Category archive

Opinión

Una llamarada de intenciones

Opinión Texto:

Un país que posee personas encargadas de generar problemas y que, a su vez, tiene medios para atajarlos, en ocasiones resulta contraproducente. Todos presumimos de una buena percepción sobre lo importante que es el medioambiente, pero no nos preocupamos por él realmente hasta que nos afecta en nuestras propias carnes. Sin duda alguna, las palabras fuego o incendio han estado más presentes que nunca en estos últimos días. Esta exaltación comenzó en la madrugada de este pasado domingo, cuando miles de hectáreas fueron calcinadas en el sur de Galicia. Al día siguiente, Asturias amaneció con un horrible olor a quemado al igual que en nuestro país vecino, Portugal. Y, ayer martes, se declaraban cuatro incendios en Castilla y León para cerrar estos días repletos de malas noticias.

Ahora más que nunca, la repercusión por esta clase de acontecimientos ha aumentado considerablemente. Pero, ¿cuáles son las causas de este tipo de catástrofes? Nosotros mismos. Sí, el ser humano está acabando con su propio territorio.

Muchos dirán que no existe concienciación suficiente sobre la protección de los montes, pero tan solo es necesario un poco de sentido común. Con la ayuda de los fuertes vientos asociados al huracán Ophelia, las altas temperaturas y la sequedad del suelo, cualquier acto inconsciente (por ejemplo, tirar una colilla al monte) puede desembocar en una desgracia de tal calibre.

Pero en este caso, todo parece apuntar a que no se trata de un despiste sino de algo intencionado y coordinado. También es posible que la naturaleza haya actuado como refuerzo para propagar aún más el fuego producido por la influencia humana. Sin embargo, sigue siendo necesaria una mayor prevención de nuestros bosques durante todo el año porque las actuaciones premeditadas son muy difíciles de remediar.

“Aunque parezca increíble, existen terroristas ambientales”

Cuatro regiones absorbidas por las llamas, acontecimientos muy próximos en el tiempo y mucho revuelo mediático. Aunque parezca increíble, existen terroristas ambientales. Es decir, personas que, a través de ataques contra el medioambiente, tratan de saquear a las poblaciones sus beneficios o destruir las propiedades ajenas.

En ocasiones no se trata de terroristas individuales, sino de agrupaciones de muchas personas. Y sí, estoy hablando de las empresas que buscan despejar estos espacios para poder construir sobre ellos. Todo esto gracias a la Ley de Montes, que permite la recalificación de los terrenos que hayan sufrido incendios.

En mi opinión, se trata de una norma constituida para el beneficio propio de quienes la implantan. Debemos tener en cuenta que si todos nuestros bosques se queman, los perdemos para siempre, ya que elaborarán sobre ellos un lugar totalmente diferente.

No hay derecho

Opinión Texto:

La chuletada anual de las facultades de Derecho, Relaciones Laborales o Biología, entre otras, se celebró este pasado sábado 14 de octubre en la Mesa Mota (La Laguna). Un día festivo, que normalmente transcurre con normalidad entre copas y risas, se ha convertido en la comidilla. Y sí, digo comidilla por no decir basura, algo que abundó al final de esta celebración para sorpresa de los excursionistas domingueros. En las brasas de la polémica: los futuros juristas, los organizadores del evento y, curiosamente, un grupo de Facebook del alumnado de Derecho.

A primera hora del domingo empezaron a publicarse en La Opinión de Tenerife y Diario de Avisos diversas noticias relacionadas con el acto y con las consecuencias que este tuvo. 1600 kilos de basura fueron lo que se encontraron los visitantes a este parque recreativo, los cuales tuvieron que recoger los residuos y restos con la ayuda del operativo de limpieza del Ayuntamiento de La Laguna. Pero, ¿quiénes son los culpables de este desaguisado?

La opinión pública y la prensa disparó hacia el Grupo de Alumnado de la Facultad de Derecho. Se les ha puesto en el centro de la polémica como principales causantes cuando, únicamente, se limitaron a difundir, ser intermediarios informativos y publicitar la cita en las redes sociales, incluso sin asistir a la chuletada. Confiar en sus compañeros y darles publicidad fue su condena.

Desde algunos medios informativos se ha apuntado hacia los estudiantes de Derecho, conocidos como los “guarros” de la Isla. La chuletada estuvo organizada por alumnos de tercer año de Derecho, los cuales emprendieron camino a las cinco de la tarde dejando la basura a fuego lento en el suelo. A pesar de ello, también acudieron cientos de personas ajenas a la Universidad, además de grupos pertenecientes a los grados de Relaciones Laborales y Biología, los cuales no tardaron en desmarcarse con pruebas gráficas que demostraban que su zona al término del día estaba limpia.

El que calla otorga


Sin duda, mucha culpa del grado de confusión que reina sobre el lamentable suceso lo tiene la Delegación de Derecho, dispersa estructuralmente, y la organización de la chuletada, que se mantiene muda y se limita a huir de preguntas. El que calla otorga.

Y mientras, en las redes sociales, los comentarios de alumnos indignados no cesan: ¿Por qué pagar justos por pecadores?, ¿por qué tengo que recoger la mierda de los demás?, ¿un pequeño grupito representa a una carrera entera? Muchos de ellos dirigen sus miras hacia los organizadores o hacia otra Facultad. Aún así, todo se ha convertido en el juego de moda en nuestro país: el “y tú más”. Quizás haya que dejar el linchamiento público y señalar con el dedo a un colectivo concreto, y poner en práctica la autocrítica y la conciencia medioambiental. Lo del pasado fin de semana no fue un caso aislado. Las Raíces y la Mesa Mota vivieron episodios similares en 2015 y 2016.

Puede que haya llegado el momento de reflexionar y tener en cuenta que la naturaleza no es una discoteca, que las generalizaciones las carga el diablo, que para organizar un evento de ese calibre hay que ser responsables y que dar la cara siempre es una buena solución.

‘Happy Songs for Happy People’

Opinión Texto:

Mogwai es único. Happy Songs for Happy People es el cuarto álbum de este grupo que se estrenó allá por el 2002 cuando el post-rock seguía siendo ese género tan desconocido por la sociedad. Un disco con canciones cortas, calmadas e intensas. Una banda sonora triste y pesimista a la que es imposible darle una definición porque no tiene una, sino miles.

La crueldad de los últimos ataques terroristas reflejados en el ritmo incesante de Ratts of the capital, la desolación que deja tras de sí el fuego en California en Hunted by a freak o el estallido independentista catalán en el clímax de Killing all the flies. Poesía musical. Rock electrónico instrumental en un álbum que nos hace ver que la vida, por desgracia, no solo son acordes alegres.

El ser humano está ciego. Nos manipulan. Nos entretienen. Nos mantienen felices con canciones cuyo estribillo habla de los aspectos más personales de la vida de los demás. Los medios se lucran de la existencia de algunos. Y lo peor es que nos gusta. Y es imposible huir porque lo que surge al encender el televisor muchas veces se vive en el día día. El cotilleo. La famosa palabra que oculta la información de verdad, la relevante. No para de tocar a nuestra puerta y a mí no me queda más remedio que refugiarme en Stop coming to my house, la novena canción del álbum. No me ha servido para nada pero por lo menos me agrada.

Stuart Braithwaite componiendo – @mogwaiband

 “Cuando el mundo termine pagando las malas decisiones del ser humano, Happy Songs for Happy People sonará en nuestras cabezas”

El piano y la batería son dos de los instrumentos más presentes en este disco. Mogwai alterna ambos sonidos para crear un ambiente otoñal y depresivo que termina, en muchos de los tracks, convirtiéndose en furia y rabia. Estallidos de notas musicales a los que recurrían constantemente en su anterior álbum, Rock Action, con obras maestras como You don´t know Jesus. En Happy Songs for Happy People no todo son crescendos, canciones como Kids will be skeletons mantienen en todo momento una línea melódica tranquila y sin sobresaltos.

La pista con el título más llamativo es, sin duda alguna, I know you are but what am I (canción del artículo). Depresiva a más no poder. Cada una de las notas tocadas con ese piano me hacen ver todo lo negativo del mundo y, a diferencia de las otras canciones, en esta no hay ninguna nota esperanzadora, ya que su partitura se mantiene pesimista de inicio a fin. Para mí, una obra de terror más oscura que el noveno piso infernal que visitó Dante en su Divina Comedia. Solo apta para verdaderos valientes.

Stuart Braithwaite, Barry Burns, Martin Bulloch, Dominic Aitchison y John Cummings (este último ya no está) son los encargados de producir canciones que dan, a cada uno de nosotros, significado a nuestras vidas con sus innumerables interpretaciones. Y es que a cada paso que damos, cada vez que miramos algo o cada vez que relacionamos algo tangible e intangible en nuestras vidas, siempre nos acompaña Mogwai. En lo malo y en lo bueno.

893

Opinión Texto:

Ni a favor, ni en contra. A favor del diálogo, de la comprensión y de la democracia. En contra de los apaleamientos, de la supremacía y el control dictatorial. No se trata de apoyar una ideología, se trata de encontrar la humanidad de la que tanto se habla y poco se hace presencia. Un siglo después, los franquistas han sido sustituidos por el Gobierno y parte de los españoles del siglo XXI, quienes demostraron en la plaza de Cibeles que de todas las carencias que tiene el país, la de la democracia es la más grande. No bastó con que España sirviera de escenario para una recreación de la dictadura que inundó el Estado durante 36 años, y tampoco bastó con la demostración de la unidad de España al son de las armonías del Cara al Sol.

Pero, en este punto, ¿de qué otra manera se podría manchar la tolerancia y libertad que, según muchos, caracteriza a la nación? ¿Por qué no reprimirlas manchando las calles catalanas de tiranía, totalitarismo y violencia? ¿Por qué no utilizar la ilegalidad que singulariza las actuaciones de los catalanes como excusa para atizar a todo civil atinado? ¿Por qué no llamar “unidad de España” a una apología del fascismo?

“Quizás se debería empezar a llamar a las cosas por su nombre y no disfrazarlas de una libertad aparente y oportunista”

Quizás se debería empezar a llamar a las cosas por su nombre y no disfrazarlas de una libertad aparente y oportunista. Quizás se debería dejar de llamar “ejemplo” a 893 heridos por tratar de ejercer el derecho a voto, el cual es reconocido en el artículo 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el artículo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los cuales habían servido de vínculo al supuesto avance de la democracia. Quizás sea la omisión de las reiteradas peticiones por parte de los catalanes o la denominación de las duras represalias contra los mismos como “medidas contra la deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado” las razones por las que se hayan convocado 65 000 manifestantes en el Día de la Hispanidad en Barcelona.

No se trata de apoyar la independencia o permanencia de una comunidad autónoma; sino de la existencia de igualdad de derecho, de una ilegalidad igualmente manipulada para todos. Se trata de descentralización, equidad y justicia.  Además, ya lo había asegurado Adolfo Suárez: “No se puede pedir ni se puede ofrecer lo que no se puede entregar, porque en esa entrega, se juega la propia existencia de los interlocutores”.

Una bella persuasión

Opinión Texto:

The Beguiled, título original de este largometraje de la directora neoyorquina Sofía Coppola, segunda adaptación de la novela de Thomas P. Cullinam, fue llevada al cine magistralmente en los años 70 por Don Siegel con Clint Eastwood en el papel protagonista. La cinta nos sumerge en una bruma turbia y constante con la quietud del ambiente, una escasa y acertada iluminación del interior, bellísima fotografía, excelente dirección e interpretación de los personajes. Sin embargo, el resultado final es tibio.

La película está ambientada tras los muros de un colegio femenino del sur de Estados Unidos durante la Guerra de Secesión donde un reducido número de alumnas, Edwina, la profesora (Kirsten Dunst) y la Srta. Martha (Nicole Kidman), institutriz de la escuela, conviven allí, aisladas de la guerra y del mundo exterior. Sin tener otro lugar al que ir, descubren a un soldado enemigo herido (Colin Farrel) tras los muros de la residencia. Desconocedoras de que acogerlo traería consigo el deterioro de una fría, estática pero armoniosa convivencia, con unas relaciones personales entre ellas bastante definidas, deciden llevarlo con ellas y cuidar de él. El deseo. La compasión. Los celos. La sensualidad y la sexualidad reprimidas. El tener un lugar donde ir, aunque sea a él. Al que recurrir. Sentirse únicas, diferenciarse. Rebelarse. Romper la monotonía. Saltarse las reglas. Comunicarse.

“Nicole Kidman nos regala una gran actuación, bastante acertada, recordándonos a la gran actriz que deseábamos volver a ver”


Todo ello estrictamente controlado por la Señorita Martha que, desde la frialdad y la rigidez de un interior calculador que necesita la regencia de un lugar como aquel, lleva también dentro la fantástica luz tenue y carnal del deseo que ilumina cada escena y que nos hace preguntarnos a cada momento qué pasa por las mentes de estas mujeres.

A través de su filmografía Coppola profundiza en historias de carácter personal, tanto con sus historias como con sus personajes. Las vírgenes suicidas (1999), Lost in Traslation (2003), con la que se convirtió en la primera mujer estadounidense nominada al Oscar a la mejor dirección, María Antonieta (2006), Somewhere (2010), The Bling Ring(2013) y ahora The Beguiled.

Colin Farrel no puede tener el carácter turbio que lograría Eastwood en su predecesora, por su fisonomía, por su actuación y no consigue llevarte a ese punto de seducción física, sin embargo, sí transmite embriaguez emocional, contagia ternura y devoción, algo así como manipulan los encantadores de serpientes. Nicole Kidman nos regala una gran actuación, bastante acertada, recordándonos a la gran actriz que deseábamos volver a ver en un papel que la directora escribió pensando en ella. Kirsten Dunst trabaja con Sofía Coppola por cuarta vez, consolidándose así una gran relación entre ambas (Las vírgenes suicidas, María Antonieta, The Bling Ring).

“La obra, muy bella estéticamente, sorprende por lo casi minimalista de la realización”


La obra, muy bella estéticamente, sorprende por lo casi minimalista de la realización. La luz, por su parte, es maravillosa tanto en el interior como en las escasas escenas del exterior, ya que Sofia Coppola ha sido la reina del pop artístico. Ya en María Antonieta llenaba los planos de múltiples accesorios. Aquí no. Aquí todo tiene un sitio. Pero le falta fuerza, dureza, contundencia. Es tibia. Los papeles femeninos, tal vez porque la directora es mujer, están muy bien trazados. En el caso del joven soldado, el giro de su personaje no logra entenderse demasiado, ya que su interpretación anterior no te lleva a pensar en que dentro de él exista alguien tan turbado.

Es una película sobre el comportamiento humano, en situaciones limíte, en la que todos se unen para eliminar al enemigo común. Es elegante, sutil, melancólica, con una magnífica banda sonora de Phoenix, basada en Magnificat, de Montiverdi, introducida de manera esporádica y precisa.

Una seducción digna de ver.

 

‘La niebla y la doncella’

Opinión Texto:

Acudimos recientemente a la proyección de La niebla y la doncella, dirigida por Andrés Koppel. El thriller policiaco se ambienta en la isla de La Gomera y narra los hechos que suceden alrededor del asesinato de un joven en misteriosas condiciones. Tras una infructuosa investigación, el caso queda sin resolver. Tres años después, instigados por la madre del joven asesinado, la policía se ve obligada a retomar el caso. Nuevos y retorcidos datos sobre el asesinato irán saliendo a la luz, y hasta el menos pensado se verá involucrado en el asunto.

Quim Gutierrez, Aura Garrido, Verónica Echegui y Roberto Álamo dan vida a los personajes principales de esta adaptación del libro homónimo de Lorenzo Silva. En ella, el sargento Bevilaqcua y la cabo Chamorro serán quienes den vida de nuevo a la investigación dejada en el olvido por todos los habitantes de la Isla.

La cinta combina acción y suspense, llegando a conseguir que el espectador perciba la trama como una relación íntima entre él mismo y la historia que el director nos quiere contar. Por otro lado, la fotografía es realmente hermosa. Las tomas recogen a la perfección los paisajes isleños de La Gomera. Desde sus sinuosas carreteras inundadas por la niebla, en las que vivimos intensas persecuciones, a los bosques de laurisilva o los pueblos costeros tan característicos del Archipiélago.

