno, se espera poder obtener nuevos productos”, comenta.

Su inquietud personal en todo lo que allí se estaba produciendo le llevó a ponerse en contacto con el investigador principal de VULCANO, Eugenio Fraile, el cual la invitó a enrolarse en la campaña VULCANO2016, dándole acceso a muestras que se encuentran a gran profundidad y que suponen una oportunidad única por tratarse de organismos a los que no se podría acceder mediante buceo autónomo.

Durante la campaña se han encontrado por ejemplo, pequeñas muestras de corales, esponjas, hidrozoos, incluso algunos precipitados de hierro ocluidos en la negra roca volcánica que llevan asociado su propio ecosistema microscópico.

“Los productos resultantes pueden ser evaluados para ver si son aptos tanto para fármacos como para otras aplicaciones”


Una vez conseguidas las muestras, el trabajo empieza en el laboratorio, explica la doctora. Allí aísla los microorganismos, en concreto bacterias y actinobacterias; los cultiva, analiza los productos que se producen de su fermentación; y evalúa su actividad biológica, en este caso, como agentes anticancerígenos. Además, esos productos resultantes pueden ser evaluados para ver si son aptos tanto para fármacos como para otras aplicaciones.

Ana Raquel Díaz Marrero ha mostrado gran entusiasmo por la participación en esta operación no solo porque es su primera campaña oceanográfica, sino también porque ha podido muestrear un espacio único y singular.

Ha ganado recientemente un contrato en el Programa de Fomento de la Transferencia de Conocimiento y Tecnología 2016-2020, Agustín de Betancourt de la ULL, y desarrollará esta línea de trabajo en colaboración con la empresa Pharmamar, la cual ha sido la compañía pionera en comercializar el primer fármaco anticancerígeno de origen marino.

Proyecto Vulcano II


VULCANO2016 es la primera campaña oceanográfica del proyecto Vulcano II. En el proyecto, cuyo objetivo principal es el “estudio físico-químico, biológico y geológico de un volcán submarino en fase de desgasificación”, están involucrados investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO), las dos universidades canarias y el departamento de Biología Marina del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife.

El primer proyecto VULCANO se origina hace cinco años tras la erupción que produjo el nacimiento del volcán submarino Tagoro (El Hierro). A lo largo de este período se han ido produciendo diversos procesos geológicos y oceanográficos que han modificado el fondo marino y que pueden constatarse mediante el estudio de la geomorfología del edificio.

El proyecto ATMOZ celebra unas jornadas técnicas de medición del ozono

Ciencias/Universidad Texto:

El proyecto de investigación ATMOZ (Traceability for Atmospheric Total Column Ozone), cuyo objetivo es establecer la trazabilidad las medidas del ozono, es una iniciativa de la Asociación Europea de Institutos Meteorológicos Nacionales (EURAMET) en la que participan varias instituciones de la UE, incluida la Universidad de La Laguna. Varios de sus investigadores están estos días en Tenerife para realizar varias observaciones en Izaña, la cuales terminarán el próximo 30 de septiembre.

El Observatorio Atmosférico de Izaña acoge esta campaña de ATMOZ en la que participan más de veinte científicos de diez países diferentes, que comparan sus medidas de ozono durante estas tres semanas, a la vez que ponen a punto sus instrumentos en los laboratorios anfitriones.

ATMOZ tiene como objetivo evaluar los errores en la medida de ozono teniendo en cuentas los errores asociados al espectro extraterrestre, la sección eficaz de ozono y los errores debidos a la transferencia en la calibración. Los trabajos de la ULL están coordinados por el profesor Manuel Jesús Rodríguez Valido, del Departamento de Ingeniería Industrial, y en ellos es esencial el uso de los espectroradiómetros ubicados en Izaña.

La referencia de ozono la proporciona la triada de espectrofotómetros tipo brewer que hay en el Centro Regional de Calibración Brewer para Europa (RBCC-E)-Iberonesia, que se ubica, precisamente, en el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña.

Redes de observación


La Comisión Internacional del Ozono ha puesto de manifiesto la importancia de las medidas del contenido de ozono de la atmósfera. Para ello, es esencial el mantenimiento de las redes de observación tanto desde tierra como desde satélites, pues ayudan a entender mejor las interacciones entre la capa de ozono y el cambio climático.

La Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, tiene una participación destacada en estas redes de observación, pues cuenta con una potente red de observaciones y lidera la red europea de espectrofotómetros Brewer (EUBREWNET). En dicha red participan 18 países europeos a los que se han ido sumado instrumentos de otros continentes (entre otros de Estados Unidos, Australia, Argentina, Argelia…). Su objetivo es facilitar de forma homogénea y consistente las medias de ozono, radiación ultravioleta espectral y espesor óptico de aerosoles que proporcionan los espectrofotómetros.

Desde el establecimiento del tratado de Montreal en 1987, la colaboración entre científicos, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y la industria para controlar la producción de las sustancias que destruyen la capa de ozono ha sido capaz de frenar su destrucción y en la actualidad empiezan a mostrarse los primeros signos de recuperación.

Tras la adopción del tratado, la capa de ozono dejó de disminuir a final de los años noventa, mostrándose estable a partir de entonces en unos niveles 2-3 % inferiores a los niveles de anteriores a los años ochentadel pasado siglo. El último informe del panel de expertos de la Organización Meteorológica Mundial de 2014 muestra signos de recuperación en niveles altos de la atmósfera.

Esta recuperación se debe a partes iguales a la reducción de las sustancias destructoras de la capa de ozono (SDO) y al enfriamiento de la estratosfera debido al cambio climático. Los últimos estudios indican también una recuperación del agujero de ozono antártico. Debido a la larga vida de las SDO, se estima que van a pasar varias décadas para la completa recuperación de la capa de ozono y su recuperación va a depender de cómo evolucionen los gases que provocan el cambio climático.

 

“Los calderones tropicales del sur de Tenerife padecen estrés crónico”

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

Un trabajo de investigación realizado por la Asociación Tonina en colaboración con la Universidad de La Laguna y Turismo de Tenerife, y que ha contado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y el Área de Medio Ambiente, Sostenibilidad Territorial y de Recursos y Aguas del Cabildo de Tenerife, demuestra que el exceso de embarcaciones en el suroeste de Tenerife provoca estrés crónico en los calderones tropicales.

Durante este proyecto de investigación, se han estudiado dos comunidades de calderones que pueden ser avistadas en la Isla de Tenerife: suroeste (Los Cristianos), donde se estima una población de 391 ejemplares, y norte (Anaga), con 98 calderones.

El estudio confirma que los calderones del sur de Tenerife están siendo visitados de forma regular por un desmedido número de embarcaciones, en la mitad de los casos sin autorización (motos de agua y barcos recreativos). Esto provoca cambios en los patrones de comportamiento de los cetáceos, disminuyendo de forma considerable sus períodos de descanso.

Se han analizado también los niveles de cortisol (hormona del estrés) acumulado de los calderones, observándose que las concentraciones de esta hormona doblan los niveles de los animales de la zona de Anaga.

El doctor Jacobo Marrero, investigador principal del proyecto, afirma que “este estudio ha conseguido demostrar, sin ningún lugar a dudas, que los calderones del sur de Tenerife padecen estrés crónico, siendo la causa principal de esta situación el alto número de embarcaciones que visitan a los animales de forma continuada”. El estrés crónico, subraya, “provoca que aumente la vulnerabilidad de los animales ante enfermedades infecciosas, causando que disminuya la capacidad de supervivencia de los individuos y su capacidad para reproducirse”.

En el catálogo nacional y autonómico de especies amenazadas


Por su parte, Ana Crespo, bióloga y gestora de proyectos en Asociación Tonina, mantiene que “todavía es pronto para conocer los efectos a largo plazo que esta situación puede ocasionar sobre la población de calderones del sur de Tenerife, siendo necesario que se mantengan los estudios científicos sobre esta comunidad”.

En todo caso, destaca que deben establecerse medidas efectivas de control sobre las embarcaciones que navegan en el sur de Tenerife, “mas considerando que se trata de una Zona de Especial Conservación (ZEC ES-7020017) y que la población de calderones residentes está incluida en el catálogo nacional y autonómico de especies amenazadas”.

Carlos Jorge defiende con éxito una tesis sobre las disfunciones cerebrales

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

Carlos Jorge Ripper defendió su tesis (Síndrome confusional y su valor en el paciente séptico y no séptico) este pasado 14 de julio en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias de la Salud. El síndrome confusional agudo o delirium es el trastorno y disfunción orgánicos de las funciones cerebrales. Fue reconocido clínicamente en 1980 y genera una alteración transitoria o global de la conciencia. La edad (mayores de 60 años), el abuso de alcohol, el daño cerebral previo (demencia, ACV, tumores…), la comorbilidad orgánica o el historial previo de delirium son algunos de los factores predisponentes más importantes y observados.

Tras un estudio exhaustivo, con un muestreo de 119 pacientes y un tiempo medio de seguimiento de 484 días,  Carlos Jorge muestra en su trabajo un fenómeno trascendental: el día 3, esto es, “si los pacientes presentan mejorías al tercer día, la mortalidad será del 2 %. Si los síntomas se mantienen o empeoran, el índice se dispara al 40 %”.

Para formar parte de la muestra, los individuos debían cumplir, como mínimo, uno de los siguientes requisitos: alteraciones de la atención o del nivel de conciencia, desorientación, taquicardia, hipersensibilidad a los estímulos visuales y auditivos, fenómeno de sundowning, inversión del ritmo sueño, alucinaciones…

El nuevo doctor en Medicina, que lució un elegante traje oscuro con camisa blanca y corbata roja, también concluyó que las altas temperaturas corporales guardan relación con una recuperación más temprana y un índice de mortalidad inferior, donde también intervienen factores de riesgo como el estado de nutrición y la fragilidad, el deterioro cognitivo y la capacidad para generar una respuesta inflamatoria.

Tras la defensa, los directores de la tesis, María Remedios Alemán Valls y Francisco Santolaria Fernández, se miraron con complacencia. Esa complacencia que se enreda en el estómago cuando el trabajo está bien hecho. El tribunal, por su parte, reconoció la exhaustividad y brillantez del trabajo realizado.

Antes de abandonar la sala, la doctora Conde, miembro del Tribunal, lanzó una última pregunta: “Si dispusiese de los medios adecuados, ¿continuaría estudiando esta patología?”. Jorge Ripper,  exhibiendo una ligera sonrisa, contesto afirmativamente, pues “mi objetivo es aumentar el número de pacientes para establecer un patrón del comportamiento del delirio. 119 son muy pocas variables”.

José David Machado: “Las neuronas son un ejemplo del sistema de comunicación”

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

El doctor José David Machado Ponce es un biólogo e investigador que imparte clases en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Laguna. Ha sido galardonado con los programas Ramón y Cajal, con el Juan de la Cierva, y forma parte del programa i3 del Gobierno para incentivar las actividades de investigadores. Además de su labor como profesor, también coordina el grupo de investigación Biología del tráfico de vesículas secretoras, en el que participan seis personas, entre doctores y doctorandos, y en el que han tomado parte alumnos de la Universidad que hoy en día desarrollan sus carreras en centros muy prestigiosos, todos ellos fuera de España.

