Daily archive

agosto 06, 2017

El rey del vallenato

Cultura / Ocio Texto:

Con cuarenta y cinco minutos de retraso y algo de impaciencia en el ambiente, los primeros fans de Carlos Vives comenzaron a acceder al anexo del Estadio Antonio Domínguez de Arona. La tardanza en la apertura de puertas no afectó al espectáculo, pues según lo previsto, a las 21.00 horas dio comienzo La fiesta de todos.  Con el sol aún en el cielo, la banda formada por un total de once músicos inundó el decorado con tres pantallas (dos pequeñas y una central). Los asistentes entraron pronto en calor y al ver una bicicleta como atrezo comenzaron a chillar, conocedores de que el tema que el colombiano tiene con Shakira iba a ser el primero en sonar.  Y así fue…

Vestido completamente de negro, Vives hizo su aparición en el escenario, por el que no paró de bailar y saltar durante las casi dos horas de concierto. Ahí llego yo y La cañaguatera fueron las siguientes melodías que resonaron en el recinto. “En Las Palmas bailaron y cantaron increíble”, chinchó el artista, que consiguió despertar a todos los presentes, si es que aún quedaba alguno que no estuviera moviendo las caderas.  

Uno de los pocos momentos en los que Carlos Vives estuvo quieto fue para interpretar Hijo del vallenato. Lo hizo acompañado de su curiosa guitarra recubierta de purpurina plateada. Luego, con algunos problemas de sonido que hicieron que la vocalización del cantante no se entendiera a la perfección, le tocó el turno a La gota fría, Ella es mi fiesta y Fruta fresca. 

“Han pasado unos años desde que vine por primera vez. Veo caras nuevas”, dijo el colombiano haciendo referencia a las distintas generaciones que ocupaban el césped. En el mar de sus ojos el protagonismo recayó sobre los músicos y coristas quienes salieron a bailar al escenario.

Con la letra plasmada en la pantalla central como si de un karaoke se tratase, comenzó a sonar Al filo de tu amor. Un momento que el artista aprovechó para apoyarse sobre el hombro de su acordeonista, pues el cansancio, después de tanto baile, comenzaba a notarse.

Con la noche ya cerrada, el espectáculo de luces hizo acto de presencia para dar paso a Como tú. La letra estuvo acompañada de una recopilación de artistas parceros que fueron apareciendo en la pantalla como Shakira o Maluma. 

“Gracias por la hospitalidad, la amabilidad. Si me quieren invitar al carnaval, ¡vendré encantado!”


El momento de los agradecimientos llegó cuando Vives saludó a las banderas colombianas: “Me siento muy orgullosos de representarles”. También se acordó de sus vecinos de Venezuela: “Les deseo lo mejor”. Y, por supuesto, no se olvidó de los canarios: “Gracias por la hospitalidad, la amabilidad. Si me quieren invitar al carnaval, ¡vendré encantado!”. La tierra del olvido cerró el instante sentimental.

Durante todo el concierto, el cantante hizo numerosos guiños a su banda para terminar presentándolos uno a uno. Nota de amor, La foto de los dos y Volví a nacer fueron las últimas canciones.

“¡No quiero que se me acaben porque se me está acabando el concierto!”, gritó al cielo de Arona. Tras esto, las luces se apagaron y, junto a sus músicos, abandonó la escena. Sin embargo, para el público no había sido suficiente y tronó el “¡Otra!, ¡otra!…”. Carlos Vives se hizo un poco de rogar y, finalmente, volvió para interpretar de nuevo Robarte un beso, El cantor de fonseca y La fantástica.

Con fuerzas para hacer el avión por el escenario, salió de nuevo a escena, esta vez montado en La bicicleta, que fue la que cerró su repertorio. “Puedo ser feliz caminando relajado en Tenerife”, cantó mientras repartía besos…

Crónica: en colaboración con Catherine Hicks

 

Mejor de alquiler

Sociedad Texto:

Canarias recibe durante los meses de verano, por mar y aire, cerca de seis millones de turistas. Una cifra que no deja de aumentar y que toma como punto de partida las diferentes crisis habidas en el norte de África así como en Oriente Próximo. Esto, sumado a los diferentes atractivos climáticos y culturales, convierte a las Islas en un territorio enormemente atractivo para el sector hotelero y extrahotelero. Sin embargo, y acuciados por la crisis, las empresas turísticas no son las únicas que se han puesto a la caza de los vereneantes: muchas familias se lanzan al alquiler vacacional como complemento a su renta.

En Tenerife y Gran Canaria se ha aumentado hasta cerca de 30 000 viviendas las destinadas a este negocio. Ello supone, según el grupo Tinsa, el incremento del diez o veinte por cierto del precio del alquiler residencial en Canarias. Si bien las raíces del conflicto han tenido su punto álgido en la ciudad de Barcelona, ya comienzan a haber algunos indicios dentro del Archipiélago. Así ocurre con los profesores que se movilizan para cubrir su plaza en Lanzarote y que lenta, pero inexorablemente, podría afectar a los estudiantes de las universidades isleñas, siendo la Universidad de La Laguna uno de los principales focos de acción del mercado inmobiliario estudiantil.