Cabe destacar la elevada participación de actores locales en el reparto. Actuaciones, salvo alguna excepción, muy naturales y sin forzar acentos, con un uso del lenguaje muy autóctono. Sin duda, La niebla y la doncella, nos trasladará a una intrigante historia, cargada de acción y misterio. Nos mantendrá pegados a la butaca durante los cien minutos de duración. El tiempo se pasa volando, y los giros argumentales no dejarán a nadie indiferente.

‘Ghost In the Shell: El alma de la máquina’

Opinión Texto:

Scarlett Johansson, en el papel de The Major Mira Killian, es también conocida como Motoko Kusanagi, una vigilante del futuro que  lidera un grupo de élite denominado Sección 9. Su objetivo es enfrentarse a los delitos tecnológicos y al ciberterrorismo.  La última producción americana de Rupert Sanders dura 107 interminables minutos en los que el director no disimula al transmitir que la película no aporta nada nuevo.

Ghost in the Shell: El alma de la máquina, como se estrenó en España, es un reboot del filme animado de 1995. Es homónimo del manga creado en 1989 por Masamune Shirow, que Mamoru Oshii llevó ese año a la gran pantalla, el cual se proclamó como uno de los más simbólicos del género cyberpunk. Es una película que, como todas, antes de su estreno ofrece sus mejores secuencias en los trailers con el fin de generar expectación en la audiencia.

La realidad llega cuando el espectador se aventura ilusionado a sentarse un par de horas para comerse, aparte de las cotufas, una sesión de cine para salir con la sensación de que le han mezclado Matrix, a la que sirvió de inspiración, con Robocop, Blade e incluso, en alguno de los saltos que dio, se pudo ver a Fiona en Shreck. Cuenta con buenos efectos especiales en los que, tal vez, se abusa del ordenador. Superficial en sus ideas y menos emocional que su sinónima, da la sensación de que su parte oscura y compleja se ha esfumado para dar paso a secuencias de peleas al estilo nipón.

La actuación de la protagonista, que hace de cerebro dentro de una amasijo de hierros, puede encajar con sus actuaciones en Under the Skin, Her (2013); Lucy (2014) y las películas de Marvel, y cumple con lo que se espera de ella como actriz. Los actores secundarios tampoco decepcionan. Un profesional, Takeshi  Kitano, en el papel de Daisuke Aramaki, se apodera de todos los planos y Juliette Binoche, que interpreta a la doctora Ouelet, es otra de las actrices que destaca en su interpretación. La diversidad étnica caracteriza la cinta con la representación de figuras japonesas, chinas, australianas o francesas.

Lo anterior no quiere decir que la película sea un triunfo, ni que se aproxime al éxito de la cinta de animación que se ha llegado a calificar de insuperable. Esta producción pasará a la historia como una copia floja de este clásico del manga que, según las críticas, tiene mucho de hierro y poco de alma

Una reflexión sobre la identidad humana


Es otra de las producciones cinematográficas que pone sobre la mesa la reflexión del ser humano sobre su identidad, sobre la necesidad de conocer su historia  y de admitir que su situación actual ha cambiado. Según  este relato, en el 2029 estaremos en la era de la poshumanidad.

El hecho de descubrir que solo eres un cerebro en un cuerpo asexual pero con rasgos femeninos, que es manipulado para satisfacer intereses ajenos, introduce la trama en una repetición de historias vistas una y otra vez. La creatividad parece estar en peligro de extinción. En resumen, los 140 millones de dólares de su presupuesto se emplearon en una producción sin riesgo, con poco fondo para tanta forma. Es otra historia más de los malos contra los buenos en la que lo que más destaca es su empaque.

Sus seguidores encontrarán escenas adaptadas con fidelidad a la de los 90’s y sus desconocedores la encontrarán plana y con un ritmo insoportable. Lo mejor, la acción que se resume a tres escenas, su entorno cyberpunk, la banda sonora y los efectos especiales. Lo peor, su cadencia aburrida, el desperdicio de la capacidad de la protagonista que se pierde en el guion y la extraña combinación entre los  criminales y los argumentos que pueden ofender a sus seguidores.

Este intento de llevar a la carne y al hueso los dibujos animados no ha conseguido el objetivo de superar a su gemela caricaturizada de hace veintidós años y que todos los amantes de cine japonés y del manga con seguridad conocen.

El guion de William Wheeler y Jamie Moss tiene aspiraciones, aunque pierde aptitudes a la hora de ser adaptado al original. Categorizada dentro del género de ciencia ficción, acción, cyberpunk y manga, cuenta con música a cargo  de Clint Mansell y Lorne Balfe y  fotografía de Jess Hall en esta versión de Hollywood que fue producida por  DreamWorks SKG, Grosvenor Park y Seaside Entertainment.

 

Conviene recordar… o saber

Opinión Texto:
  • Pinochet-lentes-oscuros_816x428.jpg
  • maxresdefault-1.jpg
  • 58dbc6dd8cdc0.jpeg
  • tortura_chile.jpg_1718483347.jpg

Dentro de pocos días será 11 de septiembre y estaría bien hablar un poco sobre la historia de mi país, Chile, de la democracia y de aquellos que van de héroes de la democracia. Y lo hago ahora porque, probablemente, ese día se hablará de las torres gemelas y nadie, o muy pocos, recordarán el golpe de Estado de 1973, que acabó con el gobierno de la Unidad Popular con Salvador Allende al frente. Y lo hago también porque las cosas no parecen haber cambiado mucho y la historia podría volver a repetirse en otros rincones del pueblo latinoamericano.

El día 4 de noviembre de 1970 dio comienzo el gobierno del doctor Salvador Allende Gossens en un Chile que pasaría a la historia al convertirse en el primer país con un presidente de claro corte marxista sin pasar por ningún tipo de revolución o levantamiento. Así es, Allende fue el primer presidente socialista en el mundo que llegó al poder mediante elecciones generales. A partir de ese momento, el gobierno de la Unidad Popular se centraría en dar un giro radical al país con políticas destinadas a combatir la hiperinflación heredada, el desempleo y a romper las estructuras de dependencia con el exterior a través de la estatización de empresas de sectores estratégicos como la gran minería del cobre.

Entre los logros más importantes del gobierno de Allende podemos nombrar: la reforma agraria, que supuso el fin del latifundismo en el país; la reducción de la inflación, que pasó de un 34’9 % en 1970 a un 22’1 % en 1971; y un aumento del PIB en un 8’6 %, de la mano de una importante reducción del paro, conseguida gracias a las mejoras en la actividad de construcción de viviendas en 1971. Sin embargo, el manejo de las industrias estatizadas no tuvo el éxito deseado y la falta de unidad de los partidos del Gobierno para afrontar la coyuntura que amenazaba la estabilidad del régimen se hizo manifiesta. La crisis comenzaría con la escasez de artículos de primera necesidad (azúcar, aceite, harina…) y la situación empeoraría con un virtual bloqueo económico, al cerrarse vitales fuentes de crédito externo, y con una sensible baja de las reservas del Banco Central, que harían de la inflación un problema insostenible. Por otra parte,  las medidas del gobierno de Allende no serían del agrado de los Estados Unidos (en plena guerra fría), lo que llevaría al entonces presidente norteamericano, Richard Nixon, a influir en los grupos opositores para preparar un golpe de Estado.

El pago de indemnizaciones a las empresas expropiadas que explotaban la principal materia prima del país (el cobre), como The Anaconda Company o Kennecott Copper Corporation, por ejemplo, generó una seria controversia que alteró las relaciones entre Chile y Estados Unidos. Y así, después del asesinato de general Schneider y una sublevación militar conocida como “El Tanquetazo”, todo orquestado por Nixon y su secretario de Estado (Henry Kissinger), llegaría el 11 de septiembre de 1973 el golpe definitivo que pondría fin al gobierno de la Unidad Popular y que daría lugar a una sangrienta dictadura militar, con Augusto Pinochet al frente, que duraría 17 años.

“Hoy en día, así como hay franquistas en España, existen pinochetistas en Chile…”


La dictadura de Pinochet se caracterizó, principalmente, por la supresión de derechos fundamentales, la censura, el toque de queda, la prohibición de toda manifestación opositora, el exilio, la tortura y las desapariciones. En cuanto a sus políticas, podríamos resumir su gestión en la entrega de las riendas del país a los “Chicago Boys”, un grupo de economistas de la Universidad Católica de Chile con posgrado en la Universidad de Chicago que decidieron aplicar medidas de carácter neoliberal, echando al olvido todas las iniciativas socialistas del mandato de Allende.

Hoy en día, así como hay franquistas en España, existen pinochetistas en Chile… y en otros rincones de Latinoamérica, como Venezuela, donde una importante parte de la población (en la que encontramos a la actual oposición) ve al dictador como a un héroe. Y podría crearse un debate de las cosas que pudo o no hacer bien Pinochet para revertir la crítica situación que asolaba al país, pero lo cierto es que el golpe de Estado y la dictadura conforman la más oscura y sangrienta etapa de la historia moderna del país. Miles de desaparecidos y exiliados, el cadáver de Victor Jara con sus dedos machacados tras ser torturado, y la desgarradora voz de Allende en Radio Magallanes justo antes de suicidarse al verse acorralado en el bombardeo del Palacio de La Moneda, así lo prueban: Pinochet no fue ningún héroe.

Conviene reflexionar sobre la historia de Chile, y la de Latinoamérica en general, a partir de la segunda mitad del siglo pasado, para asimilar mejor los acontecimientos del continente en la actualidad. Porque por muy desesperada y dramática que sea la situación actual, decir o pensar que un tirano como Augusto Pinochet pudo ser un héroe o un salvador podría llevar a nuestros pueblos a revivir la peor parte de nuestra historia. Y puede que haya quien piense que todo se reduce a elegir el mal menor porque, sí, sabemos que son tiempos difíciles para muchos pueblos. Por eso vendría bien saber que la dictadura en Chile supuso algo más que la erradicación del comunismo y una transición al neoliberalismo y al capitalismo. Porque durante su mandato, el dictador, también corrupto, se ocupó de pervertir lo que sería más tarde la República de Chile, entregándole la auténtica soberanía a un selecto grupo de familias; de oligarcas y también de parientes muy cercanos del tirano.

“Lo de hoy no es democracia; es una plutocracia, o sea, el gobierno de los ricos”


Y digo que se encargó de pervertir una República porque lo de hoy no es democracia; es una plutocracia, o sea, el gobierno de los ricos o gobierno muy influido por ellos. Vendría bien saber que ese pequeño grupo de apellidos (todos extranjeros) son los verdaderos dueños del país y que cualquier gobierno, de centroizquierda o de derecha, tendrá que responder a sus intereses…

Por vivir gobernados por una oligarquía déspota, que poco o nada tiene que ver con los rasgos, costumbres o forma de vivir del pueblo chileno, a día de hoy Chile, considerado como una de los países más prósperos del sur de América, no ofrece a la ciudadanía una educación y una atención médica gratuita y de calidad.  Convendría saber que fue Pinochet quien introdujo en el país un sistema de pensiones que tiene a millones de jubilados sin una pensión digna, obligándoles a trabajar con más de 70 años (la estafa de las AFPs). Y hay más.

En definitiva, conviene recordar o conocer algunos acontecimientos porque las cosas no han cambiado mucho. Y, sobre todo, porque los que van por el mundo auspiciando matanzas y colocando dictadores en el nombre de la libertad, la justicia y la democracia, hoy tienen como presidente a un tipo que hará parecer a Nixon un firme candidato al Nobel de la paz. Porque las balas de Washington, como diría Joe Strummer, siguen apuntando al pueblo latinoamericano. Y habrá que mantenerse firmes, salir a las calles, hacerse notar, protagonizar realmente el cambio de nuestros pueblos y tomar las riendas de nuestro destino. Porque, como dijo Salvador Allende en sus últimas horas de vida, “sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”. Al fin y al cabo, “la historia es nuestra y la hacen los pueblos”.

Apaga la luz, es el momento de la ternura

Opinión Texto:

Kent Haruf escribió la novela corta Nosotros en la noche en uno de esos momentos cruciales de vida, cuando los médicos le comunicaron que debido al cáncer que padecía le quedaban pocos meses hasta su muerte. Logró terminarla y prepararla para su publicación poco antes de su fallecimiento, a los 71 años. Su anterior novela Plainsong fue finalista al National Book Award.

Publicado por Literatura Random House, ha sido galardonado con el premio Whiting Award y nominado a su vez al Nationa Book Award. Lástima que Haruf, al entregar a su editor las últimas correcciones, muriera y no pudiera disfrutar no ya del éxito de ventas y del reconocimiento por ser elegido para estos dos premios, sino de la retroalimentación que su propio esfuerzo por escribir estas ciento veinte páginas en los últimos y dolorosos días de su vida habría significado para él uno de esos momentos en la oscuridad de la noche la mano de su mujer. Momentos que valen vidas.

“Y entonces llegó el día en que Addie Moore pasó a visitar a Louis Waters. Fue un atardecer de mayo justo antes de que oscureciera.Vivían a una manzana de distancia en la calle Cedar, en la parte más antigua de la ciudad, con olmos y almezos y un arce que crecían a lo largo del bordillo y jardines verdes que se extendían desde la acera hasta las casas de dos plantas. Durante el día había hecho calor, pero al anochecer había refrescado. Addie recorrió la acera bajo los árboles y giró ante la casa de Louis. Cuando él salió a la puerta, Addie le preguntó: ¿Puedo entrar a hablar de una cosa contigo?”.

Breve, conciso, directo, llano, tierno… Addie Moore y Louis Waters, viudos y vecinos de un imaginario condado de Holt en Colorado, han convivido más de media vida muy cerca el uno del otro. Ella, con la serenidad de los años, con la fuerza que da la rudeza de la soledad y la libertad de no tener a nadie en casa, le hace una valiente propuesta a Louis. Dormir juntos en la oscuridad, por el mero placer de hacerse compañía, en esas horas en las que todo se hace más duro si cabe, donde la sensación de ser es insondable, y hablar durante esas horas, las más complicadas del día. Louis acepta de forma imprevisible, y comienzan sus encuentros de forma delicada. Van transcurriendo esas veladas en las que cada uno comienza a conversar, sin demasiada profundidad, de sus vidas pasadas.

“Resulta difícil entender que una mujer que se presenta tan valiente se pliegue con tanta facilidad al capricho de un hijo”


Sin embargo, un hecho imprevisto, cambia la situación. Jamie, el nieto de Addie, viene a pasar unas semanas con ellos después de que su hijo, con el que no congenia demasiado bien, Gene,  estuviera pasando por una crisis en su matrimonio. Sin embargo, lo que en principio podría haber sido un mal mayor, une aún más a la pareja, y forman una especie de familia de tres con salidas de picnic, dejándose ya ver por el condado, que se ve truncada ante la negativa de Gene que se niega a aceptar esta nueva relación de su madre. Y es tal vez donde la historia flaquee, a no ser que Haruf quiera demostrarnos cómo a día de hoy, el rol de madre y abuela, vinculado al de mujer sometida al hombre, sigue presente.

Resulta difícil entender que una mujer que se presenta tan valiente en relación con el vecino se pliegue con tanta facilidad al capricho de un hijo (“Me da igual que te vean. Se enterarán. Alguien te verá. Ven por la entrada principal de la calle delantera. He decidido no hacer caso de lo que piense la gente. Le he prestado atención durante demasiado tiempo… toda la vida. No pienso seguir viviendo así. Por el callejón parece que estemos haciendo algo malo o vergonzoso”)  incapaz de respetar, comprender o escuchar a su madre.

En su forma de estar  redactada, tal vez por la prisa de su autor, no hay transición en los diálogos. Puede resultar extraño, pero consigue una agilidad y naturalidad extraordinaria. Amor en las edades más tiernas, tiernas porque siempre el dolor de la soledad que suele marcar los últimos años de este viaje, si se siente, esconde una necesidad, la de ser descubiertos, compartidos, la de amansar otro corazón solitario, y que amansen los nuestros. Y la vejez es tierna por esto; en realidad sentir el calor de una mano podría bastar. A Addie Moore y a Louis Waters les resurgió no sólo el amor. Resurgieron las ganas de vivir.