Machado lleva décadas dedicado al estudio de la comunicación entre células y expone que las neuronas son un ejemplo muy claro de los sistemas de comunicación y de sus cinco elementos: emisor, receptor, código, lenguaje y canal. “Tenemos una neurona que emite la información y otra que va a recibir esa información, vamos a tener después moléculas químicas que son liberadas por la célula emisora y las va a captar la célula receptora que, básicamente, va a determinar cuál es el código, es decir, qué información química se libera aquí que reconoce el otro”.

Prosigue explicando que hay muchas moléculas implicadas en la comunicación, pero el código lo establecen únicamente una concreta y su receptor. Cuando se unen, generan señales en la célula que son capaces de interpretarse de una determinada manera. “La forma en la que esas moléculas químicas se empaquetan en una célula emisora es en una vesícula, una estructura membranosa en la que se acumulan grandes concentraciones de estos neurotransmisores, que se libera hacia otra neurona de una forma muy regulada y controlada”. Estas vesículas, las secretoras, son las que estudia el grupo de trabajo del doctor Machado, que trata de descubrir qué elementos influyen en el trasvase de información entre las células.

Concentración de transmisores


El grupo ha sido capaz de medir qué concentración de transmisores hay dentro de las vesículas, resultando enorme. Además, otro de los objetivos es estudiar qué métodos utilizan las vesículas para llegar a estas concentraciones tan ingentes de transmisores. El grupo también investiga qué elementos están en la membrana vesicular que condicionan el tráfico de estas vesículas a las membranas plasmáticas. Por tanto y simplificando, al grupo le han surgido dos dudas principales sobre el tráfico vesicular: la gran acumulación de neurotransmisores en las vesículas y porqué van éstas hasta la membrana, a diferencia de otras vesículas que no llegan a abandonar nunca la célula.

El investigador, que trabajó durante dos años en el Vollum Institute de Portland, subraya que no se busca un uso práctico de los conocimientos desvelados en estos trabajos, pero que lo que surja de ahí pueden ser las bases que expliquen procesos de enfermedades relacionadas con el intercambio de información entre células. De esta forma, resalta que las indagaciones no están orientadas al estudio directo de enfermedades ni a sus tratamientos, por relacionadas que puedan estar ambas materias, aunque en el pasado hay muchos ejemplos de trabajos que estaban orientados hacia un elemento y terminan por ser descubrimientos enormes en campos muy diferentes. En cualquier caso, afirma que en algún momento sus conclusiones se utilizarán para algo concreto, pero que serán el tiempo y los resultados quienes decidan para qué.

Una propuesta para cambiar el método tradicional de fundir materiales

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

Itahisa Pérez Conesa, estudiante del tercer año del Doctorado de Artes y Humanidades, está realizando una investigación que propone cambiar el método tradicional de fundir los materiales en los talleres de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna.

La alumna, que elabora esculturas artísticas de pequeño o gran formato, comenta que con esta tesis persigue crear un sistema a través de microondas que permitan la “identificación, cuantificación y valoración” al momento de moldear un elemento. La proposición se basa en un proyecto de investigación anterior  financiado por el proyecto europeo I+D+i.

La Escuela de Ingeniería de la Universidad  Politécnica  de Cartagena (Murcia) y la ULL están colaborando en este estudio doctoral. Pérez apuesta por cambiar y agregar a los talleres del centro académico nuevas máquinas, puesto que, según menciona, “en las aulas existe cierto nivel de riesgo para los estudiantes al forjar algunos productos”.

Asimismo, cree que con la implantación de nuevas tecnologías y el método que está estudiando, se podrían simplificar el proceso de la fundición artística, resolviendo los problemas de emisión de gases y consumo eléctrico dentro de los talleres. El estudio está en proceso, no obstante planea entregarlo y exponerlo en mayo del 2017.

María Eugenia Monzón, las mujeres canarias y sus relaciones sociales

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

La profesora de Historia Moderna María Eugenia Monzón Rodríguez analiza la cronología de la emigración canaria, desde el siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XIX. Sus estudios sobre las mujeres canarias y sus relaciones sociales, tiene una vertiente que apela a la participación femenina en los espacios públicos y la vida laboral.

En esa época, la incidencia de la emigración masculina generó una serie de circunstancias: los hombres de las Islas tenía mayores oportunidades para embarcar hacia nuevos territorios. El tiempo medio que permanecían fuera de casa era de seis  a siete años. Por su parte, las mujeres  “tenían mayor sujeción al lugar”. Entre las causas de este arraigo estaba el cuidado de los hijos o las limitaciones legales y morales impuestas para emigrar. Además, la entrada de la mujer al mercado laboral tenía ciertas restricciones. “Este análisis sirve para conocer cuáles eran las estrategias que desplegaron para poder vivir en dichas condiciones”, afirma María Eugenia Monzón.

Participación política


La participación política de las mujeres también centra sus investigaciones. La docente, junto con su equipo de investigación, trata de comparar la presencia femenina en las instituciones públicas. De este modo, se ha pasado de una primera legislatura, donde sólo había una representante en el Parlamento, a la última donde existe un 36,67% de cargos asignados para este sexo, en el 2012.

Los estudios realizados demuestran que, las medidas adoptadas como las listas cremallera, sobre todo en el Parlamento y los cabildos, han incrementado este porcentaje en las entidades públicas. “Pero no todos los partidos la aplican y, en muchas ocasiones, aunque se haga, en las estructuras reales no se percibe”, concluye.

El Hospital Universitario de Canarias estudia la relación entre VIH, VPH y cáncer

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

José Luis Gómez Sirvent, jefe del grupo clínico del HUC perteneciente a la Red de Investigación en SIDA española (RIS), colabora en estudios para determinar la eficacia de tratamientos contra el VIH y en otros relacionados con el VPH y el cáncer rectal.

Gómez Sirvent participa en una investigación para valorar las anomalías citológicas celulares y la infección por Virus del Papiloma Humano (VPH) en pacientes con VIH. Datos de estudios anteriores indican que las personas portadoras del VIH que mantienen relaciones sexuales anales tienen mayor riesgo de infectarse con el VPH y contraer cáncer.

Para este estudio, se recogerán muestras celulares mediante citologías anales que se mirarán al microscopio para comprobar si se detecta el VPH en el conducto anal. Es similar al hallazgo que se produjo hace varias décadas sobre la relación entre el VPH y el cuello del útero en las mujeres. Se descubrió que las citologías ayudan a prevenir este cáncer mediante la detección precoz de pequeñas lesiones que, si se extirpan, no evolucionan en cáncer. “Se trata de un estudio de tipo descriptivo para determinar qué tipo de medidas hay que tomar a posteriori si se descubre que hay un número importante de casos en España”, explica.

Por otro lado, el equipo de Sirvent empezará a colaborar en octubre en un estudio muy novedoso destinado a intentar mejorar el tratamiento convencional para el VIH simplificándolo. De esta forma, los pacientes estarán expuestos a menos efectos secundarios. La medicación que se usa para tratar el VIH en la actualidad es muy efectiva y consigue que la inmensa mayoría de las personas que la toman tenga el virus bien controlado: “No consigue eliminar el virus del organismo pero sí bloquearlo, es como si no estuviera ahí. Esto implica que las personas que disfrutan de este tratamiento se encuentran bien y pueden mantenerse así el resto de su vida”.

Por el momento, el tratamiento para el VIH se toma por vía oral. Este estudio trabaja en un medicamento que se administra mediante una inyección cada dos meses. Se mantienen niveles suficientes de fármaco en el organismo para que en este periodo el paciente no necesite tomar nada más. “Hay muchas expectativas, porque va a simplificar mucho la terapia si es efectiva”, concluye.

David Fuentefría estudia la gestión del talento personal

Ciencias Sociales y Jurídicas/Universidad Texto:

David Fuentefría, profesor de Publicidad y Comunicación Audiovisual en la Universidad de La Laguna, tiene entre sus principales líneas de investigación la búsqueda de métodos innovadores para la gestión del conocimiento y del talento personal de los estudiantes. Su objetivo es que cada uno desarrolle al máximo su creatividad y su potencial, así como el logro de una mejora del trabajo en grupo a través de la construcción social del saber.

El docente ha tomado como objeto de análisis a doscientos alumnos del grado de Periodismo, con el fin de conocer sus impresiones sobre las vías tradicionales de enseñanza. Los resultados revelan que, los encuestados, prefieren el uso de herramientas tecnológicas en las clases, puesto que captan más su interés. “La atención que prestan es finita, por eso hay que encontrar nuevas formas de mantenerla”, afirma Fuentefría.

Al impartir sus materias se vale de redes sociales como Twitter. “Son plataformas que rompen la barrera de la vergüenza. Sé que mis alumnos tienen talento, pero a muchos les vence la timidez”, subraya. En la actualidad, está inmerso en la segunda fase del trabajo, centrada en la posibilidad de combinar ambas técnicas pues “no se puede huir del sistema educativo convencional”.

Por otra parte, se ha centrado en examinar el cine, tanto su historia como el lenguaje que se emplea. Cuenta que esto empezó como un hobby que luego se trasladó al ámbito profesional: “Es fundamental especializarse en lo que a uno le apasione. Sería contraproducente para un investigador estudiar algo que le aburre”. El uso de escenas de diferentes películas para explicar conceptos teóricos en sus lecciones permite una mejor comprensión para sus alumnos. “Una imagen vale más que mil palabras”, concluye.

Estos temas los ha tratado con profundidad en su obra Gestión de talentos y audiovisual interpretativo, presentado en el Congreso Internacional Latina.

Esfera de consumismo

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

Trabajar, trabajar y más trabajar. Trabajar para poder comprar. Comida, ropa, tecnología, juguetes, servicios… Dormir y volver a trabajar para seguir comprando. Un ciclo sin fin en el que estamos inmersos. Una  bola que crece y que parece alimentarse a sí misma. Una esfera que Isabel Laso, alumna de cuarto curso del grado de Bellas Artes, ha decidido representar a través de vaqueros enrollándose en sí mismos.

Su trabajo de fin de grado conforma una trilogía crítica con la sociedad consumista globalizada en la que vivimos. Las obras que la componen son Mirada útil, EsferaCascada de Consumo. La segunda, la inmensa figura geométrica que tanto fascinaba a Euclides, surge a través de un trabajo de postproducción, en el que parte del manto de tejanos de Mirada útil se enrolla sobre sí mismo, se retuerce y da lugar a la complejidad social en la que estamos inmersos.

La idea de utilizar tela vaquera surge porque su autora la identifica como máximo símbolo de la homogenización y extensión geográfica del consumo. Una prenda que se utiliza tanto por hombres como mujeres; por adultos, ancianos y niños; que se puede observar en cualquier parte del planeta, en todo tipo de cultura.

La creación de Mirada útil, que posteriormente derivó en Esfera, fue un proceso lento. Su autora tardó más de un mes en conseguir todos los pantalones necesarios para crearla. Después, tuvo que desmontarlos para finalmente volver a unirlos, cosiendo manualmente, con un hilo de cáñamo para que fueran muy visibles las costuras. Hubiera tardado mucho menos en realizar esta tarea si hubiese cosido cada pieza a máquina, pero afirma que entonces la obra habría sido una suerte de manufactura, que acabaría cayendo en el sistema que pretendía criticar.