“Lo que hay que debatir es cómo lograremos gestionar el crecimiento, los límites así como los usos de este mercado”


Ricardo Jesús Díaz, profesor en Ciencias Empresariales en la Universidad de La Laguna así como experto en Comercio Exterior, advierte de cómo estas comparaciones pueden dar lugar a un esquema equívoco de la actividad turística isleña. Por un lado, destaca que “si bien Barcelona o Sevilla poseen un turismo masivo en comparación con Canarias, las Islas se caracterizan por no tener una estacionalidad turística a lo largo del año”.

Es decir, es común la imagen del turista paseando por Garachico o Adeje tanto en invierno como en verano. Además, habría que destacar la centralización de la explotación empresarial, que se reduce a un 2 % del territorio que se ubica en la zona sur mientras que en la Ciudad Condal se caracteriza por “la segmentación de la actividad turística, la cual se reparte desde el de sol y playa hasta el cultural”.

“Estas dos realidades turísticas que ahora están medio enfrentadas van a tener que convivir por una sencilla razón: porque el turista así lo ha decidido. El cliente manda”, afirma el profesor. Y es que, lejos del concepto sobre la “calidad” que se vende desde los anuncios publicitarios de hoteles de cinco estrellas, el docente aclara que este va según “las necesidades del cliente”. Además, recalca que esto “no es realmente la discusión que deberíamos de estar teniendo, sino que lo que hay que debatir es cómo lograremos gestionar el crecimiento, los límites y los usos del mercado”.

Las dos caras: el estudiante y el beneficiario


Este crecimiento todavía no ha enraizado en la parte norte de Tenerife, pero ya comienza a dar sus primeros coletazos. Es el caso de Paula Peña, procedente de Gran Canaria y estudiante de Periodismo de la ULL. En la actualidad busca alquilar un piso en el área del municipio de La Laguna para el próximo año académico junto a sus compañeras. A ellas les supone un reto encontrar una vivienda desde estas fechas: “Todos los caseros con los que he hablado están interesados en alquilar desde verano, independientemente de la duración de la estancia”.

Un paso más adelante se encuentra Bruno, que actualmente trabaja como becario en una empresa informática y busca alquilar en Santa Cruz de Tenerife. Una de las dificultades que se ha encontrado ha sido las trabas burocráticas: “En muchas ocasiones con mes de alquiler, fianza y avalista era suficiente. Sin embargo, ahora hay que añadirle un contrato indefinido o de funcionario”.

No obstante, las voces de los diferentes implicados nos ayudan a definir el marco de la acción. Pedro Hernández, hospedador y usuario de las páginas de alquiler turístico, comenta que realmente habría que plantearse cuáles son los beneficios ya que “dependiendo de las circunstancias, tampoco es tan rentable como podría parecer”.

Los datos que maneja en cada transacción son los siguientes: del importe que abona un huésped, el intermediario (la plataforma digital) recibe un 7 %. Luego, al propietario se le descuenta un 3 % en concepto de comisión de servicio. Además, el Gobierno canario se queda con un 7 % en concepto de IGIC. A pesar de ello, apuesta por una coexistencia de las propuestas turísticas, y confía en que “la propia competencia actúe como reguladora del mercado”.

Decreto sobre viviendas vacacionales


Canarias posee competencias en esta materia y ha ejercido su regulación a través de la Ley 7/1995 de Ordenación del Turismo de Canarias. En el año 2015 se publicó en el BOC (Boletín Oficial de Canarias) la última modificación del Decreto 113/2015 sobre viviendas vacacionales. Y aunque se haya recurrido a las diferentes modificaciones de la Ley, se pretende un “beneficio social de esta actividad sin que pudiera limitarse la competencia y suponer un monopolio del sector turístico”. Sin embargo, desde que en junio de 2017 se trasladara la intención de un nuevo plan de acción por parte de la ahora exconsejera María Teresa Lorenzo, aún no se ha hecho nada al respecto.

Un planteamiento que, tal y como declara tajantemente Ricardo Jesús Díaz, “solo perjudica al ciudadano canario, quien quiere tributar y pagar por su actividad empresarial pero que a su vez tiene miedo, ya que no sabe a qué atenerse”.

Nuevo método para medir la rigidez celular

Mundo Texto:

La rigidez de una célula revela muchos datos sobre su buena salud. Las cancerosas, por ejemplo, son más blandas de lo habitual, mientras que las afectadas por asma más duras. Ingenieros del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado un método simple y no invasivo para observar las propiedades elásticas de las células. Este se basa en la observación del movimiento de las células a través de un microscopio confocal estándar.

Esto supone reducir costes y esfuerzos respecto a los métodos utilizados actualmente, como los microscopios atómicos o las pinzas ópticas. Para llevarlo a cabo, el equipo de investigadores se ha basado en la Relación de Einstein. Esta ecuación permite determinar las propiedades mecánicas de un material en equilibrio al observar sus movimientos.

Pero el grupo de científicos tuvo que enfrentarse a una gran dificultad. Para que la relación pueda ser aplicada a la célula los movimientos deben ser únicamente producidos por su temperatura y no por ninguna fuerza externa. Tras un largo estudio descubrieron que observar las células durante un corto periodo de tiempo les permitía desechar las vibraciones producidas por proteínas, moléculas u otros procesos activos ajenos a la temperatura.

Ming Guo, profesor auxiliar de Ingeniería Mecánica del MIT , afirma que “esta técnica permite a los médicos y a los biólogos determinar las propiedades materiales de una célula de forma muy rápida y no invasiva”. Guo y el estudiante egresado de la misma institución Satish Kumar Gupta, han publicado sus resultados en Journal of the Mechanics and Physics of Solids.

Go to Top