 

 

 

Banksy: el hombre en la sombra, el grafitero que transgrede

Opinión Texto:

Mencionar una serie de datos biográficos seguidos de alguna que otra curiosidad sobre el artista sería lo propio, pero, dado el anonimato de nuestro protagonista y en afán de no convertir un criterio en una avalancha de subjetividad informe, utilizaremos sus confecciones y su estilo como brújula, mapeando así, su obra en imágenes y centrándonos en una de ellas. Como hemos mencionado, poco se puede decir sobre este poeta del street art. Se sabe que nació en Bristol, al parecer, en 1974. No nos hace falta saber nada más. El resto nos lo dicen sus fantásticas obras. Conocerle sólo añadiría prejuicios a la hora de reflexionar sobre el mensaje que subyace detrás de sus sonoras pinceladas.

Considerado una de las figuras más influyentes del arte urbano del siglo XXI, oculta su identidad por las leyes que prohíben pintar en las paredes públicas, hermetismo que contribuye al morbo que rodea la incertidumbre sobre su anonimato, lo que ha contribuido a su vez a una cotización al alza de sus obras, lo que muchos consideran simplemente como una estrategia más de marketing del autor.

Toda su producción es una expresión contestataria hacia el mundo capitalista que nos rodea, la sociedad actual y la política. Detrás de ellas siempre hay un mensaje transgresor, rebelde, de denuncia, humor negro, que trata de despertar el odio, el incorformismo y la valentía de los ojos que las observan; despertar conciencias.

Parece que plasma extraordinariamente bien, sin pelos en la lengua, con esa técnica de esténcil sobre la pared, todo aquello que sabemos que ocurre pero que inmoralmente ni siquiera somos capaces de reconocer, de ver, de pararnos a asumir, a protestar, a denunciar, a sufrir, a no mirar hacia otro lado. Exacto: a no mirar hacia otro lado. Es lo que hace Banksy. Nos pone delante, en la calle, en nuestros lugares comunes, unas veces con ironía, otras con humor, todo aquello que preferimos no ver. Cosas que unas veces cuestan más y otras menos. Pero que preferimos obviar.

Diferenciar  si son meras pintadas o arte  aquello que de manera siempre sorpresiva aparece de la noche a la mañana en las calles de ciudades como Londres, Nueva York o sobre el muro de Cisjordania, podría no estar marcado por sus fines estéticos, sino en la intención del autor, en la visión del espectador. Y desde luego, ambos propósitos se encuentran en cualquiera de los murales de este artista.

Mobile Lovers


Una pareja de enamorados, abrazados,  están distraídos por sendos teléfonos móviles. Una manera perfecta de plasmar como la pantalla de estos dispositivos nos hacen estar ausentes hasta en los momentos más especiales e íntimos. Tanto que, de tanto mirar,  hemos olvidado  vernos.

Lejos del debate sobre la importancia de los nuevos avances tecnológicos, redes sociales y nuevas formas de comunicación, la realidad es que todo ha crecido muchísimo más aprisa que la propia conciencia de la sociedad ante como cada una de estas nuevas miras de desarrollo están condicionando un presente y de a seguro, el futuro.

La obra no quiere incidir sobre las nuevas plataformas digitales, no. Más bien, e irónicamente, a como introducimos ese brillo de la pantalla incluso en aquellos lugares, en aquellos momentos, donde tal vez, el destello de la mirada de quien tenemos frente a nosotros, somos capaces de robárselo y enterrarlo por no saber apreciar lo que es propenso a reaccionar cuando lo tocas; no, las pantallas táctiles no son las únicas que fueron únicamente creadas para este menester. Más bien, se nos olvida que prestar atención y respeto a alguien, empezando por uno mismo, implica saber cuándo el brillo frío de una pantalla debe quedar fuera de nuestro momento para convertirlo en un manantial de calor humano ajeno por completo al mundo. Un tú a tú donde sólo nosotros dos, invadimos con nuestra presencia mucho más allá que cualquier cosa tangible.

Con su ironía particular, Banksy plasma, en una sencillísima imagen, la realidad de una sociedad cada vez más dependiente, menos autocrítica y donde incluso el amor en una relación social, se ve intoxicado por un tercero que ni siquiera, tiene alma, piel, voz, sentimientos; uno más que simplemente sobra. Otra cosa distinta, es que imbuidos en ello, nos demos cuenta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las joyas indispensables de Tim Burton

Opinión Texto:

El gran director de cine Tim Burton ha logrado después de muchos años crear su propia seña: colores oscuros, un ambiente gótico, personajes peculiares, mundos imaginarios, surrealistas y encantadores. Ha logrado crear un mundo propio y único. Sus obras están inspiradas en el cine de animación que el director checo Jan Švankmajer lleva creando desde 1964, sin embargo, Burton filtra cada una de sus historias y regala un pedazo de sí mismo con cada una. Podemos ver esto en su última película El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, y es que contando con esta última producción identificamos muchas características comunes en todas sus trabajos, ya sean películas de animación o no, la estética es su principal seña de identidad pero la psicología de sus personajes resulta aún más interesante.

Personajes inadaptados, rotos, distintos, o como su última película indica: peculiares. Personajes que tras una historia cualquiera aprenden que ser peculiar es lo que les hace únicos, aprenden a aceptarse y quererse. Dice mucho también el tipo de reparto con el que suele trabajar, actores y actrices que sin interpretar a los personajes creados por Burton son igual o más peculiares: Johnny Depp, Alan Rickman, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway o Eva Green son claros ejemplos.

No obstante, algunas de las películas por las que más se le reconoce, a nivel internacional, son de animación. Crear un mundo animado y curiosos personajes es algo a lo que ya está acostumbrado el veterano Tim Burton. Pero, ¿cuáles están en lo más alto de este ranking?

1. La novia cadáver

Un hombre pone en el dedo de una mujer muerta, como broma, un anillo de compromiso. Pero lo que no sabe el pobre mortal es que la muerta reclamará sus derechos como prometida.

Nota: 10
Lo mejor: La historia es muy original y los personajes son entrañables.
Lo peor: No destacaría nada.

2. Pesadilla antes de Navidad

Cuando Jack Skellington, el Señor de Halloween, descubre la Navidad, se queda fascinado y decide mejorarla. Sin embargo, su visión de la festividad es totalmente contraria al espíritu navideño. Sus planes incluyen el secuestro de Santa Claus y la introducción de cambios bastante macabros. Sólo su novia Sally es consciente del error que está cometiendo.

Nota: 9
Lo mejor: La relación entre Halloween y la Navidad, y la representación de los personajes que hay entre los dos mundos.
Lo peor: A pesar de durar 75 minutos, algunas partes pueden ser muy lentas.

3. Frankenweene

Película basada en el cortometraje homónimo que el propio Burton realizó en 1984. El experimento científico que lleva a cabo el pequeño Víctor para hacer resucitar su adorado perro Sparky, lo obligará a afrontar terribles situaciones cuyas consecuencias son imprevisibles.

Nota: 8,5
Lo mejor: El dilema que se plantea el niño a la hora de resucitar al perro.
Lo peor: Que se explote de nuevo un tema tan similar al monstruo de Frankenstein, no obstante, no es una crítica ya que ha sido muy bien llevado. Plasman de una manera muy aguda la sensibilidad y la moralidad del asunto.

4. Vincent

Vincent Malloy sueña obsesivamente con ser el actor Vincent Price y sus ensoñaciones provocan la preocupación de su madre. Su mente, que no distingue ya el mundo real del mundo de sus fantasías, vive absorta en la encarnación de los diversos papeles de su admirado actor, especialmente aquellos inspirados en la obra del escritor Edgar Allan Poe. Todo ello hace nacer en él una oscura y turbia concepción de la vida, que lo convierte en un ser solitario y marginal. Cortometraje de culto, primer trabajo completo que se conserva del realizador Tim Burton, animado en stop motion y narrado por Vincent Price en su versión original.

Nota: 9
Lo mejor: El guion, en 6 minutos logra transmitir un mensaje directo y poético.
Lo peor: Debido a la corta duración el espectador se queda con ganas de más.

5. Número 9

Aventura postapocalíptica protagonizada por nueve muñecos de trapo que deberán enfrentarse a unas máquinas gigantes si quieren preservar el futuro de la civilización. La historia transcurre en un futuro muy próximo. El invento conocido como la Gran Máquina activa y aporta energía a las máquinas que se han alzado contra la raza humana, diezmando a la población, antes de empezar a apagarse. El mundo pronto quedará destruido, pero un grupo de pequeños seres intenta salvar lo poco que queda de la civilización

Nota: 7
Lo mejor: La creatividad visual que ofrece.
Lo peor: El desarrollo no es del todo convincente.

Medellín, ¿te arriesgas?

Opinión Texto:

Soy Medellín, capital del departamento de Antioquia ubicado al noroeste de la República de Colombia. Tengo cuatrocientos un años y muchas razones que pueden hacerme responsable de que te enamores. Mi buena temperatura, entre los veinte y los veintiocho grados centígrados durante todo el año, me ha hecho acreedora del título de La ciudad de la eterna primavera. Con casi cuatro millones de habitantes soy la segunda urbe más importante de la nación.

Los paisas, mi población, son gente de riesgo por su enorme gentileza que puede chocar con tu costumbre al autoatendimiento. Si les preguntas por una dirección puedes terminar tomándote un guarito  o comiéndote un sancocho con ellos. Tampoco es raro que te los encuentres en cualquier lugar del mundo como emprendedores de un negocio. En las circunstancias que sean los reconocerás porque, además, su acento es inconfundible.

Juanes, Maluma, Botero…


Sé que soy famosa gracias a los documentales que sobre mis zonas marginales se hacen. La publicidad, que consigo con series como Narcos, El Capo o el Cartel de Los Sapos, es otra de las razones por las que soy conocida. Pablo Escobar es un referente negativo. ¿Quién no sabe de él?  No soy perfecta y padezco de algunos males, pero tengo muchas cosas buenas que ofrecerte y gente maravillosa con la que te encantará compartir. Entre mis hijos más destacados están Fernando Botero (escultor), Juanes y Maluma (cantantes), Mariana Pajón (BMX), Rigoberto Urán (Ciclista)…

Soy  uno de los destinos más importantes del país. Mi gente no anda con taparrabo ni vive en medio de la selva como también he llegado a oír. Tengo una arquitectura moderna y cuento con veintidós museos, veinticinco centros comerciales, seis parques bibliotecas y otras seis zonas de oferta gastronómica. Además de una infraestructura médica que me hace centro para el turismo de salud.

Te invito a quedarte en uno de los hoteles que componen mi propuesta de alojamiento que se ampliará con la llegada de treinta y tres nuevos proyectos. Estos se desarrollarán durante los dos próximos años y aumentarán mi capacidad en un 70 % según datos de Cotelco (Asociación Hotelera Turística Colombia). Además once cadenas internacionales entrarán para incrementar las cuatro mil camas y seis mil habitaciones con las que cuento en la actualidad. Según reveló El Bureau.

Pionera en trasplante de órganos


Tengo en mi haber a la Universidad de Antioquia la más antigua del Estado con trece campus en toda la región. Según la consultora Sapiens Research Group está catalogada  entre las tres mejores a nivel nacional y de acuerdo con la publicación de The Times Higher Education aparece en el rango 600 a 800, sin especificar el puesto exacto, a nivel mundial. Esta institución trabaja en conjunto con el Hospital San Vicente de Paul, que es pionero en trasplantes de tipo renal en adultos de donante vivo o fallecido; de hígado; de riñon-páncreas; de intestino delgado y multivisceral, en investigación epidemiológica.

Es de alto riesgo  descubrir mis artes culinarios y que no aumentes cinco o seis kilos durante tu estancia porque la bandeja paisa, mi plato típico, se compone de fríjoles, carne picada, arepita, arroz, huevo frito, aguacate, chicharrón, chorizo, morcilla y una o dos tajadas de plátano maduro, distinto del banano. Después si te cabe, de postre, te doy una buena mazamorra con bocadillo de guayaba o arequipe. Una delicia para el paladar hecha para buenos estómagos. Tienes a tu disposición el mondongo y la enorme variedad de arepas que harán las delicias de tu dieta. ¡Ah! Y no te irás sin degustar una taza del mejor café del mundo. Aparte, por si te parece poco, te ofrezco los deleites de mis países amigos: México, Argentina, Italia, Perú…

Para que te sirva la ropa a tu regreso, te invito a practicar el ala delta o el parapente. Otras opciones que te puedo dar son caminar, hacer deporte o recorrer el famoso paseo de las compras en mis outlets, almacenes de cadena y boutiques que te muestran las colecciones de los diseñadores nacionales y extranjeros.

El riesgo es querer quedarse


Cuando vengas a conocerme contarás con muchas posibilidades para divertirte porque soy sede para eventos como La Feria de las Flores, Colombiamoda, el Festival Internacional de Poesía o el del Tango, entre otros. Todos reconocidos a nivel nacional e internacional. Mi Pueblito Paisa es visita obligada. Y si de una noche loca se trata te invito a las fiestas nocturnas en chiva o a los pubs de la calle Setenta o del Poblado. Aunque mejor que no vayas.  Te costará encontrar otra rumba de la misma envergadura. Si vienes en diciembre se pueden ver comprometidas tus retinas porque me adornan con cuatro kilómetros de iluminación navideña.

Poseo un transporte en el que con un solo pasaje puedes ir de norte a sur y de este a oeste al usar el tranvía, el metro, el metrocable y las bicicletas públicas. Tengo lo mejor en diseño urbano de toda América Latina. Soy centro industrial, comercial y financiero, sede de empresas nativas y extranjeras en sectores como el de la salud,  las confecciones, el metalmecánico, textil, energético,  financiero,  de  telecomunicaciones, de  construcción, el automotriz, y el de  alimentos, entre otros.

Seguro que no sabes tampoco que en 2013 me eligieron como la ciudad más innovadora del mundo en el concurso City of the year, que organizan The Wall Street Journal y Citigroup. Un jurado internacional me escogió, con otras dos localidades, como finalista. Una encuesta abierta al público por Internet decidió que yo era la ganadora. Y como no soy egoísta quiero destacar la belleza del resto de las regiones y atractivos que componen mi país entre los que puedo citar a Cartagena de Indias, Santa Marta, San Andrés y Providencia, La Guajira, El eje cafetero…  y que sin duda alguna te dejarán un buen recuerdo porque en Colombia, “el riesgo es querer quedarte.

 

 

La mayor decepción

Opinión Texto:

A pocos días de los terribles atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, no deja de sorprender la forma con la que algunos han reaccionado ante semejante desgracia. Por una parte, están las redes sociales, que se han convertido en un pozo de la vergüenza sin fondo. Algunos han aprovechado la oportunidad para mostrar su faceta más xenófoba o para ganar likesretuits a base de mentiras. Por otra parte, y probablemente la más decepcionante de todas, están ciertos medios de comunicación que no han tenido ningún pudor a la hora de utilizar el caos del momento, el miedo y el dolor de familiares y personas cercanas a las víctimas del atentado como arma arrojadiza en política. El País, por ejemplo, tan solo dos días después de la barbarie yihadista,  se atrevió a sacar partido de la dramática situación para atacar al Govern en el editorial titulado Atentado en Barcelona: “Apelamos al Govern para que se ponga al servicio de los problemas reales de Cataluña”. Es imposible no estremecerse con la frialdad, la falta de tacto y empatía con la que El País emplea el dolor de los afectados para arremeter contra el independentismo catalán. Y es que no se trata de una cuestión de ideología o colores políticos; es una cuestión de solidaridad y respeto.

Asimismo, llama la atención que el vídeo (otro más) de un joven narcisista contando sus miserias tenga más reproducciones que otro (compartido por El País) en el que vemos una seria amenaza terrorista contra España (una amenaza que se convirtió en el mayor cachondeo en las redes sociales). Estamos hablando de un joven que parece ser el mesías y mártir de YouTube, pues pretende librarnos del mal con vídeos contra las “feminazis” o contra “la moda comunista” (sin tener la menor idea) y que, además, cuenta con un enorme círculo de apóstoles que utiliza para acosar a sus exnovias y a sus detractores. Entristece ver cómo una plataforma como YouTube, que nos ofrece tantas posibilidades, está siendo utilizada para ofrecer la misma basura que está acabando con la televisión.

Mi mayor decepción es comprobar que la mayoría de los usuarios prefiere consumir contenidos nocivos en vez de informarse. Que hay medios que nos desencantan día a día. Esta vez, dejando claro que, en la guerra de la política, están dispuestos a cualquier cosa.