Costuras con hilo de cáñamo de la 'Esfera' de Isabel Laso
Costuras con hilo de cáñamo.

En más de una ocasión Laso tuvo que sacarla de los talleres para poder trabajar cómodamente con ella y observarla en plenitud de sus dimensiones. Ante la pregunta de cuantos vaqueros ha tenido que utilizar para crear la Esfera confiesa no haberlos contado. Simplemente se dedicó a coser manualmente uno tras otro, hasta sentir que eran suficientes.

Sus influencias fueron artistas tan visuales y críticos como Ibrahim Mahama y la pareja formada por Christo y Jeanne-Claude. Quienes con sus grandes creaciones consiguen que todo el mundo se detenga, observe y reflexione. Para Laso esta es la principal labor del arte y lo que pretende conseguir con su Trilogía. Trata de que todo aquel que se detenga frente a la Esfera reflexione sobre el modo de vida y de consumo tan acelerado que llevamos en occidente. Que se plantee realmente si la estructura a la que pertenecemos, el globo terráqueo del que somos parte, está conformada por valores sólidos o si está hueca y amenaza con colapsar sobre sí misma.

Una llamativa pieza que ha estado paseando por las instalaciones de la Facultad de Bellas Artes para transmitir el mensaje de que vivir para trabajar y gastar no es vida.

Desarrollan un sistema para la automatización de sillas de ruedas

Ingeniería y Arquitectura/Universidad Texto:

Dos investigadores vinculados a la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología de la Universidad de La Laguna, Javier Hernández Aceituno y Rafael Arnay del Arco, han desarrollado métodos que permiten mejorar la fiabilidad de los sensores de bajo coste y así suplir sus carencias. Este trabajo supone un gran progreso en el campo de la robótica móvil, donde los responsables del proyecto han aplicado un sistema de detección de movimiento comercial a la automatización de sillas de ruedas para que éstas se puedan desplazar de forma autónoma por entornos cotidianos.

El dispositivo de detección que han escogido para ello es el modelo Kinect de Microsoft, correspondiente a la consola de videojuegos X-Box One. El funcionamiento de este sensor se basa en la emisión y recepción de luz infrarroja para calcular de forma precisa la distancia a los objetos en un rango cercano.

Los responsables del proyecto comentan que “este trabajo implica una reducción del coste de desarrollo y un aumento en la seguridad de los dispositivos”. En el caso de las sillas de ruedas supondrá “una rápida integración de las mismas en la sociedad, lo que beneficia particularmente a aquellas personas que sufran de movilidad reducida”.

Detección de obstáculos en un entorno


El principal objetivo de la investigación está relacionado con la detección de obstáculos en un entorno, así como su localización tridimensional en el mismo, de tal manera que un prototipo robótico pueda navegar de forma segura y libre de colisiones. Hernández y Arnay comentan que “existe una gran cantidad de dispositivos capaces de realizar esta tarea, pero la mayoría son imprecisos, como las cámaras tradicionales, o muy costosos, como los que se sirven de tecnología láser”.

Los responsables del proyecto apuntan que “su uso en exteriores había sido descartado hasta ahora, debido a su corto alcance y su sensibilidad a la radiación infrarroja del sol”. Sin embargo, los investigadores han desarrollado una forma para procesar los datos a través de la cual se permite detectar obstáculos en un rango de cuatro metros, incluso bajo luz solar directa, y superando en muchas ocasiones las capacidades de sensores más costosos.

“En los cerdos y en los pollos existen bacterias multirresistentes a antibióticos”

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

La catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública, María Ángeles Arias, hace ocho años que lleva a cabo una investigación junto a su equipo, centrada en la búsqueda de este tipo de microorganismos en muestras clínicas y ambientales.

La investigación se divide en dos líneas. Por un lado, la parte que se dedica a detectar bacterias multirresistentes en muestras clínicas, dirigida por la doctora y jefa del Servicio de Microbiología y Medicina Preventiva del HUC, María Lecuona Fernández.

La otra vertiente del estudio, encabezada por María Ángeles Arias, se centra en buscar cepas multirresistentes en animales de consumo como pollos, cerdos o vacas, principalmente.  En esta parte participan varias investigadoras del Área de Medicina Preventiva del Servicio de Microbiología y Medicina Preventiva del HUC, así como un veterinario perteneciente al Servicio Canario de la Salud, Juan Carlos González.

Arias explica que se ha descubierto que, en los cerdos y en los pollos, existen determinadas bacterias que son resistentes a numerosos antibióticos. “Esta resistencia a agentes antimicrobianos se produce por mutación o por la adquisición de genes localizados en diferentes elementos de transmisión horizontal capaces de transmitirse entre microorganismos de la misma o de distinta especie, por lo que pueden pasar a las personas a través de la ingesta de alimentos o también por contacto con los animales”, concluye la investigadora.

“La dominación robótica en el Mundo es un mito fácil de desarticular”

Ingeniería y Arquitectura/Universidad Texto:

Cuando Alan Turing se planteó en la mitad exacta del siglo XX si los ordenadores podrían pensar, la actualidad era un lugar demasiado lejano. En 1956, cuando John McCarthy creó el término “Inteligencia artificial” (IA), la realidad en la que hoy existimos estaba mucho más cerca.

No pasa un solo día sin que hagamos uso de un teléfono móvil, ordenador o tableta, todos ellos herramientas que imitan de forma automática nuestras capacidades y que simplifican en cuestión de segundos nuestro trabajo. Roberto Marichal, profesor de Ingeniería Informática y de Sistemas, investiga sobre esta área del conocimiento que atañe al progreso y modificación de la tecnología. En concreto, se encarga de la Neurodinámica, rama científica que estudia los comportamientos de las redes neuronales propias del ser humano y que pueden incluirse de manera artificial en los programas con estructuras de entrada y salida de señales. Asegura que “muchas veces no se sabe por qué funcionan las redes”, y es, precisamente, el análisis del dinamismo, de los puntos estables y de las posibles potencialidades lo que hace posible que las máquinas puedan realizar tareas como nosotros.

La inteligencia artificial va más allá de que un programa pueda hacerse pasar por un hombre y responder las preguntas que le hacemos a Google. Su aplicación a la Neurofisiología permite avances científicos como descubrir la presencia de una enfermedad en el organismo humano mediante el estudio de las señales neuronales. Los sistemas inteligentes revolucionarios de los años noventa del siglo XX son capaces de identificar rostros en los aeropuertos, autoguiar un coche para que aparque solo o realizar predicciones en la bolsa.

Más de 19 años de investigación le han valido a Marichal para saber a ciencia cierta que esta rebelión tecnológica no supone un peligro para las personas, sino una ayuda. La dominación robótica en el mundo es un mito fácil de desarticular: el margen de error en el que vivimos se aplica también a los sistemas informáticos que nos simulan. “Las máquinas pueden dar datos erróneos, por lo que son meras ayudantes de los profesionales que las controlan. No se puede sustituir el cerebro humano”, sentencia el profesor.

Infartos y diabetes, dos grandes problemas para la población canaria

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

El doctor en Medicina y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Antonio Cabrera de León, es el creador y director del proyecto “CDC de Canarias”. La primera cohorte de población general reclutada y seguida en las Islas que estudia principalmente las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. De ahí la iniciales “CDC” que forman el nombre del proyecto.

“Mi trabajo ha sido ir montando un grupo de investigación en epidemiología en Canarias, que no había”, añade Cabrera, quien admite que desde joven su sueño ha sido montar un proyecto así. Con el paso de los años, se ha conseguido un grupo consolidado que investiga enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer, problemas graves para la población canaria. El cáncer, sin embargo, es un objetivo más lejano para este grupo ya que necesita tiempo para que dicha enfermedad aparezca en las personas que están siendo evaluadas.

Es un tipo de investigación que requiere muchos recursos económicos, trabajo y esfuerzo. A pesar de ser solo tres investigadores, cuando normalmente son unos 15 o 20, han ido aumentando el conocimiento de la población de Canarias. “Tenemos mucha gente y sabemos lo que comen, por ejemplo, y así vamos viendo cómo va variando la dieta”, lo que les ha servido para evaluar cómo cambia la obesidad y la diabetes a peor.

Esta cohorte cuenta con siete mil personas en todo el Archipiélago, de las que se lleva haciendo un seguimiento desde el año 2000. Actualmente, los estudios están centrados principalmente en los infartos y la diabetes, grandes problemas para la población canaria además de la resistencia a la insulina. Al respecto, asegura haber descubierto que en este etapa de resistencia, la insulina se encuentra en niveles muy altos y que las personas que sufren de ello no son detectadas por los médicos, ya que la glucosa presenta valores normales: “Hemos descubierto que la insulina tiene una gran capacidad inflamatoria. El organismo responde para solucionar un problema y, al mismo tiempo, crea otro”.

Antonio Cabrera se trasladó a Norteamérica para trabajar y ver en primera persona el funcionamiento de una cohorte gracias a su deseo de montar una. “Lo que decían los libros me lo sabía todo, pero necesitaba ver cómo era una cohorte real y qué problemas había en el día a día”. Ha realizado proyectos de investigación en colegios por la preocupación acerca de la alimentación, dieta y colesterol en los niños y es avalista del programa de Doctorados en Ciencias de la Salud.

Cabrera pertenece a la línea de investigación “Salud Pública, Salud Mental y Cuidados para la Salud”. Sin embargo, esta no es la única que ofrece este programa de la ULL, dirigido por el profesor Gualberto Hernández, también existen otras cinco que corresponden a Investigación Biomédica Clínica, Salud Materno-Infantil y Salud del Adolescente, Patología Celular y Molecular, Neurociencias y Investigación Preclínica y Clínica de Medicamentos.

Los interfaces amigables de Carina González

Ciencias/Universidad Texto:

El grupo de investigación Interacción, Tecnologías y Educación (i-TED), del que forma parte la doctora Carina González, realiza aplicaciones para el desarrollo de sistemas interactivos  en las áreas de Educación y Salud.

La experta afirma que desde que empezó su carrera como investigadora estuvo trabajando en cómo se pueden diseñar interfaces que sean más cercanos a las personas, pensando en el usuario, buscando la adaptación y personalización de distintas técnicas. Por ello, la especialista en Informática asegura que cuando diseña pensando en el usuario se debe poner en su piel. Asimismo, agrega que utilizan numerosas metodologías para crear aplicaciones que al mismo tiempo cumplan con los estándares que aseguran la calidad del servicio que desean ofrecer, como usabilidad, comunicabilidad y utilidad.

González explica que la clave de su trabajo es la user experience o en español: la experiencia del usuario. Por ello, en el equipo de i-TED hay docentes, ingenieros y psicólogos que se encargan de evaluar y analizar las medidas cognitivas a través de  los diferentes estímulos, reacciones y emociones que se generan en  una persona mientras utiliza un sistema.  Teniendo en cuenta variables como: el tiempo, el lugar, cómo y qué problemas se pueden presentar al desarrollar una actividad y agrega que la línea de investigación abarca distintos grupos  de edades, puesto que en cada uno la experiencia es distinta.

La profesora ultima que “el éxito de las aplicaciones viene cuando uno hace algo que le gusta al usuario y resuelve un problema” y que cada vez más empresas adaptan sus sistemas a este nuevo tipo de interfaces amigables.