‘Spiderman: homecoming’

Opinión Texto:

Spiderman regresa a casa pero, a la de Washington y no a la de Nueva York como nos tenía acostumbrados. La última producción del director Jon Watts (Clown, 2015; Cop Car, 2017), primera de la nueva saga del universo cinematográfico Marvel, une sin unir a todos los superhéroes de la productora y los relaciona con un trepamuros adolescente. La película, en la que se puede apreciar a un joven Peter Parker en plena pubertad, se sale de los guiones anteriores y genera una nueva historia. Tom Holland (Capitán América: Civil War, 2016; Lo imposible, 2012) interpreta al héroe más infantil e inseguro que hemos visto hasta ahora. Al fin y al cabo es un niño de 15 años.

El personaje, todavía en el instituto, enamorado de un imposible, es también víctima de lacras sociales. Nada nuevo cuando estos galanes sobrenaturales, que quieren pasar desapercibidos ante la sociedad, son los típicos nerds. Como también fue el caso de Superman. Esta proyección se desarrolla en medio de guiños a  sus antecesoras The Amazing Spider-Man, Vengadores, Capitán América y se desprende de la estela de las versiones previas creadas para la gran pantalla.

En la película Tony Stark (Robert Downey), su mentor, le ofrece al chico la oportunidad de formar parte de su equipo de superhéroes y le regala un nuevo traje, equipado con tecnología útil pero compleja, que  su nuevo propietario no conoce. La trama reduce el poder sobrenatural del muchacho al uso del vestido aunque debe demostrar que no es solo el atuendo el que lo hace grande.

El contenido del filme es un camino a la madurez en el que Peter se da cuenta de que lo importante está en el interior. No es lo que tenemos si no lo que somos y aprende que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. En resumen, es una película sin más, con un buen reparto, con una banda sonora delicada, un malandro complicado  y un protagonista que se mete en la piel del héroe.

“La cinta no empatiza con el público adulto, aunque se deja ver”


En esta actuación Iron Man  desempeña un papel paternal. Pone a prueba la personalidad del chico que no es otra que la de un menor de edad, iluso y soñador, que se equivoca  al tomar decisiones inmaduras. En más de una ocasión el título pudo ser Iron Man: Homecoming porque en varias secuencias Stark le quita el protagonismo a la araña. Tiene una parte de humor sencillo que se combina con la acción fantástica. Este niño héroe se enfrenta al Buitre (Michael Keaton), su peor pesadilla. Un hombre que se corrompe por las ansias de poder y utiliza  tecnología humana y extraterrestre para hacer negocios en el mercado negro.

El filme es entretenido para la audiencia infantil y los seguidores del cómic. Para los demás, puede parecer muy simple. La cinta no empatiza con el público adulto, aunque se deja ver. Tiene un argumento en el que no se sabe en qué momento exacto adquirió sus poderes, ni en qué época está ubicada la Tía May (Marisa Tomei). No parece ser una precuela, ni una secuela. Es una nueva versión de la historia que introduce a la figura arácnida en el equipo de Los Vengadores, después de haber logrado un acuerdo en el que Sony  Pictures y Marvel Studios comparten los derechos del personaje.

Se estrenó este pasado 28 de julio en España en 3D, IMAX e IMAX 3D.  El guion estuvo a cargo de John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein, Christopher Ford y Jon Watts. Reembolsó en su primer fin de semana  256.5 millones en todo el mundo. El 1 de agosto la recaudación total era de 633.5 millones de dólares. Cifra que la posiciona como la octava más taquillera de 2017.

Nuestra facilidad para ofendernos

Opinión Texto:

Desde hace un tiempo, acentuado aún más con mi ingreso en la universidad, me sorprende que cada vez parezca que haya que ser mucho más cauteloso a la hora de formular consideraciones por si estas pueden resultar ofensivas. Entiendo que la lógica nos une a la mayoría. Sabemos diferenciar cuando un mensaje ha sido emitido con la clara intención de ofensa, cuando sin ánimo de perjudicar ninguna conciencia, cuando el único afán, lícito, es el de establecer una comunicación jocosa, distendida, entre iguales.

Las redes sociales vienen a convertir el universo individual de cada uno en una exposición sesgada de lo privado hacia un mundo en el que cada vez se es menos selectivo a la hora de compartir contenidos. Vinieron para globalizar la comunicación, para liberalizarla, para acercarnos más los unos a los otros.

Nuevas políticas vienen a implantar modelos de sociedad mucho más integradores, más exigentes a la hora de reclamar lo que entendemos como derechos adquiridos por el simple hecho de nacer y vivir. Sin embargo, a la par, nos vamos separando cada vez más. La conformación de grupos con afinidades políticas, semejanzas en la libre elección sexual, amantes de los animales y un sinfin de analogías que podemos encontrar y sentir hacia nuestros iguales, no vienen a transformar la sociedad en un todo unitario, con ansias de compromiso global y colaboración. Antes bien, genera pequeños entes grupales, cada vez más cerrados y menos dispuestos a albergar dentro de ellos a los que puedan pensar, opinar y sentir de manera diferente.

¿Dependen nuestras dudas hacia la libertad de expresión según quién se sienta ofendido?


La base de todo ello puede quedar reducida al desprecio generalizado que se siente hacia uno de los principios fundamentales exigibles a la hora de convivir en sociedad: el respeto. Valor desgraciadamente a la baja en cuanto ingrediente fundamental de nuestra formación esencial en la convivencia. El desprecio también hacia algo tan intrínsicamente humano como es el amor. El amor visto como la compasión positiva y altruista que deberían inspirarnos la inmensa mayoría de los pensamientos ajenos.

Podemos no compartirlos, pero deberíamos respetarlos siempre que estos no vayan contra la naturaleza humana. Porque, además, detrás de toda intolerancia hacia los demás viene la formación de una opinión contaminada por corrientes políticas, sociales, económicas… Por lo tanto, ¿ nuestra irascible capacidad de sentirnos ofendidos no estará estrechamente vinculada también a la falta de libertad del otro a expresarse? ¿Dependen nuestras dudas hacia la libertad de expresión según quién se sienta ofendido?

 

 

 

‘Dunkerque’: la guerra tal cual

Opinión Texto:

Dunkerque, una población francesa ubicada frente al Mar del Norte y a diez kilómetros de la frontera con Bélgica, es el título de la última producción del director, productor y guionista Christopher Nolan. Esta localidad fue el escenario real del hostigamiento de las tropas alemanas sobre las fuerzas aliadas de Gran Bretaña, Francia y Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial. El ataque duró desde el 26 de mayo hasta el 4 de junio de 1940.

En el rodaje se retrataron los momentos de angustia que vivieron los ejércitos derrotados que esperaban en la orilla para ser evacuados en lo que pasó al archivo como la Operación Dínamo. Esta maniobra consistió en la defensa y retirada de los destacamentos, en el que se priorizaba a los ingleses, que se encontraban en aquel campo a merced de los nazis. Lograron recuperar a 300 000 soldados gracias al cese del fuego durante tres días por parte del bando contrario.

“Un asalto a los sentidos sin ser tremendista”


La película con muy buenas críticas, una fotografía a cargo de Hoyte van Hoytema (Interstellar, 2014; Spectre 007, 2015…) y música de Hans Zimmer (El caballero oscuro, 2008; Origen, 2010; Batman v Superman: Dawn of Justice, 2016), expresa con mucho realismo lo que sintieron los combatientes ante la constante amenaza de morir bajo el bombardeo alemán. Según David Ehrlich, principal crítico de cine de IndieWire, Dunkerque es “un asalto a los sentidos sin ser tremendista”.

La dirección fue capaz de hacer sentir al espectador esos dramáticos momentos junto a los protagonistas. La incapacidad de salir de aquel sitio, que se convirtió en una ratonera, ubica al espectador en una realidad que no vivió pero que puede llegar a sentir. Muy escasa de narración y más centrada en las sensaciones puede parecer, a ratos, lenta.

El filme de nacionalidad estadounidense está en la categoría de drama y acción bélica. Con 107 minutos de duración contó con un presupuesto de 150 millones de dólares. Producida y distribuida por Warner Bros. Pictures, es el décimo largometraje de este director que tiene entre sus títulos El caballero oscuro (2008), Interstellar (2014) u Origen (2010).

 

‘Alien’, casi cuatro décadas en guerra

Opinión Texto:

La saga  Alien ya no da más de sí. Sus seguidores han visto como poco a poco, una de las películas estrella del terror y la ciencia ficción de todos los tiempos, ha menguado respecto al nivel de creatividad de los guiones. La historia, en cada entrega, retrocede en el calendario e intenta dar una nueva vuelta de tuerca, que ya no se sabe hacia qué lado gira. La última producción xenomorfa de la Fox, titulada Alien Covenant, no es más que una hermana melliza de su homónima de los años setenta. Y su final avisa que aún no termina.

Esta colección de cintas, que empezó con Alien: el octavo pasajero, sigue intentando mantenerse en el candelero treinta y ocho años después. Es un rodaje, que se convirtió en un clásico del séptimo arte y, que consiguió mantenernos agarrados a la silla, sin pestañear, durante 116 minutos. En aquel momento nos sorprendió. Pero ahora es repetitiva.

Ridley Scott, director y productor británico, ejecutó la exitosa primera entrega que, con un presupuesto de 11 millones de dólares, consiguió ser un éxito de taquilla. La película ganó el Premio Óscar en 1979 a mejores efectos visuales. Espectaculares, si tenemos en cuenta que la tecnología de la época no tenía nada que ver con la que se maneja hoy en día. Recaudó 104,9 millones de dólares a nivel mundial.

“Ripley era varón hasta que los responsables de la producción decidieron darle un giro a la historia reclutando a una novata Sigourney Weaver”


Como curiosidad vale la pena destacar que los actores de esta ficción, en principio, iban a ser todos hombres. Ripley era varón hasta que los responsables de la producción decidieron darle un giro a la historia reclutando a una novata Sigourney Weaver para el papel principal, cuando Meryl Streep lo rechazó.  Así la actriz tuvo la oportunidad de catapultarse a la fama.

Scott fue de nuevo el encargado de dirigir esta última cinta de la 20th Century Fox que ha sido, sin duda, mucho menos brillante. Costó 97 millones de dólares y no tiene nada que envidiarle a su predecesora, que en realidad es su descendiente, o viceversa. Ya ni se sabe. Se mueve entre la precuela de el octavo pasajero y la secuela de prometheus. Es una reproducción con bandera americana que dura dos horas y tres minutos, y recuerda mucho la situación de la nave espacial Nostromo pero sin la teniente Ripley.

Sin embargo, y a pesar de la críticas, ha conseguido recaudar 231 millones de dólares. Ya se anunció en Estados Unidos la venta de su edición en Blu-Ray con cien minutos adicionales en los que se podrán ver escenas no proyectadas en las salas de cine. Incluirá un guion, compuesto por 36 páginas, que contiene material fotográfico y bocetos de la grabación.

Los piratas más famosos del Caribe retoman sus orígenes

Opinión Texto:

Muchas éramos las personas que esperábamos con ansias ver en la gran patalla a Johnny Depp caracterizado como Jack Sparrow. Después del fiasco que supuso la cuarta película, nuestras esperanzas de que la nueva aventura fuese un éxito ya solo podían ir hacia arriba. Y así fue. Parece que los seis años de espera por este largometraje han merecido la pena.

Este filme ha sido un soplo de aire fresco para la franquicia. Disney prefirió cambiarlo todo, incluyendo a los directores, para volver a enamorar a los seguidores. En la cinta es notable la entrada de nuevos personajes que juegan una especie de relevo generacional dentro de la historia. Estos personajes son Carina Smith (Kaya Scodelario) y Henry Turner (Brenton Twhaites). Sin embargo, desde mi punto de vista, todavía les queda mucho camino para llegar al nivel de Will Turner y Elizabeth Swann. Quizás habría que dejar que se desarrollen un poco más en futuras entregas.

La venganza de Salazar está llena de cambios


El deseo por parte de Disney de volver a enganchar a los espectadores es tan grande que ha cambiado una gran parte del elenco. Incluso las personas que trabajan detrás y que no salen en pantalla también han sido víctimas de los cambios por parte de la productora. Tal es el caso de los directores noruegos Joachim Rønning y Espen Sandberg, además del compositor Geoff Zanelli, quien colabora con Hans Zimmer.

La mano de estas tres piezas fundamentales es muy notable en la cinta. En el caso de los directores, se observan algunas tomas y escenas diferentes a los que nos tiene acostumbrado la saga, la forma de mostrar la película es en algunos casos hasta novedosa. La música siempre ha jugado un papel fundamental en estas películas, me atrevería a decir que el más importante. Continúa transmitiendo mucha fuerza y energía al espectador. Aunque, en esta entrega, sufre unas pequeñas modificaciones pero sin perder su esencia original.

Y hablando de música, en esta nueva aventura aparece el tío de Jack, realizando una breve aparición, quien no es nada menos que Paul McCartney. Con la tontería, Jack Sparrow procede de una familia de artistas: su padre Keith Richards (guitarrista de los Rolling Stones) y su tío Paul McCartney (cantante del grupo The Beatles).

Javier Bardem no convence demasiado


Uno de los puntos flojos del largometraje es el villano, interpretado por el actor español Javier Bardem. Y es que es muy difícil superar al maestro, Davy Jones. El trabajo de Bardem como el capitán Salazar, deja mucho que desear. Está tan obsesionado con alcanzar su objetivo que eso le debilita, no deja ver todo su potencial como malvado y todo lo que es capaz de hacer.

Otra carencia que tiene, a pesar de ser el filme de menor duración dentro de la saga, es que algunas escenas son demasiado extensas, sobre todo en la segunda mitad de la cinta. Este hecho cansa al espectador y cae en errores similares que se produjeron en En Mareas Misteriosas. El fallo está en que la película empieza con tanta fuerza, tanta acción y es tan impresionante que luego esa potencia en el arranque disminuye progresivamente.

Un final inmejorable


Los directores acertaron en darle el final que le dieron a su creación. Dicho cierre refleja perfectamente uno de los objetivos de la película, ese relevo generacional anteriormente mencionado. Yo, que crecí con la trilogía original, puedo decir que me emocioné con esta última secuencia. El comienzo y el final son los puntos fuertes.

En definitiva, Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar ha vuelto a reenganchar a los más fanáticos. La inmejorable calidad de los efectos especiales también ayudó bastante. Se asemeja mucho a la trilogía original. Sin embargo, no llega al nivel de estas. Aunque ha perdido algo de la esencia que caracterizaba a las primeras películas dirigidas por Gore Verbinski, y esto se nota en alguno de sus personajes, si es verdad  que vuelve a generar un halo de esperanza en una saga que se creía muerta. Despierta las ganas de que hayan próximas entregas.

¡Ah, se me olvidaba! Si todavía no la has visto y de verdad te gustan estas películas espera a que terminen los títulos de crédito del final porque, ¡te espera una sorpresa!

Se merece un 7, 5.

‘La momia’, una mezcla de géneros

Opinión Texto:

La momia (The Mummy),  dirigida por Alex Kurtzman (Así somos), es una película con bandera americana clasificada dentro de la categoría de aventura fantástica. Estrenada en las carteleras españolas, el pasado 9 de junio,  inaugura una saga, dentro de un proyecto de  The Universal Pictures, que ha sido bautizado como The Dark Universe, en el que la empresa aspira a revivir a los más conocidos monstruos de la gran pantalla (como ya lo hace Marvel con sus superhéroes).  La idea original, de esta primera entrega de  horror, data de 1999 en la que Brendan Fraser fue el protagonista.

Esta momificada versión es una mezcla entre el Thriller de Michael Jackson, Un hombre lobo americano en Londres de John David Landis Guerra mundial Z que dirigió Marc Foster y la saga de  Indiana Jones o Parque jurásico , entre otrasEl guion no ofrece ninguna novedad porque la historia da la sensación de haber sido ya contada, y no en una, sino en varias películas.

Variety, el semanario estadounidense que se dedica al ámbito del entretenimiento, comentó que es exagerado encontrar en los créditos al escritor y productor Jon Spaihts (Prometheus, 2012; Passengers, 2016…), a la actriz y guionista Jenny Lumet ( La boda de Rachel, 2008; La trampa de la muerte, 1982…), al propio director Alex Kurtzman (Salvation, serie de TV en 2017) y en los créditos del guion al cineasta  David Koepp (Misión imposible, 1996; Parque jurásico, 1993…), al productor, director y escritor Christopher McQuarrie (Misión imposible: Nación secreta2015; Al filo del mañana, 2014…) o al actor, escritor y director Dylan Kussman, (Vital signs, Serie de TV, 2016; El proyecto Salience, 2014…), que como dicen ellos, “es demasiada gente para una sola ficción”. Justificando así la poca consistencia de la narración.

Presente y futuro del proyecto


Este filme cuenta dentro de su reparto con Tom Cruise como Nick Morton (Oblivion, Misión imposible…), Russell Crowe que interpreta al Dr. Henry Jekyell   (Una mente maravillosa, Los miserables, Robin Hood…), Annabelle Wallis en el papel de Jenny Halsey (Annabelle, Steel Trap…), Sofia Boutella que da vida a Ahmanet/The Mummy (Star Trek: Más allá, Kingsman…) y Jake Johnson en la identidad del Sargento Vail  (Jurassic World, Malditos vecinos...), entre otros.

Universal Pictures presentó esta idea a través de imágenes ambientadas con música de Danny Elfman. La productora sorprendió con el tráiler de The Dark Universe. Un vídeo en el que resumió las futuras entregas de los míticos seres de terror en las que Rusell  Crowe será el que hilará las diferentes historias que conformarán el conjunto de cintas.  Prodigium es una misteriosa organización que se encarga de estudiar la manera de destruir a estos entes terroríficos que amenazan nuestro mundo.

En próximos estrenos de esta saga, Javier Bardem (Frankestein…) y Johnny Depp (El hombre invisible…)  serán protagonistas. Donna Langley, presidenta de Universal Pictures, dijo que “nos enorgullecemos enormemente de la creatividad y la pasión que ha inspirado la nueva versión de estos monstruos icónicos de Universal y prometemos a los espectadores que iremos expandiendo esta serie de forma estratégica”.

El 14 de febrero de 2019 está anunciado el lanzamiento de la segunda propuesta de The Dark Universe: La novia de Frankestein que dirigirá Bill Condon (La saga Crepúsculo: Amanecer, La bella y la bestia…). Y para completar este conjunto de clásicos, de la fábrica Universal, faltaría sumar al proyecto las historias de Drácula, Van Helsing, El hombre lobo, La criatura de la Laguna Negra y El fantasma de la ópera. Los próximos remakes deben ofrecer más originalidad y se deben centrar los esfuerzos en no repetir escenas que ubiquen al espectador en otras películas o vídeos  ya conocidos, para conseguir que estas tengan una identidad propia.

‘La cura del bienestar’

Opinión Texto:

Los largometrajes extraños o con una trama complicada son cada vez más inusuales en los cines. La cura del bienestar forma parte de este tipo de  películas, una grabación de la mano de Gore Verbinski que deja atrás lo comercial para adentrarse en un público bastante específico. La película de terror psicológico protagonizada por  Dane DeHaan, Mia Goth y Jason Isaacs, se sumerge en una historia enrevesada que tiene lugar en un balneario de descanso en los Alpes Suizos. Allí es enviado Lockhart, un estúpido ejecutivo estadounidense en busca de su jefe. Cuando llega, se da cuenta de que el centro está repleto de misterios y decide investigar, dándose cuenta de que el director esconde otras pretensiones.

Con la llegada del directivo al lugar, empiezan a sucederse una serie de acontecimientos que seducen la atención del público, enredándolo en su juego. Mientras la película avanza, se crea mayor tensión, instando a los espectadores a descubrir la verdad. El final, esperado a la par que decepcionante, echa por tierra lo anterior y descubre un desenlace simple que deja con mal sabor de boca.

“La grabación es impecable, con muy buenas escenas grabadas desde perspectivas que parecen imposibles”


A priori se trata de una idea diferente, nunca antes proyectada en la gran pantalla, pero a medida que va avanzando el filme descubrimos que existen paralelismos con títulos anteriores como Shutter Island o El resplandor. Son estas inspiraciones y el misterio, los que mantienen al espectador enganchado durante las dos horas y media de duración. En el largometraje aparecen anguilas, unas criaturas peculiares que marcarán el desarrollo, estas son introducidas en los pacientes del spa con fines perversos.

La grabación es impecable, con muy buenas escenas grabadas desde perspectivas que parecen imposibles y que dejan al público encantado. La calidad de imagen y del reparto, ayuda a hacer de esta una película para recordar. El escenario elegido (los Alpes suizos) es único a la vez de particular. Por último, los efectos especiales, muy poco utilizados, son de pésima calidad.

Se trata de una película no apta para todos los públicos por su aparente complejidad, con escenas algo bruscas que rozan lo gore y otras magníficas por su eficiencia visual e intención que introducen al espectador en un estado de miedo e intriga. En su totalidad es una buena película que es capaz de mantener la atención del espectador pese a su larga duración. Lo peor es su final, un desenlace mal ejecutado y nada original.

La serie del verano: ‘Glow’

Opinión Texto:

Glow es la nueva apuesta de verano de Netflix, una tragicomedia que sitúa al espectador en los años 80, en la ciudad de Los Ángeles, donde varias muejres inadaptadas se convierten en protagonistas de la lucha libre. Todo empieza con Ruth (Alison Brie), una joven que acude a un casting en un gimnasio muy peculiar.

La serie gira en torno a la vida de las protagonistas y aunque durante sus diez capítulos solo se pueden ver resquicios de su pasado, debido a sus actuaciones y conversaciones, nos percatamos de que todas ellas han tocado fondo y el destino las ha unido para salir adelante mediante la lucha libre.

Cabe destacar que en la década de los ochenta del siglo XX hubo un grupo en Estado Unidos denominado Gorgeous Ladies of Wrestling (GLOW) fue creado para mostrar al público que las mujeres también se dedican a esta actividad. Glow fue filmado en un programa de televisión que duró cinco temporadas y tuvo mucho éxito. Por lo tanto, la serie se basa en hechos reales y lo condimenta con mucha purpurina, drogas y estereotipos. El proceso de aprendizaje, las llaves, el nivel básico de la lucha libre está presente en la serie pero ni de lejos se pretende dar al consumidor un espectáculo que puede encontrarse en el canal de deportes.

“La lucha, los entrenamientos, se combinan con melodramas personales y conflictos de grupo”


Se muestra la lucha libre como un espacio donde interpretar y entretener, sin que los aficionados lo noten. Además la lucha, los entrenamientos, se combinan con melodramas personales y conflictos de grupo que, aunque en ocasiones, parezcan absurdos, son un hilo conductor maravilloso porque emocionan y reivindican.

En Glow, el género, la amistad, la sororidad y los temas sociales como el racismo, el aborto, las apariencias, la sexualización, la pobreza y la hipocresía de un sector social conservador, que paga para limpiar sus conciencias ante los problemas anteriores, se presentan de forma contundente y satírica en el cuadrilátero.

La propia Alison Brie definió su nuevo trabajo como “una serie sobre mujeres labrándose su propio camino y descubriendo su propio cuerpo y sus posibilidades. La lucha libre es un vehículo para que se puedan sentir más fuertes y poderosas en lugar de la sobre sexualización enfocada en los hombres que es habitual en la televisión”. Está claro que la diversidad es uno los puntos fuertes de Glow y aunque en algunas partes el tinte humorístico recuerde a la serie Orange is the new black, ha logrado su independencia.

“Pantalones de tiro alto y luces de neón son un signo distintivo de esta producción”


Visualmente, las gamas de colores, los vestuarios y la banda sonora están perfectamente adaptadas a la época: pantalones de tiro alto y las luces de neón ya son un signo distintivo de esta producción. La historia del país y que, por lo tanto, nos conecta con los años ochenta también queda muy bien representada a través del enfrentamiento de la Unión Soviética (Alison Brie) y Estados Unidos (Betty Gilpin) en el ring. Un claro guiño a la Guerra Fría.

El estilo cinematográfico del momento y el impacto de obras como Regreso al futuro tienen su momento de gloria en pantalla gracias al personaje de Sam Sylvia (Marc Maron), director de cine frustrado que dirige el espectáculo a cambio de que produzcan su nueva película.

En su conjunto, es una serie es divertida, amena, y además de ese toque irónico y picante, es emocionante. Un entretenimiento más que acertado para este verano.

 

Eutanasia y dignidad

Opinión Texto:

A veces es desalentador comprobar que en este país la sociedad va por un lado y el Estado por otro. A lo largo de las dos últimas décadas, hemos tenido la oportunidad de legislar la muerte digna muchas veces, pero tristemente nunca se han atendido correctamente las demandas de los ciudadanos en un aspecto tan crucial. No es hasta que se convierte en un asunto mediático, cuando nos ponemos dubitativos y reflexionamos sobre la necesidad de una ley que regule los últimos días de los enfermos terminales.

Estos días ha salido a la luz el caso de José Antonio Arrabal, diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa. Él quería poner fin a su vida y acabar con su sufrimiento. Morir en paz, sin dolor y, por supuesto, con dignidad. En España quizá el caso más relevante, y que más controversia suscitó, fue el del gallego Ramón Sampedro, llevado al cine en la película Mar Adentro, que luchó durante más de media vida para que le dejasen morir tranquilo. Y para que aquellos que le fuesen a ayudar en su suicidio asistido no incurriesen en un delito. Porque sí, ayudar en España a un tetrapléjico a morir dignamente es un delito penado con entre dos y diez años de cárcel.

Existen algunas organizaciones que desempeñan la labor que las instituciones no proporcionan a los pacientes terminales, como la Asociación Derecho a Morir Dignamente, que funciona gracias a la labor de muchos voluntarios que acompañan a los enfermos en sus últimas horas de vida y se encargan de llevar a cabo sus últimas voluntades. La labor de esta entidad es encomiable, aunque ojalá tenga que desaparecer pronto. Eso significará que el Estado ha proporcionado los mecanismos necesarios para que ningún enfermo terminal tenga que recurrir a vacíos legales y se vea obligado a preparar brebajes hechos con medicamentos que cualquier persona podría comprar en la farmacia.

Debemos ser conscientes de la urgencia de una Ley de Eutanasia. Hay una deuda con la sociedad que debe ser saldada lo antes posible. Pongamos los medios necesarios: unidades del dolor, cuidados paliativos, medicinas para facilitar al paciente una vez haya dado el paso y decida poner fin a su propia vida… Que la muerte no sea un calvario. Que no nos pesen los hábitos y las sotanas de nadie.

Un lugar llamado Parlamento

Opinión Texto:

En la calle Teobaldo Power de Santa Cruz de Tenerife hay un edificio histórico que se fusiona con una construcción moderna y en la que destaca una bonita escultura de Martín Chirino en forma de espiral. Allí, todas las semanas, nos cambia la vida. Y los canarios no parecemos prestarle demasiada atención. Durante cada cita electoral, la comunidad autónoma suele registrar los índices de participación más bajos de todo el panorama nacional. Este hecho se repite una y otra vez, siempre siete u ocho puntos por debajo de la media de participación. Nos implicamos poco, tanto en las elecciones generales como en las autonómicas.

¿Y si culpabilizamos un poco a la Ley Electoral? En nuestro Archipiélago, en las últimas tres elecciones al Parlamento, el presidente resultante no salió de la fuerza más votada. En 2007 ganó el PSOE, en 2011 el PP y en 2015, de nuevo, el PSOE. Sin embargo, la Presidencia durante estos tres mandatos la ha ostentado Coalición Canaria. En esta legislatura, además, se da la inexplicable situación de que, tras la ruptura del pacto entre CC y PSOE el pasado diciembre, el primer y el segundo partido en votos le hacen oposición al tercero. ¿Cómo no va a generar desafección? A una se le ocurren diversos motivos por lo que esto ocurre. Se puede recurrir al argumento manido de que, al ser una región ultraperiférica, quizá el ciudadano canario no se sienta atendido, atraído o interesado por lo que ocurre en las cámaras de representación para las que tiene derecho a voto. Quizá sienta que no merece la pena votar si las grandes decisiones se toman a miles de kilómetros, aunque esto carezca de sentido. En nuestra cámara se deciden cuestiones vitales y de enorme importancia.

ELECCIONES ESPAÑA CANARIAS DIFERENCIA
1977 21,17% 26,92% 5,75%
1979 31,96% 38,86% 6,90%
1982 20,03% 24% 3,97%
1986 29,51% 31,72% 2,21%
1989 30,26% 37,85% 7,59%
1993 23,56% 31,08% 7,52%
1996 22,62% 30,86% 8,24%
2000 31,29% 39,33% 8,04%
2004 24,34% 33.30% 8,96%
2008 24,68% 32,42% 7,74%
2011 31,06% 40,40% 9,34%
2015 30,33% 39,67% 9,34%
2016 33,52% 40,89% 7,37%
Fuente: Ministerio del Interior. Elaboración propia

¿Y los medios de comunicación? ¿Qué responsabilidad tienen? No ayuda que la televisión y la radio de titularidad pública le presten escasa atención a la política insularia. Quizá la falta de una buena cobertura sobre actualidad parlamentaria es deliberada. Quizá sea una decisión política. También les diré que, cuando se deciden a elaborar contenido de carácter político, resulta muy triste que su imparcialidad sea cuestionada. El Foco es un buen ejemplo de ello. Tras los escándalos de corrupción y las décadas de sometimiento por parte de RTVC a una opción política concreta, nos merecemos una tele y una radio de mayor calidad que fomente la participación de nuestros ciudadanos.

Lo cierto es que el abstencionismo galopante viene de lejos. Probablemente sea una mezcla entre la falta de confianza, la asfixiante burocratización y el resto de factores expuestos. Sospecho que nuestra idiosincrasia juega también un papel fundamental. El Sur, ya saben. Sin embargo, no podemos seguir permitiendo que el Parlamento, y lo que sucede allí, siga siendo una cosa de élites (no necesariamente económicas, que también, sino más bien intelectuales).

Aquellos que tienen la oportunidad de mejorar la desidia que genera la política entre nuestra población deberían ser conscientes de que una democracia representativa debería garantizar el acceso pleno por parte de la ciudadanía a un debate público, sano y abierto. En la era de la información digital no es difícil hacerlo. De ello depende una mejora notable de nuestra calidad democrática. Una mayor transparencia, un mayor control y un mayor conocimiento sobre aquellos que nos gobiernan no solo se torna algo necesario, sino que es imperativo. 2019 está a la vuelta de la esquina.

‘La bella y la bestia’ vuelve a enamorar

Opinión Texto:

No es ningún secreto que Disney está reciclando sus grandes clásicos y adaptándolos a la gran pantalla con personajes de carne y hueso. Ya pasó en 2015 con La Cenicienta y con El libro de la Selva en 2016.  Este año el gigante de la animación se ha propuesto traer La bella y la bestia, renovando así la versión de dibujos animados de 1991. La nueva apuesta cuenta la historia de una forma menos inocente que su antecesora, y se adapta perfectamente a los cambios que ha experimentado la sociedad en los últimos veinte años.

Sin ninguna duda, la elección de Emma Watson en el papel de Bella fue un acierto tremendo por parte de la compañía del ratón. A pesar de que era su primer trabajo para el ente, supo  bordar el papel perfectamente. Daba la sensación de que el personaje animado estuviera inspirado en Watson, cuando en realidad era al contrario. La actriz supo calcar hasta el más mínimo detalle tanto en su aspecto físico como en su personalidad. Aunque en la película vemos su faceta de cantante, algo a lo que no está acostumbrada, no decepciona.

El personaje le queda como anillo al dedo ya que ambas son dos mujeres luchadoras, inconformistas y muy inteligentes. La delicadeza y elegancia de Emma Watson ha conseguido darle mayor realismo y verosimilitud al filme. Desde que en 2011 se despidiera de su papel de Hermione Granger, en la conocidísima saga de Harry Potter, no ha parado de recibir ofertas de trabajo. De hecho estuvo a punto de interpretar a Mia en la exitosa película La, la, land, papel que acabó ganando Emma Stone.

Además de su protagonista, la producción cuenta con un elenco de prestigio. Entre ellos tenemos a Ewan McGregor (Lumière), Ian McKellen (Ding Dong), Emma Thompson (Señora Potts), Dan Stevens (Bestia/Principe Adam), Luke Evans (Gastón) y Josh Gad (Le Fou).

Una película vieja pero nueva


Esta producción tiene muchos puntos a su favor y muchas novedades. Una de las más significativas es la inclusión de nuevos personajes además de algunos de color, algo que no habíamos visto en la cinta original, ya que anteriormente todos los personajes eran blancos. También es destacable mencionar la inclusión del primer personaje homosexual en un largometraje de Disney. Este último hecho ha provocado que en países como Rusia se aumente la calificación por edad a mayores de 16 años e, incluso, la prohibición de la proyección en otros países.