“El diagnóstico precoz de la hidrocefalia adulta, vital para evitar otras demencias”

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

El decano de Medicina de la ULL, Agustín Castañeyra Perdomo, dirige un grupo de investigación que estudia la hidrocefalia. Es el único tipo de demencia tratable. Si no se diagnostica a tiempo puede desembocar en la enfermedad de Alzheimer.

Castañeyra Perdomo lleva diez años formando parte del equipo de Investigación en Neuroanatomía Básica. Parte de la base de que cualquier enfermedad neurológica tiene su origen en un mal funcionamiento de la anatomía cerebral. Por este motivo, desde un comienzo se ocupa del estudio de las estructuras morfológicas, describiendo alguna de las enfermedades que aparecen en el desarrollo embrionario. Se ha centrado en el estudio de la hidrocefalia congénita, en los bebés, y la hidrocefalia del adulto.

La hidrocefalia se produce por un aumento anormal del líquido cefalorraquídeo en las cavidades cerebrales y que provoca que el cerebro se hinche. Puede producirse por una lesión antes, durante, o después del parto. También por infecciones que afecten al sistema nervioso central, por un defecto genético, un aneurisma o algún tipo de lesión en la cabeza. Provocan cambios en la forma en la que una persona camina, inestabilidad al andar, dificultad para prestar atención, incontinencia urinaria.

La hidrocefalia del adulto aparece en las personas de edad avanzada y es la única demencia que puede ser tratada. “En cuanto aparecen síntomas de deterioro cognitivo, es crucial diagnosticar de forma precoz si se trata de una enfermedad de Alzheimer, una demencia vascular o una hidrocefalia del adulto”, explica. Esta última, si se diagnostica en los primeros meses tras la manifestación de la enfermedad, se pueden mejorar todos los síntomas, incluido el deterioro cognitivo leve. En cambio, Si el tratamiento es tardío, no hay posibilidad de mejoría de los síntomas. Además, si no se diagnostica a tiempo, la hidrocefalia del adulto puede convertirse en otro tipo de demencia más grave. La enfermedad se estudia también a nivel bioquímico. “Se intenta encontrar biomarcadores que ayuden al diagnóstico diferencial entre la hidrocefalia y las otras demencias”, concluye Castañeyra.

El equipo de Castañeyra también participa en estudios de anatomía comparada con ratas. Se observa la hipertensión sobre las estructuras circunventriculares y la presión arterial en el cerebro de estos animales. La hipertensión les provoca inflamación en zonas del cerebro. “Esto conecta la hipertensión con la hidrocefalia”, apunta. Las ratas hipertensas tienen muchas proteínas en el líquido cefalorraquídeo que se parecen a las que se encuentran en otras enfermedades con deterioro cognitivo, como el Alzheimer.

Una mirada al océano del futuro

Ciencias/Universidad Texto:

La maleta llena de experiencias y 37 años a sus espaldas. Lleva seis impartiendo en las aulas de la universidad los conocimientos que ha adquirido a lo largo de su vida profesional. José Carlos Hernández, profesor del Departamento de Biología Animal, Edafología y Geología de la ULL, ha llegado a estudiar el efecto de los fenómenos meteorológicos de El Niño y La Niña en las poblaciones de invertebrados intermareales de la costa oeste americana. Se dedica recientemente a la investigación o tiene una trayectoria en el campo más amplia? “Llevo en la investigación unos 16 años, y con la ilusión del primer día. Algunos profesores no concebimos dar clases de calidad sin investigar”.

¿Sobre qué trata el proyecto que está llevando a cabo actualmente? “Ahora mismo tenemos varios proyectos en marcha, pero uno de los más interesantes es el que pretende estudiar unos afloramientos naturales de CO2. Estos son laboratorios naturales muy poco comunes en el mundo. Recientemente, encontramos varios en La Palma que estamos comenzando a estudiar con ayuda del Cabildo Insular de la Isla”.

¿Cuánto tiempo ha ocupado la labor? “La investigación es un proceso diario, porque conlleva muchos preparativos. En nuestro caso, petición de subvención para proyectos, compra de materiales, contratos, justificación de los gastos y luego, lo más divertido, el diseño de los experimentos y las campañas de mar. Esto es, sin duda, lo más ameno, pero para llegar a este punto tenemos que realizar mucho trabajo previo. Tristemente, en muchas ocasiones no tenemos mucha ayuda para esta gestión previa de los proyectos, por lo que tenemos que dedicarnos al papeleo y perdemos un tiempo precioso para pedir más proyectos o dedicarnos a investigar exclusivamente. Nosotros los profesores de la Universidad también tenemos que dar docencia. Este es nuestro principal trabajo. Sin embargo, algunos profesores no concebimos dar clases de calidad sin investigar. En la universidad tenemos que estar a la vanguardia en las distintas áreas de conocimiento para transmitir esa información a nuestros alumnos, y esto se consigue manteniéndose activo e investigando. Esta es una tarea que requiere leer mucho y plantear estudios interesantes que ayuden a avanzar en materia de estudio”.

¿Cuáles han sido los resultados? “El principal resultado de este descubrimiento es que podemos utilizar estas zonas como laboratorios naturales y mirar a los océanos del futuro. Estas surgencias submarinas de CO2 son una ventana a conocer cómo podrán ser nuestros ecosistemas marinos si seguimos emitiendo grandes cantidades de combustibles fósiles a la atmósfera. Este aumento de gases con efecto invernadero calienta el planeta, pero también acidifican nuestros océanos. Por lo que estas zonas de especial interés son fundamentales para la investigación del impacto humano en los océanos, ya que nos permiten ver cómo son y funcionan los ecosistemas con exceso de CO2”.

¿La ha realizado de manera autónoma o con la ayuda de otros docentes o grupos de apoyo como SEGAI? “Por supuesto la investigación es de un grupo de trabajo. No me cabe en la cabeza, hoy en día, hacer investigaciones de manera individual. En este caso particular somos dos profesores, dos contratados postdoctorales y varios estudiantes de grado y master. Este es el tándem perfecto para funcionar. Además, contamos con la ayuda de algunos técnicos contratados y otros que nos ayudan de manera esporádica como son los alumnos del Instituto Marítimo Pesquero de San Andrés, que hacen sus prácticas externas con nosotros. Estas surgencias submarinas de CO2 son una ventana a conocer cómo podrán ser nuestros ecosistemas en el futuro”.

¿Tiene aplicaciones para la docencia en la universidad o la vida cotidiana? “Por supuesto. Por ejemplo, yo utilizo todos los resultados que voy obteniendo en mis clases para explicarles a mis alumnos conceptos o procesos concretos. Siempre se entienden mejor las cosas si las has trabajado antes”.

¿Cómo ha vivido un proceso tan complejo de búsqueda, análisis y aplicación de datos? “Para mí esto es una labor apasionante, así que como ya te he comentado es la mejor parte, diseñar los experimentos, llevar a cabo las campañas de mar y luego con los datos en la mano ver qué es lo que está pasando. Esto es fundamental y lo que verdaderamente me apasiona: poder comprender y explicar los patrones que veo en la naturaleza. Y, por supuesto, esto hacerlo con datos y estadística, para que no le quepa la menor duda a nadie”.

Rayco González: “Todo el mundo debería conocer la lengua de signos”

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

 “La estrategia siempre a mano: propuestas didácticas para la interpretación en lengua de signos” es el título de la tesis defendida recientemente por el doctor en Lingüística Aplicada, Rayco González Montesino.  Dirigida por Carmen Toledano Buendía, directora del máster en Interpretación de Conferencias de la ULL, e Inmaculada Baez Montero, de la Universidad De Vigo, es el primer estudio de estas características que se presenta en España.

González Montesino confesó que el objeto de su trabajo es contribuir en el desarrollo y consolidación de esta línea de estudio: “Trató de definir y concretar esta actividad, así como identificar y describir las estrategias que utilizan los aprendices como instrumento para evitar y solventar los problemas de interpretación signada. Además, ofrezco algunas propuestas didácticas que permitan el desarrollo y consolidación de estas”.

¿Cuánto tiempo ha estado trabajando en la tesis? “En total han sido cinco años, tiempo máximo que se concede a los que combinamos estudios y trabajo. No obstante, durante todo este período he pasado por épocas en las que tenía las ganas y el tiempo suficiente para trabajar en ella, y otras en las que tenía que sacar fuerzas de flaqueza para poder continuar investigando y escribiendo. En esos momentos malos es cuando el apoyo de mis directoras, Inmaculada Báez y Carmen Toledano, y el de mi familia y amigos se hizo esencial”.

¿Por qué es importante la lengua de signos? “Es la lengua natural de las personas sordas, la que adquieren sin esfuerzo alguno y su preferida para utilizar en cualquier acto de comunicación, ya que con ella cumplen todas las funciones del lenguaje humano. Sin embargo, y aunque desde los años sesenta del siglo pasado existen evidencias científicas que confirman que las lenguas de signos son lenguas verdaderas, durante décadas ha sido, y sigue siendo, una lengua minorizada por el resto de la sociedad. La publicación de la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas (BOE núm. 255, de 24/10/2007) ha supuesto un hito para la comunidad sorda. No obstante, considero que es necesario y urgente que se dispongan los mecanismos oportunos para que esta norma no sea simplemente un conjunto de buenas intenciones”.

¿Espera que esta tesis sirva de base para más estudios? “Sí, eso espero. Esta es la primera tesis en España que tiene como objeto de estudio la interpretación de la lengua de signos. Mi intención última con este trabajo no era solo conocer en profundidad la labor de mediación interlingüística e intercultural que llevo realizando desde hace ya quince años, sino también contribuir a un mayor conocimiento y reconocimiento social de la misma. Además, he presentado un documento que sirve tanto a los profesionales de la interpretación signada como a la formación de los futuros intérpretes. Como es habitual, al final de este trabajo aporto algunas ideas de posibles líneas de investigación futuras”.

¿Cree que más personas deberían aprender esta lengua? “Por supuesto. Considero que todo el mundo debería conocer unos mínimos de lengua de signos para facilitar la eliminación de las barreras de comunicación con las que a diario se encuentran las personas sordas y facilitar así una verdadera inclusión social. Existen muchas vías para formarse, como los cursos en la Fundación General de la ULL o los que organizan las distintas entidades del movimiento asociativo de personas sordas en Canarias, aunque la mejor opción sería incluirla como una lengua optativa más en la educación obligatoria. Todos somos conscientes de los beneficios de saber otras lenguas. En el caso de las signadas, lenguas que utilizan un canal de comunicación tan diferente al nuestro, nos aporta una forma única de expresarnos y de entender la realidad. Así que sí, todos a aprender lengua de signos española. Por tanto, animo a cualquiera a que continúe investigando en este área de estudio tan poco aprovechada, lo que redundará en que esta profesión alcance un mayor estatus social y académico”.

El láser y los infrarrojos, piezas esenciales de la futura Biomedicina

Ciencias/Universidad Texto:

Laura es una pequeña de ocho años con cáncer. Tiene que someterse a tratamientos de quimioterapia de forma habitual. Tras cada ingesta acaba exhausta, débil. Muchas veces los medicamentos le provocan náuseas, otras veces mareos. Hace tiempo que perdió su largo pelo negro… Si le hubiera afectado la enfermedad dentro de unos cuantos años, cuando técnicas cómo la que estudia el Grupo de Espectroscopía Láser y de Altas Presiones de la Universidad de La Laguna estuvieran más desarrolladas, su lucha contra el cáncer sería mucho más sencilla.