Todos estos hechos hacen que la nueva variante se adapte perfectamente al canon de sociedad que tenemos hoy en día. Además, el añadido de nuevas escenas y nuevas canciones hacen que veamos a los personajes de una manera diferente y conozcamos más acerca de sus historias personales. Por poner un ejemplo, aparece una subtrama relacionada con la madre de Bella. Estos novedosos elementos enriquecen de manera notable la cinta y por eso creo que es más completa que la versión animada. Aporta algo nuevo, pero manteniendo su línea original.

En lo que a la música se refiere la cinta no ha perdido su calidad. Sigue llenándonos de emoción y transmitiéndonos los mismos sentimientos que la primera vez. Y si a esto le añadimos las canciones nuevas, podemos afirmar que la música sigue siendo el plato fuerte 26 años más tarde.

El mítico baile y la inolvidable cena


Las secuencias referentes al mítico baile entre Bella y Bestia, o la inolvidable cena de Bella en el comedor, están recreadas de una forma muy sutil y cuidada. Bill Condon ha sabido plasmar la esencia de las dos escenas más recordadas por el público, logrando que casi no distingamos la versión animada de la real.

Tanto el vestuario como la reconstrucción de los escenarios se adaptan con total armonía a la época en la que está ambientada la historia y, por ende, a la historia original. Los recursos que se usan para ambientar cada cuadro son espectaculares, al igual que en la animación. La perfección de la utilización en el  juego de colores que se muestran es otro punto más que engrandece esta versión. Todo está cuidado hasta el más mínimo detalle.

En resumen, esta nueva adaptación va a aumentar las expectativas de los espectadores. Y si creciste con la versión animada probablemente se te caiga alguna lágrima al ver a los personajes originales volviendo a cantar las piezas que hicieron grande esta cinta. Es una película muy recomendable y que agradará tanto a niños como a mayores. No tiene nada que envidiar al clásico de 1991, sino que lo mejora. Por mi parte se lleva un 8 bien merecido.

¡Oh! Moderna Navidad

Opinión Texto:

La Navidad ya es sinónimo de un centro comercial. Comprar y gastar en regalos para los niños, la familia o los amigos. La magia que envuelve a estas fechas tan señaladas ha ido desapareciendo para dar paso al consumismo exacerbado. Hay quienes no quieren verlo, atados al pasado, miles de personas recuerdan la época navideña como los momentos más felices de sus vidas. Padres que han intentado inculcar ese sentimiento un tanto onírico a sus hijos que, a su vez, son individuos nacidos y criados en el seno del derroche. ¿Dónde está la magia y quién la perdió? Fueron todos.

Cuenta la leyenda que hace años, en una época que ya casi ni se recuerda, las tiendas y las compras navideñas eran cosas de pudientes, gente acaudalada con una posición social elevada que les permitía regalar a sus seres queridos y amigos. A día de hoy comprar en occidente es la base de la Navidad, sin importar cuán poco adinerada sean las cuentas bancarias, la realidad es que la mayoría de familias se agobian y machacan por llegar a diciembre con una abultada cartera. La tradición inmaterial ahora es algo de pureza materialista. El sentimiento de amor y cariño que en teoría envuelven a estas fechas no es más que un triste reflejo plasmado en los mensajes publicitarios. Las sonrisas en televisión son análogas a los productos. Por ende, también tendrá que ser tal cual en la realidad ¿no? Es por ello que muchos regresan al hogar tarareando la canción de “vuelve a casa vuelve…” como el famoso turrón que todos han visto a través de una pantalla.

Millones de individuos salen como un rebaño de ovejas a consumir más que el año anterior y menos que el siguiente


Los anuncios son equivalentes a lo navideño, las ofertas de consumo indican que se acerca el solsticio de invierno. Aquí empieza la disyuntiva, la publicidad indica la entrada de estas fechas pero las señala casi un mes antes. A mitad de noviembre empiezan a decorar los centros comerciales, la elevada iluminación en las calles invade la vista y la televisión emite todo el batiburrillo navideño típico de cada año. El mensaje es claro: “Vete a comprar ya que se te hace tarde”. Bajo esta premisa millones de individuos salen como un rebaño de ovejas a consumir más que el año anterior y menos que el siguiente. Mientras compran, son ajenos a toda la desgracia mundial: suelo sirio reventado, miles de refugiados viviendo en condiciones paupérrimas a las puertas de Europa y un sin fin de atrocidades que intentan acallar en los informativos.

Entre la basura social tapada con un gran árbol lleno de luces y bolas brillantes, celebró España la llegada de Papá Noel. Este señor, de barba blanca y traje rojo, poco tiene que ver con las tradiciones del país pero es conocido que la globalización tiende a hacer mezcladitos culturales con tal de seguir vendiendo. El ciprés de plástico al más puro estilo americano en el salón de casa o las absurdas figuras de Santa Claus colgando por fuera de la ventana demuestran el patetismo al que han limitado lo navideño.

La noticia más escuchada de hoy será que los tres Reyes Magos de Oriente ya están preparados para su clásica cabalgata. Los niños serán los protagonistas mañana pero solo los que puedan recibir regalos. Aquellas familias que deban preocuparse más por la comida que por un juguete seguro que no acudirán al carnaval invernal que celebran en casi todas las ciudades españolas esta tarde y es que sin billetes no hay ilusión. Los que asistan, apurarán hasta el último segundo la satisfacción de las compras, gastando en las tiendas abiertas hasta las 12 de la noche. No ha habido tiempo de comprar desde noviembre, cuando comenzó el bombardeo publicitario.

Dan igual los demás, si hay dinero para gastar se gasta en uno mismo, en quedar bien con el resto, con un paquete que guarda algún elemento inútil abocado a ser guardado y olvidado. ¿Dónde está la magia de la Navidad? Se perdió. ¿Quién la perdió? La perdimos todos al comparar felicidad y bondad con obsequiar.

Foto: Alistair Redding

¡Feliz Navidad!

Opinión Texto:

El equipo de PERIODISMO ULL te desea una muy feliz Navidad. Esta iniciativa que nació en 2015 en el marco de un proyecto de Innovación Educativa con la esperanza de ser el medio informativo referente de la Universidad de La Laguna, está cada día más presente. Y esto nos llena de satisfacción y nos anima a ser cada día más exigentes. Gracias por estar ahí.

‘Rogue One’, la más innovadora

Opinión Texto:

Todo comenzó en 2012, cuando George Lucas decidió vender a The Walt Disney Company los derechos de Star Wars por cuatro mil millones de dolares. Disney ya se había hecho con los derechos de otras compañías como Pixar o Marvel. Su imperio iba creciendo poco a poco.

Cuando en 2012 la compañía compró Lucas Film muchos fans se echaron las manos a la cabeza pensando que esta decisión perjudicaría a la franquicia. La empresa del ratón anunció que produciría tres películas más que seguirían la historia original, además de otras tres ambientadas en el universo Star Wars. De esta manera habría una nueva película cada año hasta 2020.

El año pasado se estrenó el primer filme “con sello Disney” y bajó la dirección de J. J. Abrams. Siguiendo una línea cronológica este sería el episodio VII, que llevaría el titulo de El despertar de la fuerza. Muchos fieles a las películas quedaron desencantados con este nuevo trabajo, argumentando que era “una copia” del episodio original (Una nueva esperanza).

Hace una semana se estrenó Roge One, el segundo trabajo producido por Disney y primer Spin-off de la saga. Este estuvo bajo la dirección de Gareth Edwarts, conocido por dirigir la última película de Godzilla en 2014, y también contó con Felicity Jones en el papel protagonista, Diego Luna, Ben Mendelson y Mads Mikkelsen entre otros.

La historia sitúa al espectador entre el episodio III: La venganza de los Sith, y el episodio IV: Una nueva esperanza. La película cuenta que el Imperio Galáctico está construyendo un arma capaz de aniquilar planetas enteros (la famosa Estrella de la Muerte) y un grupo de espías rebeldes, con la ayuda de Jyn Erso (la hija del científico que creó el arma), tiene el encargo de robar los planos de dicha arma para entregárselos a la rebelión y así poder destruirla. La premisa es interesante y algo novedosa.

Además en la película se muestran algunas escenas de conflicto dentro del propio imperio, dejando ver al espectador que esta organización no es tan robusta y organizada como se piensa. Algo inédito hasta ahora.

A nivel técnico, tanto los efectos especiales, como la escena de la batalla se ven increíbles, me recuerda al largometraje original. Y el CGI utilizado en la historia para recrear y volver a traer a algunos personajes (no digo quienes para no hacer spoiler) es espectacular. Los exteriores también juegan un punto a favor en la película, esos paisajes que se muestran hacen que el espectador se sienta como si estuviera en la inmensidad del espacio. En este aspecto el director ha sido muy cuidadoso y ha jugado bien sus cartas, llegando incluso más allá, y enseñando al público planetas y rincones del universo nunca vistos anteriormente.

Pero este filme también tiene puntos negativos. Por ejemplo a nivel de personajes solo Jyn Erso es la que está perfectamente definida. De ella se conoce su pasado y de donde viene. Pero hay otros como Chirrut Imwe o Baze Malbus de los que apenas se sabe nada. Otro punto negativo que encuentro en la película es la falta de la música icónica de Star Wars compuesta por John Williams, debido a que no participa en el proyecto.

Desde mi punto de vista este hecho hace que algunas veces el espectador tenga la sensación de estar en otra película totalmente diferente. Aunque la cinta no siga la historia original creo que la banda sonora es clave para identificarla. Lo mismo pasa con los créditos del principio. En referencia a este aspecto, la película deja algo que desear.

Darth Vader, no es Darth Vader


Un gran punto a favor en la cinta era el regreso (después de 11 años) del antagonista por antonomasia de la saga, Darth Vader. Aunque su aparición se reduce a dos simples escenas, esos minutos en pantalla son claves para retrotraer a la nostalgia a los fanáticos clásicos. Como siempre, el papel de este personaje se mostró imponente, atemorizante y oscuro. Pero hubo algo que no terminaba de cuadrar, su voz.

Todos relacionamos a la voz de Darth Vader en castellano con Constantino Romero, lamentablemente este actor de doblaje falleció en 2013. En esta ocasión el encargado de poner voz a la versión en castellano del malvado Sith es Pedro Tena.

Sin embargo, personalmente esta opción me saca completamente del personaje y ha confirmado mi teoría de que nadie puede sustituir a Constantino Romero como Darth Vader. Creo que aunque no sea un personaje fundamental en esta historia, el director del doblaje debería haber cuidado más ese aspecto o haber buscado a  otro actor con una voz más parecida a la de Romero (más imponente y oscura) porque este personaje es un icono del universo creado por George Lucas. Y si la voz no se ajusta al personaje, este pierde fuerza.

Resultado de imagen de escena de darth vader rogue one

Aparición de Darth Vader en Rogue One. Fuente: Swagger.mx

Un final apoteósico


Sin ninguna duda lo mejor de todo el largometraje fueron los últimos quince minutos. Hacía tiempo que una película no mostraba tanta intensidad en la parte final (para mi la más nostálgica de toda la cinta). Creo que el equipo de dirección echó toda la carne en el asador para terminar de la mejor forma posible, y hacer un homenaje a a la trilogía original, y en mi opinión lo han conseguido.

En resumen, a pesar de que la película tiene algunos fallos, en general está muy bien trabajada a nivel estético y visual. Y además aporta novedad (algo que los fans reclamaban cuando se estrenó el episodio VII). Es una buena película que además conecta de una manera correcta la trilogía de las precuelas (episodios I, II y III) con la trilogía original (episodios IV, V y VI). Solo por eso merece la pena acudir al cine para verla. Le doy un 6,5.

 

 

Existe futuro en el periodismo independiente

Opinión Texto:

Gabriel García Márquez lo definió como el mejor oficio del mundo. Se trata de una labor repleta de luces y sombras, donde la polémica siempre tiene cabida y resulta imposible que el total de la población quede satisfecha con el servicio realizado. Encargado de ser la voz del pueblo, el periodismo es ese trabajo que se realiza por amor al arte de la curiosidad. Monetariamente se paga poco y mal, pero no hay suficiente dinero en el mundo que iguale esa sensación de luchar contra las injusticias con la ayuda de un lápiz y un papel.

No todo son sentimientos positivos en esta profesión, muy manchada por los lazos que le unen a ciertas empresas o instituciones. En la actualidad son pocos los periódicos que no traen consigo una avalancha de páginas para el uso de la publicidad. No solo de forma directa, donde plasman anuncios de quienes seguramente alguna vez tendrán que criticar, también existe un tipo de propaganda en el que se difunden noticias de poco interés público, pero que sirven para mejorar la imagen de una persona o colectivo.

No es sencillo luchar contra un sistema capitalista que te obliga a alienarte para sobrevivir. Si los medios de comunicación muestran dicha cercanía al poder es porque en muchos casos se ven obligados a ello para seguir produciendo. Sin ninguna fuente económica estable que les ayude a continuar, un empresario o grupo político puede aprovecharse de la situación para mantener un vinculo con los encargados de difundir hechos que puedan repercutir negativamente su imagen.

En medio de este mar de dudas nació un proyecto con la esperanza de ser la voz de una nación hablándose a sí misma, Despiertos. Un grupo de periodistas, entre los que encontramos a varios exalumnos de la ULL, han creado esta idea con el objetivo de retratar la realidad de diversos temas que, o bien han sido ocultados a la población, o no se les ha contado la verdad. El último programa presentado por este grupo fue Oro Parece, un reportaje en el que se busca dar a conocer lo que hay detrás del plátano de Canarias, el producto que más subvenciones recibe por parte de la Unión Europea y que según han conseguido acertar, la mayoría de estas ayudas económicas llega a manos de los grandes productores de dicho alimento.

David Cuesta: “Se intenta presionar al trabajador de Despiertos que no tiene estabilidad laboral”


David Cuesta, director de informativos de Mírame TV, se ha adentrado en la boca del lobo profundizando donde pocos se han atrevido. Él mismo ha asegurado que no ha sido fácil, mencionando que “se intenta presionar al trabajador de Despiertos que no tiene estabilidad laboral, haciéndole creer que no les conviene seguir en el proyecto”. La dificultad también reside en la poca información que se puede encontrar sobre el asunto del plátano canario, afirmando el entrevistado que “esto se debe a que el control de los plataneros es tan fuerte que hace que no se encuentre información ni en los medios de comunicación ni en las hemerotecas”.

Tras ver la repercusión que ha supuesto la labor de estos periodistas me he dado cuenta de que sí existe futuro para el periodismo independiente. Oro Parece consiguió que alrededor de 300 personas asistieran a su presentación en el Aguere Cultural, además de ser Trendic Topic en Twitter el día de su emisión en televisión. Se puede realizar este oficio sin depender de ningún poder fáctico, narrando los acontecimientos sin verse influenciado por nada ni nadie, anteponiendo la ética profesional por encima de los intereses personales. David Cuesta cree que una forma de hacer este periodismo es que el pueblo sea su sustento económico, “si la sociedad que está acostumbrada a pagar un euro por el periódico destinase ese dinero a un proyecto independiente, obtendrá un contenido mucho más limpio y alejado de cualquier intento de propaganda”.

Espectadores durante la presentación de Oro Parece. Foto: David Cuesta
Espectadores durante la presentación de Oro Parece. Foto: David Cuesta

Las nuevas tecnologías han supuesto un complemento ideal para esta forma de hacer periodismo. Se pueden realizar artículos o reportajes que plasmen un asunto desde el punto de vista del profesional de la comunicación que luego podrán ser valorados por el lector a través de comentarios o debates que se abren en la red. De esta forma se conoce mejor las sensaciones que causa el trabajo realizado y las distintas visiones que se puedan dar sobre temas que no tienen una verdad única.

¡Cómo nos escandalizábamos el miércoles!

Opinión Texto:

Gabrielle López es una joven anglocanaria de 27 años que reside en Kensington, uno de los barrios más exclusivos de Londres. Se dedica a la banca y es una persona profundamente religiosa. Suele moverse en los círculos más distinguidos de Gran Bretaña, calzar zapatos de más de 900 euros y bolsos que superan las cuatro cifras. Toda una esnob a ojos de un ciudadano corriente. Un tanto excéntrica y clasista, tal vez. Conservadora, seguro. Pero la realidad dista bastante de estos prejuicios. En las pasadas elecciones generales de su país, Gabrielle votó al Partido Laborista de Ed Miliband. Un partido que, en España, etiquetaríamos como progresista. ¡Menuda contradicción! Aunque su voto no haya ayudado a desplazar a los conservadores a la oposición, siente que hizo lo correcto. Al fin y al cabo, nunca ha entendido el porqué una persona puede renunciar a sus valores de la noche a la mañana.

Por eso, la joven economista se levantaba esperanzada la mañana del pasado martes 8 de noviembre. “Tenía claro que Hillary Clinton (Partido Demócrata) iba a ganar las presidenciales norteamericanas. Iba a ser la primera mujer en la historia [en convertirse en presidenta de los Estados Unidos]…”, comenta con un hilo de voz, casi entre susurros, tras el auricular del teléfono. Pero su ánimo se desvaneció nada más acceder a la versión digital de The New York Times. “Trump triumphs (Trump triunfa)”, rezaba el titular principal. Gabrielle apenas recuerda lo que hizo el resto de aquella jornada. “Estaba conmocionada, paralizada y enfadada. ¿Cómo podía haber ganado el machista y xenófobo Donald Trump (Partido Republicano)?”, expresa.

Algo que nadie parece entender


Tras la difusión de las imágenes de Trump celebrando su victoria o durante su visita a la Casa Blanca, su nuevo hogar desde el próximo 20 de enero, donde se reunió con Barack Obama, el mundo entero ha ido entendiendo que el magnate es ya el presidente americano. Y digo entendiendo, porque todavía son muchos los que se resisten a asumir los resultados.

Es verdad que Trump es un personaje provocador, arrogante, histriónico, propenso a proferir majaderías, con un aspecto que puede resultar bastante repelente. Pero, precisamente por esto, se hace más necesaria una explicación convincente de su inesperado triunfo, una interpretación algo más profunda que calificar de ignorantes e inmorales a sus votantes. No es argumento serio afirmar sencillamente que son estúpidos todos aquellos que no votan a los míos”, escribían Javier Benegas y Juan M. Blanco en un artículo publicado ayer en Vozpópuli. “(La mayoría de analistas, politólogos y periodistas) se resisten a bajar de su nube, a analizar lo sucedido prescindiendo de sus preferencias y prejuicios”, enfatizaban.

A lo largo de estos cuatro días, he podido escuchar conversaciones en cafeterías en las que sus interlocutores, escandalizados, se llevaban las manos al pecho con cierto temor en las miradas. “Estallará la III Guerra Mundial con Trump al mando del país más potente [militarmente hablando]”, decían unos. “¿Y si construye de verdad un muro en la frontera con México?”, se preguntaban otros. Si bien es cierto que no puedo aportar ninguna respuesta satisfactoria a estas cuestiones, sí que puedo traer a colación otras ideas que me han llegaban mientras esperaba mi turno en una charcutería: “Trump es muy ruidoso, pero será un buen presidente”, comentaba un señor de unos cuarenta años de edad. “¡Por supuesto! Es más, todos saldremos beneficiados… ¡Sabe de negocios!”, le respondía su esposa.

Un sinsentido


Cuando regresaba a casa, pasé por las puestas de una cervecería que está al final de mi calle. Los clientes también hablaban de Trump. “Nosotros (en referencia a los españoles) deberíamos poner un muro que nos separe de Marruecos”, mascullaban. Al parecer, el discurso del republicano ha calado en nuestra sociedad. Una sociedad que, por cierto, ha mostrado paradójicamente un rechazo feroz al ya presidente electo, definiendo sus propuestas como un sinsentido. Con todo, me pregunto si nos hemos olvidado de que muy cerca de nosotros, en Ceuta y en Melilla, existe una auténtica valla que “tiene tres metros de alto, pura concertina, un grueso alambre de púas en espiral que corre en paralelo a lo largo de los 11,5 kilómetros de la triple valla española, y va acompañada de un foso de 2,5 metros de profundidad”, tal y como podíamos leer en una pieza de El País hace unos meses. “Marruecos acaba de terminar de construir, a tan solo un puñado de metros de la alambrada melillense, su propia verja en su territorio (…) para el control de los flujos migratorios para España y Europa”. ¿Nos escandalizamos con estas informaciones, tal vez, la mitad de lo que lo hacemos con las promesas de Trump? Sí, lo sé, seguro que argumentaremos que son cosas totalmente diferentes, que es mejor no comparar.

En lo que respecta a Gabrielle, no duda que la decisión del pueblo americano ha sido democrática, pero no por ello necesariamente correcta. Aún así, no olvida que Gandhi dijo una vez: “Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio”. A nosotros, como sociedad y como humanidad, nos sigue faltando la reflexión y la humildad. En soberbia y en prejuicios ya somos expertos…


Si te apetece leer mi análisis sobre lo que nos cuenta el estilo de Melania Trump, clica en:

mel

‘Doctor Strange’

Opinión Texto:

Tras el abrumador éxito tanto de crítica como de taquilla que ha sido Capitán América: Civil War, Marvel Studios nos trae ahora la 14ª película de su universo cinematográfico: Doctor Strange, dirigida por Scott Derrickson (El Exorcismo de Emily Rose, Sinister) y protagonizada por Benedict Cumberbatch (Sherlock). Se trata de una adaptación del Hechicero Supremo de Marvel creado en 1963 por Steve Ditko.

Tras sufrir un accidente de tráfico, el Doctor Stephen Strange intenta desesperadamente hallar la forma de curar sus manos destrozadas. Cuando la medicina occidental falla, decide recurrir a métodos menos convencionales, lo que le llevará a una remoto lugar llamado Kamar-Taj. Rápidamente descubre que este no es sólo un centro de recuperación, sino también la primera línea de una batalla en contra de fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad.

La estructura de la película sigue el patrón habitual de las películas de origen de superhéroes y la historia es bastante sencilla. Pero Scott Derrickson ha conseguido dotar de mucha frescura y originalidad a la cinta al saber explotar las posibilidades tanto narrativas como visuales del personaje, dándonos un producto único.

El elenco era uno de los grandes alicientes de esta película y no decepciona en absoluto. Benedict Cumberbatch está sencillamente perfecto en el papel de Stephen Strange y al igual que hiciera Robert Downey Jr. en la ya lejana Iron Man, le ha bastado una sola película para adueñarse totalmente del personaje. Tilda Swinton también destaca en el papel de La Anciana, un personaje que originalmente era un hombre asiático y que generó mucha polémica cuando contrataron a la actriz para el papel. Viendo el resultado final, puedo decir que tomaron la decisión correcta. También hubo polémica con la contratación del actor nominado al Oscar, Chiwetel Ejioford como el Barón Mordo, personaje que originalmente era blanco y que al igual que en el caso de Swinton, ha acabado mereciendo la pena el cambio, ya que su interpretación es sólida y tiene mucha química con el actor protagonista.

Uno de los malos más solventes de Marvel Studios


Mads Mikkelsen es el encargado de interpretar al villano Kaecilius y el resultado también se puede calificar como satisfactorio, no solo a nivel interpretativo sino como personaje, ya que no estamos ante un villano al uso, pues cree que lo que está haciendo es lo correcto. Sin duda es uno de los malos más solventes de Marvel Studios, sin llegar al nivel de otros como Loki, Ultron o Zemo.

En el aspecto técnico, solo puedo usar la palabra maravilla. Lo que han hecho con esta cinta a nivel visual es algo increíble, tanto por su impecable acabado como por lo bien integrado que está en la historia. Además, es la única película en muchos años en el que el uso del 3D está justificado.

La banda sonora se suele considerar el talón de Aquiles de Marvel Studios y es algo que esta película ha logrado subsanar con notable eficiencia. El trabajo de Michael Giacchino es magnífica, con un leitmotiv muy característico y que casa perfectamente con el personaje y el estilo de la película.  Posiblemente su mejor trabajo desde Star Trek en la Oscuridad.

Doctor Strange era una apuesta arriesgada que no las tenía todas consigo, pero afortunadamente Marvel ha creado una película sólida, divertida, original y muy espectacular.

Louis Vuitton no ha sido nunca Louboutin

Opinión Texto:

Siento vergüenza por los amantes de la moda. Mejor dicho, el sentimiento de pena surge por aquellos que se hacen pasar, como si de un gran teatro se tratase, por seguidores de este arte. Uno no es fashion ni cool cuando utiliza a la industria como si fuera un vil instrumento. Nos centramos en los precios antes que en los artículos. Nos consideramos expertos, aunque sigamos pensando que Louis Vuitton y Louboutin son lo mismo. Entendemos que Primark es la nueva competencia de las grandes casas que despliegan su esplendor en las semanas de la moda del mundo. Pues no, queridos, no. La moda se ama y se siente, no solo se lleva y se paga. A veces pienso que la estupidez nos ha vuelto tontos. Puede que envidiosos sea la mejor palabra.

¿Y qué pasa con todos aquellos que nos acusan de superficiales? Para responderles, voy a permitirme el lujo de recuperar una de las citas que más me han marcado. Para los que no hayan visto El diablo viste de Prada, que sepáis que está sacada del guion de Meryl Streep en el papel de Miranda Priestly. ¡Aquí va!

Una industria poderosa


La moda mueve al año más de 1,3 billones de dólares, según un estudio de la Consultora Global Investor y publicado por Credit Suisse. En España, unos 10 millones de euros, en función de los datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. No es de extrañar, entonces, que el sector textil sea uno de los más poderosos.

Este mundo de belleza y de banalidades, como muchos de mis conocidos lo califican, es más importante de lo que, a primera vista, parece. Y no hablo de la escandalosa cantidad de dinero que maneja, sino de lo que ahora mismo estás haciendo, lector. Sí, sí, me he expresado bien. Si la moda no fuese tan importante, probablemente nadie estaría leyendo este artículo. Ni este, ni los cientos que se publican en miles de blogs. Tampoco se vendería Vogue, la cabecera por excelencia del llamado lifestyle (estilo de vida), que “tiene una audiencia de 991 000 lectores mensuales y una difusión de 101 631 ejemplares”, según informaba recientemente Yolanda Sacristán, directora de la considerada Biblia de la moda en nuestro país, al portal Infocif.

Con estos datos, no veo por ningún lado ese supuesto sentimiento de rechazo que suelo ver cuando hablo de este mundo. Además, me sigue pareciendo un atrevimiento que nos midan a todos con la misma regla. Es muy feo que te tachen de frívolo y de egocéntrico. Tampoco es agradable que te digan que solo vales el importe de tus bolsos. Pero así funciona la cosa. Quizá, no debería externalizar la culpa de lo mal que entendemos hoy a la industria textil. Quizá, debería analizar la imagen que proyecto y la forma en la que inconscientemente utilizo las prendas y los complementos. Nunca ha sido mi intención hacer sentir a alguien inferior porque no lleve un Chanel. Y esto, combinado con el papel de los seudo amantes de la moda, han generado un ambiente bastante tóxico y enfermizo.

Ilustración: Antonio Soares

‘Los siete magníficos’

Opinión Texto:

Este viernes 23 de septiembre llegó a nuestras pantallas, Los 7 magníficos, remake de la popular película del mismo nombre estrenada en 1960, la cual también era una adaptación de Los siete samuráis, película japonesa del gran Akira Kurosawa. Se trata de una historia que, de una u otra forma, muchos conocen, incluso los más pequeños puede que la conozcan gracias a la película Bichos de Pixar. Ante esta tesitura, ¿tiene sentido que vuelvan a contarnos la misma historia? Pues, a medias.

Esencialmente, la historia original se mantiene: un grupo de indeseables hostigan a un humilde pueblo de campesinos y, ante esta situación, siete mercenarios se enfrentarán a los forajidos.

No obstante, en esta versión se han hecho cambios menores pero notables, que hacen que no sea tan previsible para los que hayan visto la película original, aunque sigue siendo la mar de entretenida. Un detalle que es de agradecer, ya que muchos de los remakes de hoy en día, se limitan a clonar  en vez de aportar algo diferente. No obstante, el mérito de la cinta no es solo eso, sino que la jugada les ha salido bien.

“El corrupto Bart Bogue, interpretado por un soso Peter Sarsgaard, es un villano bastante mediocre y que no impone lo más mínimo”

El peso del film recae sobre los siete protagonistas. Los que mejor parados quedan son Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke y Vincent D’Onofrio. Son los más carismáticos, los que más minutos en pantalla tienen y cuentan con un desarrollo interesante. Los otros tres magníficos, sin llegar a destacar tanto con los ya mencionados, consiguen abrirse paso y dejar momentos memorables. El resto del reparto está correcto salvo por una excepción y que es con diferencia el gran punto negativo de la película: el villano. El corrupto Bart Bogue, interpretado por un soso Peter Sarsgaard, es un villano bastante mediocre y que no impone lo más mínimo.
A nivel técnico, no hay ningún reproche que pueda hacerle a la película. La fotografía es fantástica, los efectos, tanto visuales como sonoros son excelentes y está dirigida espléndidamente por Antoine Fuqua, quien, una vez más, demuestra que es de los mejores rodando escenas de acción del panorama actual.

“Mención especial merece la banda sonora, no solo porque sea bastante buena, sino porque es el último trabajo de James Horner, fallecido trágicamente el año pasado”

Mención especial merece la banda sonora, no solo porque sea bastante buena, sino porque es el último trabajo del extraordinario James Horner, fallecido trágicamente el año pasado y que escribió la banda sonora para la película antes incluso de que empezara el rodaje. Estamos ante un trabajo de gran calidad  y con mucha personalidad, ya que hay varios momentos en los que el inconfundible estilo de Horner sale a relucir y engrandece a la película. Es una más que digna despedida para un compositor legendario y que jamás será olvidado.

En conclusión, Los 7 Magníficos es una película emocionante e incluso en ciertos momentos, épica. Tiene ciertas carencias, desde luego, pero no ensombrecen para nada el resultado final. Un gran entretenimiento y, posiblemente, mejor que la mayoría de blockbusters que han pasado por las salas este verano.

Méliès y la magia

Opinión Texto:

Méliès no sólo representa la historia del cine, sino también la historia de la magia, la historia de los sueños. La exposición Georges Méliès la magia del cine, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, no es otra cosa sino un recorrido por el mundo de lo fantástico. A través de sus salas descubrimos al hombre de teatro que era, sus filias y fobias, y su lucha continua por fascinar a su público. Cuenta la historia de un hombre enamorado del movimiento de la imagen. Un soñador empedernido que fue capaz de visualizar el invento de los hermanos Lumière, el cinematógrafo, como algo más que una herramienta para la ciencia.

Pero para llegar a ser el hombre orquesta de la cinematografía que fue, primero tuvo que sobrevenir una serie de obstáculos. El primero de todos ellos fue su padre, quien se negaba a que consagrara su vida al arte; después, la obtención del cinematógrafo y la búsqueda del espacio apropiado para poder realizar sus producciones; más adelante, la consecución de nuevos efectos en sus películas como las sobre impresiones, sustituciones de elementos deteniendo la cámara o trampantojos sin los cuales hoy no podríamos entender el séptimo arte.

La muestra refleja cómo, cual personaje de Laura Gallego García, el padre del cine afirmó para sus adentros: “Mi destino es la magia. Si para ello he de seguir solo… muy bien. Que así sea. No necesito a nadie más. A nadie en absoluto”. Sobrevino así cada uno de ellos, cada cual de forma más astuta e ingeniosa, hasta tropezarse con algo mucho mayor que su determinación y pasión por el arte, la falta de solvencia económica.

“Poco a poco el público se fue acostumbrando al tipo de película que el cineasta francés realizaba, ya no sorprendía”


Poco a poco el público se fue acostumbrando al tipo de película que el cineasta francés realizaba, ya no sorprendía. A lo que se sumaba la competencia de otras productoras, que en muchos casos copiaban prácticamente su estilo y en otros hacían nuevas versiones de las películas del gran maestro. Todo esto llevó a Meliés a decidir dejar el mundo del cine y destruir sus más de quinientas obras.

Tener que renegar de su don fue probablemente lo más duro en la vida de Méliès. Aunque más de diez años después, gracias a un periodista que le reconoció en su nuevo trabajo como juguetero, se supo que el maestro del cine no había muerto. Así logró reencontrarse con su pasión y hacer que el mundo reconociera aquella magia que poseía: la magia del cine.