Inocencio Martín Benenzuela, Víctor Lavin della Ventura y Ulises Rodríguez Mendoza son los profesores titulares que conforman este equipo de investigación, fundado alrededor del año 2001. Durante estos dieciséis años de trabajo, han redactado más de 200 publicaciones científicas, relacionadas con los mecanismos láser, sobre todo para estudiar las propiedades ópticas de los materiales, centrándose principalmente en la luminiscencia. Estos trabajos poseen una gran cantidad de aplicaciones prácticas, muchas de ellas en el ámbito de las ciencias médicas.

Debido a la gran instrumentación que posee el colectivo, otros científicos suelen enviarles materiales para calibrar sus propiedades ópticas. Inocencio Martín, quien además es secretario del Instituto de Materiales y Nanotecnología (IMN), explica el proceso de forma simplificada: “Los excitamos con luz. Hoy en día casi siempre lo hacemos con láseres, y observamos sus respuestas”. Normalmente se basa en que el material vuelve a emitir luz tras el proceso. Al analizar la emisión, se pueden detectar los cambios del material en cuanto a temperatura y presión, para así hacerse una idea de su sensibilidad a estas variables. Esto permite que algunos, como vidrios y cristales, se usen como sensores.

Instrumentación del laboratorio del Grupo de Espectroscopía Láser y de Altas Presiones
Instrumentación del laboratorio del Grupo de Espectroscopía Láser y de Altas Presiones.

Al grupo de investigadores le interesa mucho esta propiedad de los materiales. Utilizándola es posible crear microesferas o nanocristales de tamaños muy reducidos, que se podrían usar en sistemas biológicos. En la práctica, estas nanopartículas son aptas para poder adherirse a células cancerígenas, por ejemplo, y posteriormente ser excitadas con el láser. Así se podría ver su temperatura y calentarlas hasta destruirlas con el propio haz de luz.

Si además se les añade convertidores de luz infrarroja, que no capta el ojo humano, a luz visible, se podría crear una verdadera arma para luchar contra este tipo de enfermedades. Se han realizado experimentos de este tipo en roedores (como los llevados a cabo en el estudio Unveiling in Vivo Subcutaneous Thermal Dynamics by Infrared Luminescent Nanothermometers,  encabezado por E. Clayton y publicado en Nanoletters) y, si se consiguiera funcionalizar las  nanopartículas, al cubrirlas con algún compuesto que las anexe a las células cancerígenas, estas resplandecerían en el visible frente a la excitación infrarroja. Esto sucede porque en el infrarrojo la luz es capaz de atravesar parcialmente los tejidos hasta una cierta profundidad.

Las ventajas de esta técnica, respecto a las utilizadas en la actualidad, son sus efectos localizados. A través de luz infrarroja es posible incidir directamente sobre la nanopartícula que absorbe el láser sin dificultad. Gracias a los elementos, que actúan como sensores de temperatura, y a sus propiedades luminiscentes, se puede conocer la temperatura exacta de las células afectadas e incrementar dicha temperatura hasta destruirlas. Las terapias actuales, basadas en la aplicación de rayos X o en los procesos de quimioterapia, pueden afectar a más células del cuerpo, deteriorándolas y produciendo efectos adversos en el individuo, como los que presenta Laura.

Actualmente estas líneas de investigación abren un nuevo horizonte en los tratamientos médicos. “Nos estamos introduciendo en ella poco a poco, porque presenta muchas aplicaciones en ese sentido”, destaca Inocencio Martín, quien espera que en un futuro se pueda utilizar este tipo de procedimientos para tratar a pacientes.

“La enseñanza Superior implica investigar y realizar divulgación científica”

Ciencias/Universidad Texto:

A Yurena Yanes (Güímar, 1978) le encantan las lapas, pero no solo como exquisitez gastronómica, ya que la científica y profesora del prestigioso Departamento de Geología de la Universidad de Cincinnati (EEUU) ha estado de visita en Canarias para realizar una investigación financiada por National Geographic sobre el paleoclima del Archipiélago a través del estudio de los concheros de la época prehispánica. Aunque explica que las dificultades que ha tenido que vencer para disfrutar de su situación profesional actual han sido muchas, también reconoce que, con su constancia y perseverancia, le han hecho más fuerte y mejor persona.

Su formación superior comenzó en la Universidad de La Laguna, ¿cómo fue esa etapa? “Hice la carrera de Biología en la Universidad de La Laguna, donde me dieron clases en mi especialidad profesores tan prestigiosos como Miguel Ibáñez y María Rosario Alonso, malacólogos (especialistas en moluscos), con los que conservo una excelente amistad. Todavía recuerdo sus clases, al igual que el día que fui a hablar con ellos para que me dirigieran la tesis doctoral sobre los caracoles terrestres fósiles de Canarias. Durante la investigación, obtuve una beca FPU (Formación del Profesorado Universitario) que me permitió tener un salario mensual, con seguridad social, durante 4 años para realizar la investigación”.

Podemos confirmar pues, que los profesores influyen mucho en los alumnos a la hora de especializarse… “Creo que los estudiantes estamos muy influenciados por el tipo de profesor que nos toque, si tienen o no vocación. En concreto te diré que estos dos profesores eran unos excelentes docentes y la verdad es que aprendí y disfruté muchísimo en sus clases. Hay muy pocas personas que tienen una pasión desde que son pequeños porque realmente, cuando empiezas a estudiar a nivel universitario es cuando comienzas a explorar nuevos conocimientos y materias que no sabías que te podían gustar”.

Entonces, ¿cuándo y cómo decidió que quería dedicarse a este ámbito? “Yo estuve un tiempo pensando en hacer Medicina, luego me pasé a Biología Marina y al final acabé en Paleontología. Hice “camino al andar”, como dice el poeta. No me tracé unas metas muy concretas y cerradas, sino que estuve muy receptiva a todas las opciones y oportunidades que me fueron surgiendo”.

Pero, ¿siempre quiso irse fuera? “Bueno, el caso es que si quieres ser investigador, y quieres tener la calidad y la capacidad del nivel anglosajón, es muy importante formarte en el extranjero porque es un sistema de trabajo totalmente diferente al español. Allí ves cómo tu formación avanza muchísimo en muy poco tiempo y, por supuesto, aprendes a dominar otro idioma que no es el tuyo. Creo que la experiencia de estar fuera, ver otros sistemas de trabajo, conocer a otra gente y, simplemente, vivir allí, ya te hace crecer como investigador y como persona”.

En la actualidad es profesora en la Universidad de Cincinnati. ¿Piensa volver a España? “Realmente, todos los españoles y canarios nos vamos con la idea de regresar. Nos marchamos para mejorar científica y laboralmente, pero siempre tratamos de volver en algún momento con el objetivo de poder ejercer nuestra profesión y traer a nuestro país todos esos conocimientos que hemos adquirido fuera. Lo que pasa es que mi generación, como algunas anteriores y las posteriores, no tienen la posibilidad de volver a España para tener un trabajo digno y en condiciones, que se adecue a nuestro currículum y a nuestra capacidad investigadora. Entonces es un poco desmoralizador saber que no importa todo el prestigio y la productividad que tú generes científicamente porque no vas a poder acceder a un trabajo mínimamente comparable con el que te ofrecen en el extranjero. En mi caso, cuando ya llevaba 5 años en Estados Unidos de postdoctorado, volví a España con una beca Juan de la Cierva en el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) que pedí por consejo de un profesor español que conocía. En los tres años que disfruté la beca, con un sueldo de mil y pocos euros, estuve trabajando y publicando muchísimo, a un nivel muy superior al de otros investigadores que ya tenían su plaza fija, sin poder consolidar mi puesto de trabajo porque el sistema me impedía acceder a una plaza fija. Cuando la beca se me iba a acabar, sondeé opciones laborales en el extranjero (Europa y Estados Unidos) y decidí presentarme a una plaza en la Universidad de Cincinnati, que, finalmente, obtuve. Ahora soy jefa de Laboratorio con 37 años, dirijo tesis doctorales, doy clases, consigo proyectos de investigación internacionales, establezco colaboraciones con otras universidades americanas y de Europa… Irte al extranjero no es fácil, es muy duro, especialmente si te vas solo… Sin embargo, al final la pasión por el trabajo y aquello que haces merece la pena porque el esfuerzo con el tiempo da sus frutos”.

Tiene un estatus profesional que en España es impensable a su edad. ¿Cuáles son las diferencias más notables entre el sistema universitario estadounidense y el español? “Creo que hay un mal entendido de lo que es la universidad en España por parte de algunos profesores. Cuando uno da clases en la universidad, también debe dedicarse a la investigación y realizar una divulgación científica. Por ejemplo, a mí se me exige como profesora en la Universidad de Cincinnati publicar un determinado número de artículos al año y al menos la mitad como primera autora. También tengo que buscar financiación externa y pedir proyectos, si no es así, no puedo mantener mi trabajo. Tengo que dar docencia y recibir evaluaciones positivas de mis estudiantes y compañeros, y tengo que dedicar parte de mi tiempo a transmitir a la sociedad mi trabajo para poder acercar la ciencia a la gente mediante la divulgación científica”.

Ahora está aquí en Canarias realizando el proyecto que le ha subvencionado National Geographic, como parte de su trabajo como profesora universitaria. ¿En qué medida colabora la Universidad de La Laguna? “Estamos trabajando con profesores concretos de la ULL como el prehistoriador Juan Francisco Navarro, que es un investigador excelente y con el que tengo una buena relación desde hace años. Además, contamos con arqueólogos de otras instituciones, como el prehistoriador Felipe Jorge Pais, del Cabildo de La Palma; el arqueólogo Juan Carlos Hernández, del Cabildo de La Gomera; y el también arqueólogo Eduardo Mesa, de Tenerife. Así que colaboro con varias instituciones canarias y mi intención es mantener esta cooperación internacional e incluso expandirla en el tiempo”.

Después de todo lo que has logrado fuera, ¿volvería a la Universidad de La Laguna? “Supongo que ese es un sueño que cualquier canario tendría claro, pero para volver a la ULL las cosas tendrían que cambiar mucho, porque aunque mi formación básica se la debo a la Universidad de La Laguna, mi realización como investigadora me la ha ofrecido la Universidad de Cincinnati. Creo que a nivel institucional deberíamos ser un poco más autocríticos y ver cuáles son los defectos que tenemos para tratar de mejorarlos. No estoy muy segura de cómo, pero habría que hacer un cambio muy grande para que los investigadores españoles que están en el extranjero se animasen a regresar a España”.

“Estudiamos los componentes celulares que se pueden potenciar para que el VIH no continúe su existencia”

Universidad Texto:

Agustín Valenzuela-Fernández, profesor de la Facultad de Farmacia, inmunólogo y jefe del laboratorio especializado en Biología Molecular-Celular y Bioquímica, junto a su equipo de investigadores de la ULL, estudian cómo el virus de la inmunodeficiencia se traslada y destruye al sistema inmunológico de las personas.