Todos a la guillotina

Opinión Texto:

Platón le da techo en su caverna a cada clase social. Todo grupo humano ha estado sentado en una cueva observando sombras negras que creían la verdad, su propia verdad. Vemos la realidad a través del prisma de las ideologías, un objeto que todo lo deforma. Los empresarios españoles son los ojos subjetivos del mercado laboral. Fundamentan las lacras del trabajo en el país, la limitación de oportunidades, la endogamia clasista y la máxima exposición del enchufismo. En las universidades españolas los alumnos viven desenfrenados entre fiestas, clases y pocas horas de sueño para amargarse en la cola del paro al obtener la titulación. Gritan, discuten y escupen sus ideales, banales o no banales pero todos sujetos a la ceguera por andar firmemente atados a las creencias. El trabajo es pues una lucha por el oportunismo y la suerte de la supervivencia.

La cuestión es cómo distinguir el horror de un futuro que entierra tanto a vagos como a prodigios. El empresario, el que decide contratar a un profesional, se guía por un currículum muchas veces aderezado con una carta de recomendación, algún contacto que tire flores sobre la persona y que cante un poco al ritmo de los favores entre buenos amigos. Ser “hijo de…” siempre ha abierto muchas puertas tanto para talentosos como a torpes. Tristemente el nivel de preparación no interviene más que en una mínima medida cuando se conoce a la persona adecuada. ¿Qué más da entonces estudiar, ir más allá de lo que te enseñan en la universidad si la clave reside en saber con quién relacionarse? Entonces dejemos morir la filosofía, la ética y la moral para ponernos a lamer traseros. El fin justificaba los medios, ¿no? Así, las clases universitarias se infectan de alumnos desmotivados que culpabilizan a los profesores de impartir una enseñanza inútil para la vida real. Esa vida que empieza tras acabar el grado, cuando se introducen en el mercado laboral. El problema, es que la vida real es esa que ya viven.

“Tanto ricos como pobres se desentienden de la labor de aprender descubriendo. Imitan, repiten y disparan…”


Mimados por las condiciones, esperan que el conocimiento útil aflore por arte de magia mientras caminan entre la futilidad de las quejas. ¿Quién es el tirano? ¿El empresario o el universitario? El que se queja, pasa, no lee, no se interesa y le pesa lo que estudia, lo hace y deshace, levantarse y lamentarse de no ser nadie. Al final, son el mismo perfil en dos puntos temporales distintos. Manuel Castells afirmaba en una entrevista para Café Refugio que existía una administración clasista de la crisis y por ende, de las oportunidades laborales. El sector socioeconómico desde el que se parte al iniciarse en el mundo del trabajo, resulta esencial a la hora de encontrar una buena oportunidad. Los buenos contactos son siempre la piedra angular que permite cobrar un buen sueldo. Una cultura elevada, poder permitirse ropa de marca y llegar a la entrevista de trabajo en un coche caro, alimentan la verdad del enchufismo. Aún así, tanto ricos como pobres se desentienden de la labor de aprender descubriendo. Imitan, repiten y disparan comiéndose en la lucha por subir un poco más en el escalafón social. Parecemos gritar “¡yo soy diferente!” a cada acto, dentro de un teatro de marionetas movidas por los mismos hilos.

La guillotina fue conveniente durante la revolución francesa de 1789 pero si ahora quieren un cambio, cortar cabezas es solo la forma de morir todos: “Ojo por ojo y todos acabaremos ciegos”. Ni el propietario de una empresa por aceptar a su sobrino sin estudios de gerente es menos culpable que el estudiante que se niega a prepararse porque la educación es mala y el mundo oportunista. Es el dilema de acabar arraigados a la globalización del pensamiento, aceptar lo que se espera del futuro y negarse la posibilidad de ser contraproducente para el sistema. Las personas están hartas y sobreviven en un planeta caníbal en constante guerra vacía. Es la controversia de capitalizar las ideologías, de que se vendan banderas comunistas en las tiendas capitalistas y ponerle a Nietzsche melodía.

Esta generación parece llegar al nihil, subiendo fotos de El Anticristo a Facebook durante el día y a ritmo de reguetón cuando cae el sol.

Adoptar en vez de comprar

Opinión Texto:

El maltrato animal es un tema que últimamente está muy de moda. ¿Por qué? La respuesta es tan sencilla como realista (aunque resulte cruel): los seres humanos nos creemos dueños de todo cuanto nos rodea y, parece, nos da el derecho de hacer con el resto de seres vivos lo que nos plazca. Escuchamos decenas de casos en los que personas inconscientes, torturan, mutilan o abusan de animales. Por otra parte, un estudio realizado desde 2013 hasta ahora revela que se abandona una media de 142 mil perros y gatos cada año.

Llegan las Navidades, los cumpleaños, las reconciliaciones, los aniversarios… y no hay nada que nos haga quedar mejor que regalar un tierno y dulce cachorro. Nos suelen llamar más la atención las razas, el pedigrí, el qué dirán cuando lo saque de paseo, pero no pensamos en lo que va a costar su mantenimiento y los cuidados específicos que va a requerir, en el espacio que va a ocupar cuando crezca (porque la mayoría de personas tienen la absurda idea de que van a ser crías para siempre), en el carácter que puede desarrollar… Al principio no molesta, pero luego llega el abandono y nos repetimos una y otra vez que lo que estamos haciendo es lo correcto. Y nos sentimos bien con nosotros mismos.

La consecuencia de estas decisiones se encuentra en los albergues y refugios que no dan abasto, en los hocicos de los peludos que se encuentran encerrados esperando una vida mejor mientras ven la suya pasar entre cuatro paredes o, lo que es peor, la pierden tras sufrir un accidente callejero.

Y si nosotros somos los que generamos el problema, también podemos frenarlo. La solución es tan fácil como adoptar en vez de comprar.

El secreto del éxito

Opinión Texto:

Hace tres años, cuando el verano comenzaba a inundar de planes los corazones de los estudiantes, yo, como tantos otros, atravesaba una época de dudas, una etapa de desasosiego, una fase de existencialismo primario que devoraba y revolvía las entrañas. Los titubeos, las incertidumbres, los miedos… eran una constante. Rumores sordos enredados en el cerebro que ensartaban con gusto mi corazón: ¿Y ahora qué? Ha llegado el momento ¿Cómo ha llegado tan pronto? Pero ha llegado. Tienes 18 años y una vida entera por descubrir. Tienes 18 años… ¿Por dónde quieres empezar?

La idea de dedicar mi existencia a una única profesión me resultaba un tanto dolorosa. Era como un beso amargo, una manzana envenenada que casi todos estamos obligados a morder. La vida es tan corta y todo tan amplio… ¿Quién construyó tantos caminos para solo ser fantasía de nuestro pasar? ¿Por qué tanta belleza si nadie puede contemplarla? ¿Por qué tantos kilómetros para tan pocos años?

Me resultaba escalofriante no poder abarcar las posibilidades del mundo. Porque cada profesión tiene algo, ese algo que la hace especial. Qué extraordinaria materia la medicina, la música, la literatura, la psicología o las matemáticas. Todas escritas en verso, todas hilvanadas por la poesía del saber…

Quién no quisiera ser mar y bailar con las olas. Quién no quisiera ser tierra y alimentar vidas nuevas. Quién no quisiera ser fuego  y rugir en sus llamas. Quién no quisiera ser aire y volar en sus rachas…

Pero es inútil consumirse en absurdas aspiraciones. La omnipotencia, muy a nuestro pesar, solo es fruto de la fantasía.

“Nada que no se ame podrá ser construido con eficiencia”


Así que si hay algo que he aprendido es estos tres años es que no hay mejores ni peores salidas, ni mejores ni peores carreras. El secreto del éxito está en amar lo que se hace. Nada que no se ame podrá ser construido con eficiencia.

No hay más. Así de simple es la verdad. La vida no está para recrearla en la cabeza, sino para saborearla hasta las entrañas. Sed fieles a lo que exprima vuestras almas, a lo que os deje sin aliento y alargue vuestras alas. Buscad a la vida. Buscad sentirla, amarla y hasta odiarla.

No somos tierra, no somos agua, no somos aire y no somos fuego. Solo nos queda ser nosotros y amar lo que hagamos.

Entonces, y sólo entonces, el lugar que el tiempo decida darnos, será nuestro hogar.

Un barrio de dos ruedas

Opinión Texto:

Salía ayer de mi casa, en el barrio de La Salud en Santa Cruz de Tenerife, cuando vi a unos padres con su hijo. No tendrían más de veinticinco años y se disponían a estrenar un regalo que le habían hecho. El niño todavía no era capaz de hablar con soltura ni de andar con agilidad, pero trataba de subirse a una minimoto de gasolina. Ese era el regalo que iba a estrenar. El padre le ayudó a subir al diminuto artefacto porque el pequeño era incapaz de hacerlo por sí mismo. Enseguida se cayó. No podía sostenerse. Repitió el proceso una y otra vez, incansable, mientras el progenitor insistía en lo importante que sería para su futuro saber montar en moto.

Me sorprendió la escena. Hay quienes ignoran que la infancia es la etapa en la que más dúctil es la personalidad del sujeto. En ella aprendemos los hábitos, prejuicios, manías… que nos acompañarán toda la vida. Además, no se desarrollarán las mismas capacidades en una casa en donde se vea telebasura de forma continua frente a otra que fomente actividades relacionadas con la cultura o el arte. Así de simple.

El origen social de las familias marca las probabilidades de éxito en la vida laboral de los jóvenes. En La Salud, por ejemplo, más de dos tercios de la población mayor de dieciséis años poseía en 2014 un nivel de estudios igual o inferior a la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Concretamente, según el Ayuntamiento capitalino, 7.833 personas de un total de 11.749.

En este escenario es difícil que los padres sean capaces de orientar a sus hijos hacia una formación superior. Casi con total seguridad, la mayoría de los niños educados en esta clase de familias no llegará a acceder a una educación universitaria. Y si alguno lo consigue, le habrá costado un esfuerzo titánico. Por otro lado, a la hora de acceder al mercado laboral les será mucho más complejo que a otros con un origen sociocultural más alto. Eso sí, en mi barrio de moteros las dos ruedas son una salida…

Palabras muertas

Opinión Texto:

Recuerdo aquella época en la que los granos tenían conquistado cada centímetro de mi rostro. Recuerdo también que todas las mañanas me despertaba con la esperanza ingenua e infantil de que por arte de magia ya no estuviesen allí. Sí, que algo los hubiese hecho desaparecer. No importaba el cómo, no haría preguntas, no investigaría el milagro. Solamente sonreiría y recuperaría un poco de autoestima. Por supuesto  el milagro nunca ocurrió, fue la ciencia y un costoso tratamiento lo que derribó los muros de mis colonialistas y los desterró para siempre.

Imagino que todos hemos pasado por una época similar, algunos más que otros. Aunque siempre hay un 2 % de población que nace de pie y que nunca recibe la visita de esos enormes extraterrestres encarnados. Pero bueno, la lotería siempre toca, aunque nunca sea a uno.

Por aquel entonces mi remedio contra esos malvados bultos que se habían empeñado en maltratarme la piel era el maquillaje. Pero claro, ahora es cuando me doy cuenta de que el maquillaje nunca tuvo capacidad alguna para ser solución. Tres kilos de base en la cara no eliminan, reducen siquiera, el volumen de los cráteres supurantes. Ocurre lo mismo en el ámbito lingüístico, y aquí es a donde quiero llegar, a analizar un fenómeno mezquino, una epidemia que se oculta, que encubre su naturaleza espuria entre la contaminación, entre el paro y los desahucios, entre los fondos buitres,  entre el despido libre y la desidia a los servicios públicos. Sí, hablo del eufemismo, de ese lenguaje políticamente correcto que desvirtúa y adorna verdades. Sí, hablo del eufemismo, y no puedo evitar que me hierva la sangre.

“Lo que antaño se reivindicaba como embargo ahora se disfraza de activo adjudicado”


Estamos asistiendo a uno de los escenarios más ridículos, negros y miserables creados por el ser humano: la usurpación del lenguaje a la población y el fusilamiento de sus derechos inviolables a recibir información decodificable. Y así, lo que antaño se reivindicaba como embargo ahora se disfraza de activo adjudicado. Lo que no hace mucho se consideraba crisis ha bajado de rango, ya no es tan preocupante, ahora sólo es una desaceleración. Tampoco importan los pobres, que ya sólo son desfavorecidos, aunque cada día tengan menos que llevarse a la boca. Ni tampoco las pérdidas, rebautizadas por gracia del Gobierno en crecimientos negativos. Oye, que al fin y al cabo, hablamos de crecimiento ¿no? Bueno y para qué preocuparnos por la ruina, si sólo es falta de liquidez, o por esas situaciones que afectan más a los pobres que a los ricos, si sólo es un impacto asimétrico de la crisis. Desde luego, España, ¡qué alarmista! Porque no estamos en recesión, sino en un período de ajuste económico  y ya no se despide a nadie, se desvincula de la empresa y listo.

Aceptar los eufemismos del poder significa aceptar ideas manipuladas, significa aceptar verdades manoseadas, significa aceptar mentiras, mentiras y sólo mentiras. Pero aquí estamos nosotros, envueltos en cobardía y desgana. ¿Hablaría la historia de revoluciones si individuos dóciles y temerosos como los de ahora hubiesen sido los encargados de liderar el cambio? Preferiría no comprobarlo.

Preferiría no comprobarlo porque asentimos como vegetales a tal descaro y desfachatez. Porque mientras no sea uno el desvinculado, optaremos siempre por cerrar los ojos y olvidar que el Mundo se llena de desfavorecidos que agonizan en hambre o que simplemente mueren por ella. Me pregunto si habrá eufemismo capaz de maquillar esta última verdad.

También me pregunto qué hace la gente cuando lee un artículo como este. Lo ojean y pasan página como si lo anterior hubiese sido un vómito de palabras sueltas y sin sentido; lo leen, suspiran y reflexionan; o simplemente no lo leen o no les interesan las malas noticias. Bastantes tienen ya. La verdad, no lo sé. Mientras tanto continuaremos en un país en donde a las cosas ya no se las llama por su nombre. Continuaremos en un país donde no hay engaño por parte de bancos y cajas, sino falta de visibilidad financiera; donde no hay despidos sin coste para el empresario, sino flexibilidad en los despidos; un país en el que tampoco hay subidas de impuestos, ni recortes en el gasto público, no. Es un país que calma los mercados. Y eso nos basta.

Creo que mi maquillaje disimulaba mejor mis granos, que estas expresiones sus intenciones. Pero bueno, mejor continuar calladitos mientras asaltan el lenguaje y fabrican la información. Sin protestar, sin hablar, sin respirar. Rebuznarán algunos si acaso. Eso sí, bajito.

 

 

 

 

 

Quiero ser crossfitera

Opinión Texto:

En el box de Crossfit TNF se está bien. Las primeras palabras del entrenador enganchan: “Si eres masoquista volverás”. Desde el primer al último ejercicio la adrenalina recorre tu cuerpo mientras el tiempo del crono pasa. El ritmo cardiaco aumenta, la respiración está agitada. No puedes más. Saltar el cajón o hacer una flexión se hace imposible. En ese momento llega un compañero que no conoces de nada y te anima. Hace que creas en ti y en tus posibilidades. La gran familia que se forma no es un simple rumor. Todos somos iguales. No importa la edad, la forma física o el género. En el crossfit la mujer no es el sexo débil.

A simple vista veinte minutos de cronometro no parecen tanto. Muchos deportistas entrenan durante horas, pero hacer el máximo de rondas posibles de una rutina en este tiempo es duro. No es solo cuestión de forma física. Sin el apoyo de los que están sufriendo a tu lado y una mentalidad positiva te rendirías mucho antes.

Las ganas de mejorar día a día y la capacidad de superación son una parte esencial. Sientes la necesidad de volver al día siguiente y hacer lo que el anterior no pudiste. Acabas destruida físicamente, las agujetas son insoportables. Estás acostada en el suelo, agotada, dolorida y en silencio gritas: “¡Lo hice, lo hice!”. A partir de ese momento sientes que puedes con todo, que nada ni nadie puede pararte. Cualquier obstáculo será un reto que querrás afrontar. La felicidad te invade y te percatas de que crossfitera es lo que quieres ser.

Y dejas atrás los comentarios malos que algunos hacen sobre el crossfit. Y probamos sus múltiples beneficios: físicos y psicológicos, como la seguridad en ti misma. Además, cuentas con el respeto y apoyo de la comunidad crossfitera. ¡Me apunto!

Go to Top