El experto señala que este virus se salta las barreras biológicas que tienen los seres vivos para defenderse ante cualquier sustancia extraña. Por ello, su trabajo tiene como objetivo saber cómo y cuáles de ellas son sobrepasadas y, a su vez, la forma en la que los mecanismos de protección de nuestro cuerpo se defienden.

A través de una sustancia que inyectan y que no genera daño, logran trazar las posibles vías que prefiere el agente infeccioso para trasladarse.  Esto les facilita la posibilidad de intentar bloquear las entradas a este microorganismo y reconocer qué órganos receptores permiten que esto ocurra.

El doctor destaca que el VIH afecta y acaba con las células de memoria adaptativa, que son las que consiguen que el cuerpo se defienda contra las enfermedades o infecciones  que anteriormente ha tenido el individuo. Para poder realizar todo este estudio, han analizado el ciclo de vida del virus utilizando ingeniería genética y virológica.

“El conocimiento humano es como un juego, libre y creativo. Tú no sabes si el conocimiento que generas puede servir para otra exploración” asegura Valenzuela, para agregar que aún quedan muchas preguntas por contestar. No obstante, el trabajo que están realizando ha servido para colaborar con otras investigaciones y tratamientos como  la del virus hemorrágico.

“La clave de la investigación científica debe ser la colaboración”

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

El Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública, dirigido por Basilio Valladares, trabaja para colaborar estrechamente con el Instituto Pasteur. Tanto es así que, Robert Ménard, investigador de la institución francesa, ha visitado recientemente la Universidad de La Laguna para impartir una clase dentro del Máster en Investigación y Diagnóstico de Enfermedades Tropicales acerca de su investigación sobre la malaria. Abarca todos los métodos moleculares que se producen en la fase en la que, el parásito, pasa del mosquito al hombre, desde que entra en nuestra piel a través del pico del insecto hasta que llega a la primera parte de su ciclo biológico en el hígado.

El centro lagunero tiene también, entre sus líneas de estudio, la metodología médica en relación al virus del Zika. Para ello dispone de un laboratorio que controla puertos y aeropuertos en Canarias para evitar la entrada de mosquitos en nuestras islas. Valladares asegura que, en la actualidad, “no existe riesgo de contagio de Zika en Canarias”. Para que una enfermedad transmitida por artrópodos sea un problema tienen que concurrir dos factores: que exista el vector, en este caso, el mosquito del género Aedes, y que haya enfermos con el virus activo. “Nosotros no tenemos el mosquito vector del virus del Zika, por lo que aunque venga gente portadora del virus no pasará nada”, asegura.

Jacob Lorenzo Morales, doctor en Biología con mención de doctor europeo por la ULL, trabaja en la institución de La Laguna con su equipo, centrado en la examinación de amebas de vida libre que tienen capacidad patógena para el hombre. Estas pueden producir queratitis, inflamación de la córnea, que puede desencadenar en ceguera o, incluso, la muerte mediante la infección del cerebro. Esta línea está muy avanzada. Tanto es así que, los hospitales de toda España, envían muestras para poder diagnosticar, genotipar y monitorizar las terapias.

Valladares considera que, la clave de la investigación científica, debe ser la colaboración. “Eso de meterte en un despacho, cerrar con llave y trabajar solo no sirve. Hay que trabajar en red para que todos avancemos”, concluye.

Mujeres historiadoras, épicas y luchadoras

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

La mujer en Quinto de Esmirna es el título de la investigación de la especialista en Literatura Épica de la Universidad de La Laguna, Casilda Álvarez. Una tesis basada en los textos posthoméricos del poeta griego Quinto de Esmirna, el cual compuso obras con la intención de continuar el ciclo troyano desde donde lo dejó Homero con La Ilíada.

La investigadora no solo estudia los relatos de Quinto, sino que también analiza el papel de la mujer luchadora, guerrera, que entraba en conflictos bélicos y que podía adoptar la figura de líder del pueblo. Este estudio no se ha leído todavía y, a la pregunta “¿cuándo espera leerlo?”, dice con una sonrisa: “Esperemos que este año”.

Su compañera de departamento, Guillermina González Almenara, se centra, por su parte, en las mujeres historiadoras, narrando crónicas más realistas que las de la Literatura Épica de Casilda Álvarez. Su tesis, La presencia femenina en el ámbito privado. Estudio sobre textos griegos de época clásica (Heródoto, Tucídides, Jenofonte), se leyó en 2003 en la ULL. Estas dos expertas, a falta de la también profesora, Elvira Carolina Real Torres, forman parte del grupo “El ámbito femenino en los textos griegos y romanos”, de la Facultad de Filología de La Laguna.

En relación a sus investigaciones sobre el papel de la mujer en distintos ámbitos culturales, González Almenara opina que “no debería haber ni feminismo ni machismo, únicamente igualdad”. Respecto al neofeminismo “creo que hacerse notar es bueno para continuar la lucha por la igualdad”, concluye Álvarez.

El alzhéimer no afecta igual a hombres y mujeres

Ciencias/Universidad Texto:

El Grupo de Biología de Sistemas y Modelización Matemática de la Universidad de La Laguna ha encontrado que la enfermedad de Alzhéimer tiene desarrollos diferenciados en hombres y en mujeres. El docotor Néstor V. Torres, investigador y decano de la Facultad de Ciencias, es quien dirige el equipo que ha realizado el descubrimiento. En él ha participado el doctor Daniel Guebel, profesor visitante en la ULL.

Las desigualdades más notables se han encontrado en las mitocondrias, orgánulo esencial para la respiración celular. Han observado que en las mujeres éstas se encuentran sujetas a procesos de fisión mucho más intensos que las de los varones. De esta forma se provoca que desaparezcan en mayor proporción. Esto tiene como consecuencia un deterioro más acentuado del tejido nervioso, con lo que se acelera el curso de la enfermedad neurodegenerativa. Los resultados del estudio han servido también para desmentir la supuesta diferencia en los genes de envejecimiento asociados a la etnia de los sujetos.

Los hallazgos son el resultado de la integración de la información disponible en varias bases de datos, en un modelo matemático que permite la cuantificación de los múltiples efectos cruzados entre los miles de genes analizados. Como explica el Dr. Torres, las evidencias experimentales acumuladas, por sí mismas, no contribuyen a explicar el fenómeno, pero su análisis en el marco del modelo matemático permite la comprensión de la fenomenología del sistema y su evolución en el tiempo. Esta aproximación sistémica, cuantitativa y dinámica, permite la observación de propiedades que son el resultado de la acción ordenada de miles de elementos del sistema.

El grupo, activo desde el año 1992, ha realizado numerosos trabajos en el campo de la biotecnología y la biomedicina. Entre ellos destacan propuestas de estrategia terapéuticas para la gota, malaria, leishmaniasis y SIDA, todas basadas en la modelización matemática. “El lenguaje de las matemáticas nos libera de los vicios de la intuición”, sentencia Torres.

 

Arte a través de los sedimentos de las tuberías

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

Un experimento de la Facultad de Bellas Artes de la ULL demuestra cómo crear piezas por medio de las cañerías. El proyecto, trabajo final de máster de Franco Ordeiro, tiene por nombre Aplicación del proceso de petrificación calcárea al diseño de suvenirs. Su precedente es la línea de investigación de la doctora y profesora del centro, María Isabel Sánchez, que ha publicado junto con otros autores un trabajo sobre las aplicaciones creativas con residuos de decantaciones y que guía actualmente al alumno en la realización de su TFM.

La tutora explica que para efectuar la extracción de los elementos excedentes y la elaboración de las obras fue necesario mantener por un periodo de tres meses un molde, que era atravesado por agua de las galerías, para comprobar la reacción del mismo. Comenta también que si el objeto se deja por un lapso mayor y se usa el armazón que lo protege la calidad del sedimento es superior.

El resultado que se obtiene al pasar el tiempo y el líquido provoca la formación de una piedra, la cual pasará luego por una serie de procesos para su exposición final, según narra la especialista.

Con este estudio, Sánchez afirma que es viable realizar arte a través de los sedimentos de los tubos y asegura que “cualquiera que tenga una galería, con este procedimiento podría montar una industria que, además, no necesita ni materia prima, ni energía eléctrica”.

La tesis será presentada el año que viene junto con una exposición de figuras producto del proceso descrito.

La nubosidad dificulta la observación del tránsito de Mercurio ante el Sol

Ciencias/Universidad Texto:

El uso de los telescopios solares se fundamenta en la captación de imágenes en el espectro de luz visible y de luz infrarroja, la cual es difícil de captar a través de las nubes. Durante todo el día de ayer, una gran parte del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) siguió el tránsito de Mercurio delante del Sol desde las torres solares del Observatorio del Teide y del Roque de los Muchachos, pero la observación se vio dificultada por el mal estado del tiempo atmosférico.

La importancia del paso de Mercurio radica en dos vertientes principales, como explica Manuel Collados Vera, investigador del grupo de Física Solar del IAC y profesor titular de la ULL. La primera consiste en comprobar la correcta alineación de los telescopios, para asegurar que estén adecuadamente calibrados. La otra razón es comprobar si se pueden obtener más datos sobre la composición de la atmósfera del planeta más cercano al Sol para, posteriormente, trasladar este tipo de técnicas a la detección de planetas extrasolares, cuya finalidad última es encontrar planetas similares a La Tierra.

Respecto a esta búsqueda de exoplanetas, Alfred Rosenberg, investigador del IAC y divulgador científico, resalta que hoy en día se han descubierto más de 2100 planetas. De ellos, unos 1300 han sido descubiertos mediante tránsitos. Además, comenta cómo estos permiten determinar el tamaño que tiene el astro, la distancia a la que está girando de su estrella anfitriona, su masa y qué posibilidades tiene de estar en una región habitable.

Los datos recogidos fueron menores a los esperados, “debido a la nubosidad”, manifiesta Collados. Aun así, las grandes mejoras técnicas en los telescopios de los últimos años han permitido realizar un buen seguimiento del fenómeno: El telescopio GREGOR, en el Observatorio del Teide, tiene un tamaño de un metro y medio de diámetro. Es uno de los mayores telescopios solares y comenzó a funcionar en el año 2006. Por su parte, el telescopio solar sueco, ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma, cuenta con un diámetro de un metro y empezó a utilizarse en el año 2002. A través de ambos se siguió todo el proceso, desde las 12:00 (hora canaria) hasta pasadas las 19:30.

Telescopios de tan altas prestaciones y cielos considerados de calidad como los canarios, permiten observar un fenómeno poco frecuente que sólo sucede alrededor de trece veces por siglo y, no todas ellas, durante el día. Precisamente por ello, Abel de Burgos Sierra, operador de telescopios de la European Space Agency involucrado en el proyecto CESAR, tuvo que trasladarse hasta Izaña para poder observar el proceso. “En Madrid, por culpa del mal tiempo, resultaba imposible observarlo”, afirma.

El ajetreo fue constante en el observatorio tinerfeño a lo largo del día. Grupos de escolares acompañados de sus profesores, investigadores de otros países y aficionados a la astronomía, llenaron las instalaciones del IAC aprovechando, cada vez que se despejaba el cielo, para ver la mancha negra de Mercurio cruzando sobre la superficie solar.

1016 años para investigar a la mujer y su educación

Ciencias Sociales y Jurídicas/Universidad Texto:

Dulce María González Doreste, catedrática en Filología Francesa, participa en una línea indagadora que aborda la educación recibida en la Edad Media, en el Instituto Universitario de Estudios Medievales y Renacentistas (IEMYR). Para ello, utiliza tratados, en la mayoría de los casos, escritos por hombres, pero destinados al género opuesto. “Le estoy dando prioridad porque hay mucho material, me parece muy interesante”, asiente.  Esta investigación cuenta con la colaboración del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres.

Desde la época crecen las raíces del machismo. En el transcurso de la pesquisa afirma haber encontrado muchas coincidencias con la actualidad. Y añade que hay ciertos rasgos de la misoginia que provienen de esta etapa histórica. Hoy día, subsisten estereotipos, “por ejemplo, el de que la mujer está mejor callada, la castidad o el cuidado propio en términos de belleza”. He ahí una de las razones de su especial interés en este estudio.

Las nuevas tecnologías le ayudan en su análisis, pues, como ella misma comenta, es más fácil el acceso a museos, archivos o bibliotecas. “Están a un toque de tecla”, declara. La docente manifiesta que trabaja con unos 300 manuscritos, de media, y, en la práctica, los tiene todos a su alcance. Además, simpatiza con la visibilidad que le proporciona la red para la difusión de los proyectos y su apertura a numerosos campos. “Los estudiantes egresados se interesan cada vez más por este período gracias a la disposición que ofrece”, completa como ventaja.

La anterior semana coordinó el XXVI Seminario de Estudios Medievales y Renacentistas que celebra el IEMYR. En esta ocasión, el tema principal fue la música y la danza en la Edad Media. En él participaron especialistas de reconocido prestigio, de universidades tanto de dentro como de fuera del país. El acto de clausura tuvo lugar en San Juan de la Rambla. Tras el cierre, disfrutaron de una visita guiada por el patrimonio de la zona y por el Teide. “Los invitados se fueron muy satisfechos”, comenta. “Les gustó la confluencia de distintos expertos con un debate muy animado en un clima de amistad”.

Por otro lado, mantiene su actividad con la celebración de cursos. Con ellos se fomenta la divulgación de todo el mundo medieval, bajo las diferentes perspectivas. En el Instituto llevan 25 años, sin interrupciones, impartiéndolos al alumnado de forma abierta. Desde el centro se invita a los alumnos a dar conferencias, especialmente quienes realicen un trabajo de fin de máster y hayan escogido un tema en relación con el curso impartido.

Su tiempo se divide entre su investigación y el análisis de la relación entre el texto y la imagen en manuscritos del Medievo en obras de literatura francesa.

La importancia del método

Ciencias Sociales y Jurídicas/Universidad Texto:

Carmen Gloria Martín Rodríguez es profesora de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y pertenece al Grupo de Investigación Estadística Económica y Econometría (ESEMEA). Su línea de investigación se desarrolla en torno a una vertiente metodológica dentro del ámbito del análisis de series temporales y, más en concreto, en torno al estudio del componente estacional en series económicas con distinta frecuencia de observación y con aplicaciones orientadas especialmente hacia la economía agraria y el ámbito sanitario. Una serie temporal es, a grandes rasgos, una secuencia de datos medidos en momentos determinados y ordenados cronológicamente como, por ejemplo, la variación semanal de los precios de la gasolina.

Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la ULL, actualmente su grupo está haciendo un estudio para evaluar “la rentabilidad de la producción de tomate canario de exportación y sus repercusiones en la economía de las islas” a petición del Gobierno de Canarias. Este proyecto busca, grosso modo, saber si merece la pena la producción y exportación de tomates canarios. Para ello se sirven del análisis de cualquier dato que pudiera influir en ello, desde la temperatura ambiental hasta las plagas o el uso de productos fitosanitarios.

En cualquier caso, la doctora Martín ha participado en muchas investigaciones diferentes desde que terminó la carrera y reconoce que, además de la mejora metodológica, ha trabajado también en estudios sobre la demanda eléctrica, la economía agraria o la gestión hospitalaria. Respecto a esta última cuenta una anécdota curiosa, y es que haciendo un estudio sobre la gestión de un servicio de urgencias, se descubrió, entre otras muchas cosas, que el turno en el que menos gente acude es el de mañana. Esto se debe a que muchos esperan a después de comer para ir al hospital aunque sientan molestias desde temprano, puesto que prefieren asistir con el estómago lleno y ver si el dolor se pasa solo. También notó una disminución en el uso de los servicios durante los fines de semana o los festivos, ya que muchos parece que se aguantan el malestar hasta que terminen con su tiempo libre.

Sea como fuere, la profesora afirma que su mayor contribución al mundo de la ciencia son los avances y el perfeccionamiento de diferentes métodos de investigación, más que los estudios prácticos en los que ha tomado parte. Y es que el trabajo que ha desarrollado ha servido para que muchos profesionales hayan hecho uso de sus tratados y de las mejoras implementadas por ella y sus compañeros. Dentro de su campo, Carmen Gloria trabaja más con la estacionalidad en series temporales económicas, y un ejemplo de estas mejoras que recuerda con cierto entusiasmo es en la que introducen un enfoque metodológico que define las variaciones estacionales, no como función de la estación a la que pertenece el dato, sino como función de la proporción del periodo estacional que ha transcurrido en la observación en cuestión, haciendo posible, por ejemplo, considerar variaciones estacionales de distinto periodo -número de semanas- en campañas agrícolas consecutivas.

Esta es solo una muestra de las mejoras llevadas a cabo por Gloria Martín en el aspecto metodológico de las investigaciones y, aunque parezca trivial, pequeños cambios como ese pueden llevar al descubrimiento de formas de estudio totalmente novedosas y a la optimización de la obtención de datos.

 

Cinco décadas de evolución

Ciencias/Universidad Texto:

Los años sesenta no dejaron indiferentes a nadie. El presidente Kennedy, Marthin Luther King y el Che Guevara son asesinados en la misma década en la que se construye el primer equipo de rayos láser, se realiza el primer trasplante de corazón y los Rolling Stones ponen a bailar a medio mundo con el tema “Satisfaction”. Diez primaveras dan para mucho y, en la del 63, Antonio González, catedrático y rector de la ULL, dirige el Instituto de Investigaciones Químicas de Tenerife precursor del Instituto Universitario de Bio-Orgánica (IUBO), el cual lleva su nombre. El Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (1986) es el impulsor del crecimiento del centro hasta su consolidación como instituto universitario.

Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González

La labor del instituto se reducía, en sus orígenes, a labores químicas como el aislamiento e identificación de los productos naturales en las plantas terrestres de Canarias. La evolución durante un primer periodo implicó la ampliación de especialidades, el comienzo de proyectos con universidades iberoamericanas y la inclusión del medio marino en su foco de estudios. Posteriormente, se produce un constante desarrollo en el estudio de Productos Naturales Bioactivos, es decir, síntesis, biosíntesis y modo de acción de los mismos. En otros términos, hallar respuestas a estímulos, que es de lo que trata la vida.

Actualmente, el IUBO cuenta con grupos multidisciplinares que estudian las estructuras de las moléculas al tiempo que establecen el modo en que los organismos las producen, mediante la biotecnología. Se trata de conocer qué rutas biosintéticas siguen los organismos para sintetizar las moléculas y, en el punto oportuno, poder modificarlas. “Así pongo al organismo a trabajar para mí”, afirma Manuel Norte, coordinador del Laboratorio de Productos Naturales Marinos. Además, en el centro se desarrollan síntesis de moléculas de mayor interés. En ocasiones, se fija como objetivo obtener una molécula en concreto. En otras, se trata de desarrollar metodologías aplicables sobre un determinado grupo y sus derivados. De esta forma se generan quimiotecas que se someten a ensayos de actividad biológica. Junto con otras labores, como el cultivo de microorganismos, los resultados podrían concluir en el aislamiento de medicamentos.

Su actividad ha permitido a grupos del Instituto la participación en proyectos internacionales como Marex (2011), coordinado por la Universidad de Helsinki y donde se buscaban los secretos del océano: organismos marinos con sustancias óptimas para los fármacos, cosméticos o alimentación. Igualmente, también ha colaborado en el proyecto Imbrain (2012) de la ULL, el cual trabaja en la innovación y la consecución de resultados científicos que mejoren la biomedicina aplicada a los pacientes. Recientemente, se ha incorporado al centro un  equipo de investigación en arqueología, que estudia la presencia de restos orgánicos en hogueras neandertales para conocer sus características y obtener datos acerca de su comportamiento.

Manuel Norte

Encargado de la sección marina del IUBO y catedrático de la ULL especializado en Química, Norte revela las glorias y dificultades de la ciencia en el siglo XXI.

En un contexto como es la actual era tecnológica y los gigantescos avances que logra la ciencia en nuestros días, parece que todo proceso bioorgánico está controlado. ¿Cuál es el límite de esta disciplina? “Aunque se pretende, no todo está controlado, ni mucho menos. El gran salto de la química bio-orgánica se logrará cuando se logre conocer las estructuras químicas desconocidas de las enzimas involucradas en las rutas biosintéticas”.

¿Y el futuro de la ciencia? “Estoy seguro de que el desarrollo del mundo biotecnológico va a ser una revolución brutal en la ciencia, que tiene un largo camino por recorrer. Ahora somos capaces de ver a través de ordenadores cosas que no podemos ni siquiera ver en un microscopio, podemos aumentar el tamaño de las moléculas hasta niveles insospechados sin distorsionarlas, lo cual favorece el trabajo”.

¿Cómo divulga el Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González sus resultados en investigaciones? “Llevamos a cabo varias investigaciones que pueden ser utilizadas posteriormente en otros proyectos, porque es muy difícil que un centro público pueda encargarse de aspectos que requieren inmensas sumas de dinero como es la producción de fármacos. Es por ello que, cuando se descubre algo, se divulga para aumentar el conocimiento de esta área científica. Esto ayuda a la investigación de otros grupos de investigación  y/o a la aplicación de los resultados. La investigación tiene una naturaleza colaborativa y el acceso a la información en este ámbito es oro. La gran gloria de los grupos que hacemos investigación básica es publicar en una gran revista para que los conocimientos lleguen a todos los rincones del Mundo”.

 

‘Documentos de la Granada nazarí y mudéjar’, más de 12 años de investigación

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

La catedrática María Arcas Campoy forma parte del proyecto de investigación Documentos de la Granada nazarí y mudéjar. Estudio de las colecciones (Derecho, Economía y Sociedad), en el que trabaja con un grupo formado principalmente por arabistas, basado en el objetivo de intentar dar a conocer la realidad de la Granada nazarí. “Nosotros siempre trabajamos en documentos inéditos, muchas veces nadie los ha visto”, asegura. Este trabajo se empezó en enero de 2003 y se prolongará hasta diciembre de este año.

Pero este no es el único proyecto en el que participa. También, está vinculada a La propiedad aristocrática en la Granada Nazarí y su traspaso a la sociedad castellana, dirigido por Carmen Trillo, profesora de la Universidad de GranadaArcas Campoy, lo define como “un trabajo coordinado de Las Almunias del Occidente islámico”. La palabra “almunia” tiene su origen en la lengua árabe y significa huerto, granja o finca. De ahí que el proyecto se base en las características de las fincas de la aristocracia nazarí y la evolución de las mismas cuando pasaron al poder castellano.

La profesora asegura que su participación en dicho trabajo se centra en la utilización de fuentes de documentos antiguos escritos en la lengua árabe, con el fin de ofrecer datos necesarios para que el proyecto continúe. Además de arabistas, también participan, entre otros, arqueólogos e historiadores medievales.

Además de investigadora, también imparte docente de Estudios Árabes e Isalámicos en la ULL, donde lleva 40 cursos académicos y forma parte del grupo ESARIS. Para ella, “una lengua no se puede estudiar sin su contexto”. Esta es la razón por la que a los alumnos siempre se les ha hecho referencia a temas que les ayuden a conocer la civilización árabe y sus características.

Destaca que su aportación en la investigación relacionada con el mundo árabe es muy pequeña. Sin embargo, con más de 70 publicaciones y 40 congresos en distintos sitios a los que ha asistido, “es algo que te envuelve”. Recuerda a una compañera suya que comparó la investigación con un cesto de cerezas, puesto que al intentar sacar una, salen enganchadas muchas más. Y más o menos de esa forma lo define Arcas Campoy: “La investigación es como una novela policiaca, tiras de un hilo y te salen dos o tres más”. Estima que dentro unos años se jubilará, aunque es bastante clara a la hora de expresar sus intenciones: “Las clases se me acaban, pero la investigación, no”.

La introducción de herbívoros en Canarias perjudica la flora insular

Ciencias/Universidad Texto:

La conquista del Archipiélago en el siglo XV provocó su adaptación al mundo europeo. 600 años después, la historia canaria sigue sufriendo las consecuencias. Un proyecto del Grupo de Conservación de Plantas y Biogeografía de la ULL examina las repercusiones de los herbívoros activos reasentados en el paisaje vegetal de las Islas. El doctor Marcelino del Arco Aguilar, miembro del equipo investigador, asegura que los animales introducidos en Canarias, como el conejo o el arruí, “ejercen un papel decisivo sobre la composición florística y dinámica de las plantas en el territorio, influyendo negativamente”.

Concretamente, estas exploraciones se han llevado a cabo en La Palma y Tenerife. La práctica de análisis diversos y multivariables ha revelado una profunda transformación en la vegetación de Las Cañadas del Teide. El consumo alimentario de los conejos ha disminuido la abundancia de especies endémicas y estructurales, como la Retama del Teide (Spartocytisus supranubius), de la que se observa una notable escasez de individuos juveniles. Esta alteración en la pirámide poblacional provoca un gran aumento de mortandad de la planta debido a la falta de regeneración adecuada. Sin embargo, este daño favorece la expansión de otras vegetaciones, como el Rosalito de cumbre (Pterocephalus lasiospermus), que resulta menos apetitosa para los animales.

El cambio paisajístico desde épocas anteriores a la colonización de las Islas hasta la actualidad es patente. El doctor Del Arco Aguilar explica cómo las investigaciones han demostrado que las áreas cercadas a las que no pueden acceder los herbívoros conservan su evolución natural. Por el contrario, las zonas en las que pueden transitar ven distorsionado su desarrollo biológico, lo que pone en riesgo la existencia de especies históricas de Canarias.

“Conocer lo que hacen otros primates nos dice algo sobre nosotros”

Ciencias de la Salud/Universidad Texto:

Carlos Álvarez, doctor en Psicología, dirige desde hace dos años una investigación sobre la cognición y la inteligencia de los primates, contando con la colaboración de especialistas de la Universidad de La Laguna y El Loro Parque. Josep Call, director del Wolfgang Köhler Primate Research Center del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania) y Héctor Marín, de la Universidad de las Islas Baleares, también han tomado parte en la investigación.

La exploración se divide en dos vertientes. La primera se dedica a estudiar el conocimiento de los primates sobre el mundo físico como, por ejemplo, si son capaces de percibir los atributos de rigidez y flexibilidad en determinadas herramientas sin un aprendizaje previo.

Por otro lado, se observa si pueden utilizar una herramienta que no conocían anteriormente para resolver un problema nuevo. Para ello, Álvarez explica que “se les facilita bebidas con una pajita para observar si el gorila tiene la aptitud de acceder al zumo aspirándolo de manera flamante”.

La segunda vertiente va dirigida a constatar si los gorilas son capaces de tener ilusiones ópticas. El procedimiento que se lleva a cabo es presentar dos tablas donde la ilusión la forma el alimento. Ellos siempre van a elegir el de mayor tamaño. “Si no tienen la ilusión, responderán por azar”, añade el experto.

Álvarez puntualiza que, estudiar a los primates, nos ayuda a saber las características cognitivas que compartimos con ellos. “Si nosotros encontramos que un proceso determinado existe en otros simios, eso nos va a decir si esos procesos los hemos aprendido nosotros y son una cuestión cultural del ser humano o, por el contrario, son genéticos”, concluye.

 

“Canarias posee el legado de orfebrería americana más importante”

Artes y Humanidades/Universidad Texto:

Jesús Pérez Morera, profesor de Historia del Arte de la Universidad de La Laguna, se encuentra inmerso desde 1988 en el estudio de la platería americana que existe en Canarias debido a los movimientos migratorios del siglo XVII. En el archipiélago, es el primero que realiza este tipo de análisis. Otros expertos se han limitado a analizar la orfebrería de cada isla, pero no de la comunidad canaria en su conjunto. El docente destaca que, de las más de 300 obras catalogadas, la mayor parte se encuentra en Tenerife y en La Palma.

Las diferentes piezas no solo se examinan desde un punto de vista estilístico, sino que su valor como documento histórico es determinante, puesto que permite conocer las características de la sociedad de la época, los itinerarios que seguían o el tipo de comercio que se practicaba. Morera asegura que, las conclusiones extraídas, revelan que “los canarios se trasladaban en su mayoría a Cuba y a Venezuela”. Además, afirma que utilizaban estos ornamentos “para manifestar la posición social que habían alcanzado, pues los isleños partían a América buscando un futuro mejor”.

Estos descubrimientos han suscitado interés nacional e internacional y los objetos de plata labrada han sido llevados a exposiciones celebradas en México. Un ejemplo es Plata. Forjando México, donde la única participación internacional fue la de Canarias, ya que la gran cantidad de muestras disponibles compensan las que el país anfitrión ha perdido a causa de guerras, terremotos o intercambios. Además, el historiador ha recibido tres sexenios por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el cual premia la productividad de la acción investigadora de los profesores universitarios.

“La utilización de recursos hídricos no convencionales conlleva a la salinización de los suelos”

Ciencias/Universidad Texto:

María Dorta Santos, doctora en Biología, lleva años trabajando en la posibilidad de producción de cultivos energéticos en zonas áridas junto al grupo de investigación de Recursos Marginales de Suelos y Aguas de la ULL, del cual forman parte profesores como Marisa Tejedor, exrectora de La Universidad de La Laguna.

El proyecto comenzó en 2010 y finalizó en 2015 cuando Dorta presentó su tesis doctoral. Para realizar su labor tuvo que viajar a Fuerteventura cada semana, ya que los cultivos se encontraban allí al ser una de las zonas más áridas de España.

Dorta siempre se interesó por la Edafología (la ciencia del suelo) mientras estudiaba el Grado, por lo que, en 2007, empezó a formar parte del Departamento de Edafología de la ULL, donde comenzó a introducirse en el ámbito de la investigación.

La investigadora cuenta que ha sufrido el “síndrome de doctorando” y mucho estrés. Además, piensa que la investigación en la ULL está a la cola de las universidades de España, no existe el suficiente apoyo económico, cada vez se dan menos becas y no se proporcionan las ayudas necesarias para la publicación de los artículos.

Pero no todo son críticas. “La experiencia te abre camino en el mundo de la investigación y te enriqueces a nivel personal, tanto por lo bueno como por lo malo”, afirma.

En la tesis se abordaron varios aspectos sobre la sostenibilidad de la producción de agrocombustibles, con la especie Jatropha Curcas, en suelos abandonados y bajo riesgo con recursos hídricos no convencionales en la isla de Fuerteventura. En cuanto a los resultados de las investigaciones, señala varios, entre los que destaca que, la utilización de recursos hídricos no convencionales, conlleva a “la salinización de los suelos, llegando a niveles que pueden afectar al rendimiento, incluso, de cultivos tolerantes a la salinidad”.

Últimos retoques para el proyecto DEPHISIT

Ciencias/Universidad Texto:

DEPHISIT (Desarrollo Experimental de una Plataforma Híbrida Inalámbrica para Sistemas Inteligentes de Transporte) es un proyecto que ya está en la recta final de su desarrollo y en el que la ULL ha participado junto con la Universidad de Málaga y Alcatel-Lucent, siendo esta última partícipe desde el mes de enero y que opera en conjunto con Nokia. El proyecto está financiado a través del subprograma INNPACTO, cuyo objetivo es contribuir  a la creación de iniciativas en las que cooperen grupos de investigación y empresas para la realización de proyectos de I+D+i, y el cual pertenece al Ministerio de Economía y Competitividad.

Alexandra Rivero e Iván Santos, ambos miembros del grupo de CryptULL (grupo de seguridad y criptología de la ULL), aseguran que el objetivo principal de este trabajo es el de “ayudar a los conductores, que los usuarios puedan conducir de forma más segura y tener opción de ver de manera anticipada y evitar eventos en la carretera”, afirma Santos.

El 15 de abril se realizó la demostración final de este proyecto en la Facultad de Física y Matemáticas de la Universidad de La Laguna, además de una exposición y explicación acerca del producto, su funcionamiento y sus atributos. Representantes de diferentes empresas y del Ayuntamiento de La Laguna que asistieron a la presentación, utilizaron unos vehículos y se les demostró, en tiempo real, el funcionamiento de DEPHISIT a lo largo de un recorrido por La Laguna.

Esta aplicación cuenta con muchos recursos destinados a mejorar la conducción vial de los usuarios, aunque también ofrece funciones útiles para los peatones e incluso para ciclistas. Aviso de semáforos, exceso de velocidad, colisiones, vehículos de emergencia, señales y cruces, información meteorológica del tramo de la vía por la que se conduce y notificación de atascos, entre otras, son algunas de las funciones que DEPHISIT ofrece.

Para David Santos, uno de los atributos más útiles del proyecto es la referente a los avisos durante la conducción: “Si vas en la carretera y hay un accidente, esto te lo avisa y puedes ayudar o evitar esa zona. O si hay un atasco te lo avisa y pasas por otra zona”. Alexandra Rivero, por su parte, asegura que otra de las funciones que podrían resultar más útiles a los usuarios de DEPHISIT sería el aviso de un vehículo de emergencia, ya que “muchas veces vamos distraídos y no nos damos cuenta, por lo que sería útil que el mismo coche te advirtiera de la presencia de este tipo de vehículos”, asegura. Asimismo, las notificaciones de superación del límite de velocidad permitido y los semáforos también son útiles, pues avisa “no solo al conductor que se lo saltó, sino también a los demás vehículos para que tengan precaución”, concluye.

DEPHISIT  aún no se encuentra disponible en el mercado. Rivero y Santos aseguran que, al ser un grupo de investigación, lo que hacen es desarrollar el proyecto y exponer la idea. Si alguien decidiera financiarlo se podría llegar a comercializar.

Go to Top